Cambio Climático y desafíos de la Iglesia

Autor: Oficina de Comunicación y Relaciones de la ILC

En el evento participaron representantes religiosos, líderes sociales y comunales quienes tuvieron la oportunidad de dialogar y hacer sus preguntas en relación a la función de la Iglesia en el tema del Medio Ambiente y Cambio Climático.

En su discurso el Arzobispo Anders nos comenta que ha sido un placer estar en Costa Rica y muy especialmente encontrarse con la Iglesia Luterana Costarricense con quienes ha existido una larga trayectoria de hermandad.

“_Estamos aquí para ratificar nuestro compromiso de cooperación y el aprendizaje mutuo, mediante la firma de un convenio. Es interesante ver el ejemplo de la Iglesia Luterana Costarricense, que a pesar de ser una iglesia pequeña busca la forma de trabajar y seguir el mensaje cristiano en las comunidades de Costa Rica_” .enfatiza el Arzobispo Anders Wejryds

La Iglesia sueca ha venido reflexionando sobre el Cambio Climático y el Medio Ambiente en donde uno de los puntos fundamentales ha sido la idea de que los cristianos no estamos aislados de la sociedad, ni la naturaleza, sino que todos y todas somos parte y con nuestros conocimientos y experiencias podemos aportar mucho positivo a la vida.

El Obispo Melvin Jiménez de la Iglesia Luterana Costarricense destacó que verdaderamente fortalecemos nuestro compromiso y presencia en las comunidades marginadas, en donde a pesar de nuestros limitados recursos vamos a seguir acompañando procesos y esta relación con la Iglesia Sueca nos permitirá tener una voz de interlocución internacional que vendrá a fortalecer el diálogo, la hermandad y una gestión en pro del Medio Ambiente.

El Arzobispo Anders se refirió a que: “La creación es un proceso que aún continúa, que sigue vigente. Esta idea nos da una mejor perspectiva a la mayordomía de la naturaleza y nos hace concientes de que somos parte de ella y por consiguiente llevamos la responsabilidad de protegerla“.

Es posible tener una vida digna y de calidad sin tener que recargar la naturaleza, pero es de gran importancia para la iglesia participar en el debate público e incidir en las esferas sociales y políticas para lograr “_Otro Mundo es Posible_”.

Para la Iglesia Luterana el compromiso con el Medio Ambiente por supuesto incluye una espiritualidad, una dimensión teológica basada en el proyecto del Dios de la Vida, que nos instruye para generar acciones que permitan a la naturaleza recuperarse rápidamente a pesar de las presiones y tensiones que la sociedad causa. La tierra no es una mercancía, sino más bien un sujeto que responde de una manera eficiente y objetiva a los problemas de alimentación, recreación y salud.

Es por esta y muchas otras razones que la Iglesia Luterana Costarricense ha venido haciendo esfuerzos para incentivar a las comunidades a cuidar de su propio territorio y defender sus recursos naturales y contribuir a la conservación de la vida, las fuentes de agua de los suelos, la flora, la fauna y especialmente hábitos saludables de alimentación.

El Arzobispo Anders Wejryds se refirió a un gran desafió para la Iglesia es la recuperación de la cultura y el uso de la energía en una manera diferente, que permita el desarrollo de técnicas y procesos sustentables.

Un invitado a la conferencia expresó que: “ha sido muy importante haber participado en este diálogo, precisamente por tratarse del tema Cambio Climático. En nuestras iglesias, en su acción pastoral este tema no se ha considerado y para mi es la primera vez que una confesión religiosa trata este pastoralmente y yo felicito a la Iglesia Luterana.”

Fuente: ILCO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>