¡Prensa Vendida!

Sin embargo, ya es un secreto a voces la manipulación que han venido haciendo de los términos “ libertad” y “democracia”, tratando de proteger sus intereses financieros por encima de cualquier valor de carácter moral.

El cinismo rompe sus límites, cuando se suscriben declaraciones – como en la conferencia organizada por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en San José, en noviembre del 2006- en donde se señaló la necesidad de aplicar en el periodismo, el noveno principio del_ “decálogo ético”_ o Declaración de Chapultepec, suscrito por los miembros de la SIP, el cual dice textualmente : _” La credibilidad de la prensa está ligada al compromiso con la verdad, a la búsqueda de precisión, imparcialidad y equidad, y a la clara diferenciación entre los mensajes periodísticos y los comerciales.” _

Veamos ejemplos de cómo funcionan en la realidad y de manera contradictoria con la teoría, algunos principios de este decálogo moral frente a expresiones populares en contra del Tratado de Libre Comercio:

Odiar al prójimo(a) que se oponga al T.L.C.

El odio visceral de estos medios, se ha descargado con toda energía contra sindicatos, organizaciones gremiales, estudiantiles y personas de distintos sectores de la sociedad civil que han venido suscribiendo críticas de fondo al Tratado. La “satanización” de dirigentes ocupa importantes espacios periodísticos, y hasta la música de los jóvenes talentos artísticos es considerada peligrosa y capaz de incitar a la maldad.

Al irse multiplicando la oposición al Tratado – a medida que crece la información sobre el mismo- y ante la constitución de un Frente Nacional de Lucha , integrado por académicos (as) campesinos(as) estudiantes, amas de casa, sacerdotes, futbolistas, escritores (as), políticos, empresarios, ecologistas, feministas…, no les queda más remedio a los periodistas que hablar de ignorancia generalizada, ante la difícil “satanización” de todo un colectivo de fuerzas sociales.

Ama a tu prójimo como a ti mismo, siempre y cuando esté a favor del T.LC.

El contubernio periodístico con el gobierno, los diputados que consolidan una mayoría a favor del Tratado, y los privilegiados empresarios que sumarán clavos de oro con la entrada en vigencia del mismo, es motivo de extensos reportajes. Todos (as) son alabados y bendecidos como ángeles, arcángeles y querubines. Quedaron en el olvido el diputado que está en entredicho por supuesto abuso sexual, las diputadas cuestionadas en la discusión y votación sobre el Tratado por conflicto de intereses, los torpes traspiés del Presidente en su visita al Vaticano tratando de sacar un manifiesto papal a favor del T.L.C., junto con las declaraciones sobre Cuba y Venezuela que tanto daño le han hecho al país.

Mentirás de acuerdo a la circunstancia

El cálculo que hizo un medio matutino (¿prensa vendida?), sobre el número de manifestantes en la multitudinaria marcha del 26 de febrero en contra del T.L.C., rebasó la cantidad de pecados cometidos. Ciertamente, de la afirmación de_ “cuatro gatos marcharán”_, se pasó a 23.000, sin tomar en cuenta que un sector de la prensa nacional e internacional, había publicado fotografías y videos con un Paseo Colón desbordante en multitudes, alegría, entusiasmo y sobre todo espíritu de lucha contra un Tratado que rellenaría algunas ya muy nutridas arcas nacionales y extranjeras.

Silenciarás el pecado cometido

La presión del gobierno a través de sus diputados (as) ( los propios y los anexos),para la ratificación en comisiones de proyectos paralelos de implementación al T.L.C., atropelló la discusión seria y responsable, a cambio de una aprobación ultra-rápida y voraz. Los medios mencionados silenciaron el proceder irrespetuoso e inconstitucional. Aún más, el fallo de la Sala IV, que consideró como un vicio de procedimiento la no admisión de apelaciones de diputadas (os), en el trámite de la reforma al reglamento, fue mencionado en pequeños titulares.

Violentarás los derechos humanos de tu prójimo(a).

En la cadena de desinformación que ha levantado la prensa a favor del T.L.C., no hay espacio para los que están en contra. Si la libertad de expresión es un derecho humano fundamental, son estos mismos medios los que pisotean la libertad de disentir, el reconocimiento del carácter pluralista de la sociedad y la independencia frente al poder político y económico.

La violencia se manifiesta en la desinformación de la información y en convertirse en voceros de los intereses de un gobierno intransigente ante el llamado al diálogo del Frente Nacional de Lucha contra el T.L.C.

La desesperación por aprobar contra viento y marea este tratado comercial, pisotea la democracia y los derechos humanos, cimentando así el oportunismo y la corrupción. Ya lo decía el Maestro García Monge en uno de sus ensayos: _” La pluma” …“cuando cae en sucias manos, es un terrible instrumento de mal“…” con la pluma, puesta al servicio de la adulación rastrera a los poderes constituidos, han vivido y viven hombres – y mujeres- sin pizca de vergüenza.” _

*Profesora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>