¡No es no! ¡Te dije que no! ¿Qué parte no entendiste: la N o la O?

Recordemos que la Iglesia Católica es una institución reproductora del patriarcado y del modelo de familia patriarcal, ambos centrales para garantizar la continuidad del sistema capitalista. Por este motivo, no es extraño que miembros de la alta jerarquía católica culpabilicen a las mujeres de las diferentes expresiones de violencia de las cuales son víctimas (acoso sexual, violaciones, femicidios) a partir de su “_forma de vestir_”.

Las Rojas y la Juventud Socialista nos hicimos presentes en la actividad, la cual fue muy concurrida (alrededor de 1000 personas), llena de consignas y cantos. Participaron cientos de mujeres y hombres, niños, jóvenes, adultos mayores, miembros de la comunidad LGBTTI, madres que llevaron a sus hijos, abuelitas con sus nietos, estudiantes, y personas trabajadoras.

La alta concurrencia a la movilización es un reflejo del crecimiento del movimiento feminista en Costa Rica durante los últimos años, al cual se están integrando gran cantidad de nuevas activistas feministas. Además, no deja de ser llamativo que buena parte de las compañeras que hicieron parte de la organización de la marcha, también forman parte de otro proceso sumamente significativo, como es la Ruta por el Beso Diverso.

Desde Las Rojas saludamos este tipo de movilizaciones que, sin lugar a dudas, representan un avance en la organización del movimiento feminista, del cual esperamos seguir contribuyendo con nuestros esfuerzos. Por ejemplo, desde Las Rojas a inicios del año emitimos un llamado político para realizar un Encuentro de Mujeres Universitarias (EMU), teniendo como eje la problemática del acoso y hostigamiento sexual en las universidades estatales, mismo que fue acogido satisfactoriamente por decenas de valiosas activistas de la UCR, la UNA y otras universidades, y del cual esperamos que surja un espacio de organización independiente y con _“vida propia_”, que sirva como una herramienta para defender los derechos de las mujeres.

Por ello, reiteramos nuestro llamado a todo el activismo estudiantil y feminista universitario, para que participe en el EMU el próximo 19 y 20 de agosto en el Auditorio de la Ciudad de la Investigación de la UCR desde la 9 am. Sin lugar a dudas, el EMU puede convertirse en un punto de reorganización del movimiento feminista universitario, que progresivamente alcance una mayor proyección política nacional.

Y es que además de la lucha contra el acoso y el hostigamiento sexual, la agenda feminista nacional tiene grandes peleas que librar, como los derechos reproductivos de la mujer (es el caso de la Fertilización in Vitro) e, incluso, el carácter laico del Estado como medida democrática para contrarrestar la influencia de la Iglesia Católica y otros sectores conservadores, en la educación y salud pública.

Las Rojas contra el Patriarcado
16 de agosto de 2011
San José, Costa Rica

_________________________________________________________

COMUNICADO DE PRENSA SOBRE LA REALIZACIÓN DE LA MARCHA DE LAS PUTAS

Las personas proponentes de la Marcha de las Putas a la tica queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento a todas las personas, más de 1500 mujeres y hombres, de todas las edades, que se sumaron a la acción del domingo 14 de agosto, en demanda de un alto a la violencia sexual y en repudio a las declaraciones de autoridades religiosas de la Iglesia Católica, cuyo sentido reproduce ideas revictimizadoras y opresivas contra las mujeres. Consideramos que la Marcha de las Putas cumplió con los objetivos planteados, fue una actividad que convocó a una amplia diversidad de personas bajo una demanda común: respeto a los derechos humanos de las mujeres. Se ejerció la libertad de expresión, tal y como está consagrada en el ordenamiento jurídico costarricense y en los instrumentos internacionales de derechos humanos. Fue una gran fiesta de libertad democrática.

