ANEP disconforme con tratamiento periodístico a huelga en Imprenta Nacional

Estimada y respetada periodista Ana V. Amenábar C., Diario Extra:

Saludos muy respetuosos. Hacemos referencia a nota periodística que aparece en el importante Diario Extra, hoy, lunes 21 de noviembre de 2011, en la página 10, bajo el título “Huelga a punto de enterrar la Imprenta“, precedida por el antetítulo, “Paro pone en riesgo futuro de 189 familias“. Al respecto, con la legimitidad que tiene la ANEP como organización responsable del movimiento de huelga que se desarrolla en la Imprenta Nacional, debemos apuntar lo siguiente a modo de derecho de respuesta:

Primero: Estamos seguros de que no es obra suya, frases titulares tan temerarias como las mencionadas en la información periodística aludida. Nos parece que son producto de las declaraciones que brinda el Lic. Jorge Vargas Espinoza, Director General de la Imprenta Nacional, considerando que varias de sus afirmaciones contienen una especie de agresión psicológica y casi de terrorismo ideológico en contra del valiente y honesto personal trabajador de tal institución, el cual compone uno de los colectivos laborales de la Administración Pública con más dignidad y con más coraje para defender sus derechos. Por tanto, tales manifestaciones con este contenido de “Memorandum del Miedo“, tienen nuestra más enérgica condena.

Segundo: La Imprenta Nacional, institución pública casi bicentenaria de nuestra democracia, tiene con la impresión de La Gaceta, el Diario Oficial, uno de sus más relevantes quehaceres. Junto a otros trabajos de igual calibre, cuidado, calidad y precisión, la Imprenta Nacional es la imprenta oficial del Estado costarricense y más bien, el Gobierno debería darle un apoyo estratégico de mayor contundencia, pues sus potencialidades productivas más su alta tecnología le permiten imprimir toda clase de materiales para las instituciones. Sin embargo, falta más voluntad política al respecto para ponerla a su máxima capacidad. La Imprenta Nacional es algo más que la impresión de La Gaceta, por más relevante que ello sea.

Tercero: La actual huelga en la Imprenta Nacional es producto de una actitud de alta desidia institucional en la búsqueda de solución a un error gubernamental en el trámite de la actual Convención Colectiva de Trabajo (CCT). No fueron los trabajadores, no fue la Seccional de la ANEP ni la propia ANEP quien cometió un error grave de procedimiento a la hora de tramitar la segunda CCT. El personal trabajador de la Imprenta Nacional, por el contrario, desde un inicio mostró una actitud negociadora para que se subsanara tal error, ha hecho manifesta una gran actitud de cooperación, de paciencia, de tolerancia. Son las autoridades gubernamentales al máximo nivel dentro de la cartera de Gobernación y Policía las que no han hecho todo lo que está a su alcance para buscar una solución que anticipara el estallido de un movimiento laboral como el que se desarrolla en estos momentos.

Cuarto: La declaratoria de ilegalidad, aspecto éste altamente dudoso por nuestras valoraciones jurídicas al respecto, no resuelve el problema. Lo hará más crónico. No es la intimidación, la prepotencia, ni el chantaje emocional, lo que resuelve un conflicto social de carácter huelguístico. Es el diálogo, la negociación, el diseño de los acuerdos y su posterior verificación de cumplimiento. Se ha equivocado el ilustre señor Director General de la Imprenta Nacional, acudiendo al miedo como argumento. Por el contrario, acudir al miedo revela pobreza argumental para sostener una tesis contraria al diálogo y a la negociación.

Quinto: La ANEP está completamente lista para la mesa del diálogo. Tenemos la certeza jurídica de que sí se puede salir de esta huelga con una solución de amplia satisfacción a las partes. Por el lado del personal, el mencionado jerarca de nada tiene que preocuparse, pues inmediatamente que concluya el conflicto huelguístico, los trabajadores y las trabajadoras de la Imprenta Nacional incrementarán su compromiso con las tareas pendientes, laborando el tiempo extra necesario sin cobrarlo.

Sexto: Finalmente, la ANEP cree que este es el momento propicio para que el señor Ministro de Gobernación y Policía, don Mario Zamora Cordero, muestra su vocación al diálogo y no acuda más a la amenaza de llevarse la publicacion de La Gaceta para otro lado. El tiene bien claro cuáles son los enemigos de la Imprenta Nacional y porqué la quieren sacar del mercado. Es momento se sentarse a negociar.

San José, lunes 21 de noviembre de 2011.

Albino Vargas Barrantes
Secretario General ANEP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>