También queremos aclarar lo siguiente:

• Consideramos falso que las declaraciones de Ulloa y Robles se dirigieran solo a las mujeres católicas que van a misa, como algunos han dicho. Siendo éste un país confesional, con la religión católica como oficial, los mandatos morales emitidos por una institución como la Iglesia Católica tienen por tanto un espacio privilegiado en medios por su carácter oficial, donde su voz como institución está más presente que muchas otras instituciones y sectores, por tanto la manifestación pública de malestar ante sus mensajes es totalmente válida y pertinente cuando creemos que es peligroso la ruta de mensajes emitidos por la Iglesia que pueden responsabilizar a las mujeres de la violencia de la que son víctimas.

• Respetamos profundamente la libertad de expresión, y aunque creemos que las expresiones de la Iglesia oficial del Estado costarricense entran en frontal conflicto con las obligaciones del Estado, claramente establecidas en la CEDAW y en la Convención de Belém do Pará; no estamos solicitando censura contra las autoridades religiosas, pero sí exigimos es claridad y compromiso en materia de los derechos humanos de las mujeres, a través de la acción del Gobierno de la República.

• Desde quienes propusimos este evento no hubo ningún interés de violencia o bien ofensa contra nadie. Nuestro objetivo, como el de la manifestaciones internacionales de las llamadas “_Marcha de las putas_” es exigir que se respete el derecho a circular libremente por lo espacios públicos sin ser violentados, independientemente de la forma de vestir y el género, así como hacer un cuestionamiento del discurso desigual y discriminatorio sobre los roles de género.

• Subrayamos que esta manifestación internacional incluyendo el caso de Costa Rica, ha sido un fenómeno espontáneo, sin cabecillas, donde el instrumento de convocatoria fue el uso de redes sociales, como facebook, twitter y correos electrónicos, y por tanto el evento fue usado de manera libre y diversa para la expresión de todas las personas que se sintieron identificadas y por tanto dentro del mismo espacio no todas la expresiones manifestadas en el evento son compartidas por todos y todas las personas que se manifestaron, lo que sí nos convocó en general fue la necesidad de repudiar cualquier acto o expresión que busque responsabilizar a las mujeres por la violencia sistemática de la que somos parte.

• Se debe entender que en la Marcha de las Putas, como en toda manifestación pública, las personas van a expresar su malestar, su frustración y sus ideas de las más diversas formas, y están en su derecho, asimismo reconocemos que cualquiera puede manifestar su disgusto con respecto a la forma en que se expresaron las diversas consignas que surgieron en la Marcha, y repetimos no todas las formas y énfasis de lo manifestado es compartido entre quienes se manifestaron.

Y deseamos compartir los comentarios de algunas de las personas asistentes:

Montserrat Sagot: “_En primer lugar, quiero aclarar que yo no comparto ni nunca he usado ninguna consigna que haga referencia a la violencia. Como investigadora y activista contra la violencia hacia las mujeres, las niñas y otros grupos minoritarios, me parecería una contradicción. Cuando en la marcha algunas personas empezaron a gritar esas consignas que se citan en varios medios de comunicación yo le manifesté mi incomodidad a algunas compañeras de la organización. Sin embargo, no insistí en el tema porque entendí que, probablemente, las personas que lo hacían estaban manifestando su hartazgo con la larga historia de represión contra las mujeres y las minorías sexuales por parte de sectores dominantes de la iglesia católica. Sin embargo, ni nosotras ni nuestras organizaciones hemos promovido nunca ninguna campaña de violencia y destrucción contra nadie_”.

Julia Ardón: “Cosas distintas que se vieron en la Marcha de las Putas en San José, a diferencia de las de otros países:

1-A la par del llamado al respeto y la dignidad de todas las mujeres, hubo un reclamo por la violencia de parte de la Iglesia Católica que insiste en gobernar el cuerpo femenino, y el vehemente llamado al Estado Laico ya.

2-Lo más interesante: la marcha, convocada por grupos feministas, contó con la participación de gente de todas las edades, y además; más o menos un 50% de hombres, lo que la convirtió en una Marcha bastante especial.

Muy sobrio todo, muy alegre, muy bonito y sobre todo: muy lleno de respeto y coraje. Fui muy feliz de ser parte y de encontrarme allí a tantos amigos y amigas. Hoy me sentí orgullosa de pertenecer a esta comunidad costarricense. Acá hay cosas lindas naciendo. Siento mucha esperanza”.

Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>