“Coincidente” opinión del Vice-Ministro de Trabajo y cámaras de empresarios no se ajusta a la verdad

Ginebra, Suiza, 05-06-07
Estimada Vanesa
En primer lugar mi atento saludo

En segundo lugar quisiera indicar que tanto el Vice-Ministro de Trabajo como el Presidente de la Unión de Cámaras no se ajustan a la verdad cuando indican que Costa Rica se eximió de la lista porque ya cumplió los requerimientos de la OIT con respecto a la violación del Convenio 98.

Eso está lejos de la realidad, porque aunque figuraba en la lista inicial, (_lista que se resuelve por la vía de negociación entre lo grupos de trabajadores y empleadores, y luego se vota y aprueba en el pleno de la Comisión de Aplicación de Normas_), al igual que Colombia, Bangladesh y Japón, y donde nuestro país fue vetado por el grupo empresarial, en virtud de que consideraron que aún faltaba una etapa y era la comprobación o constatación mediante un segundo informe, de los efectos que tendría la vista de la Misión de Alto Nivel que se efectuó a finales del año 2006, así lo dejó constando con toda claridad en su protesta ante el veto el portavoz de los Trabajadores Luc Kortebec, en pleno tripartito de la Comisión.

Como usted comprenderá y los y las costarricenses deben saberlo, en los últimos párrafos del Informe del Comité de Expertos que conoce la Comisión de Aplicación de Normas dice:

“La Comisión debe destacar sin embargo que la situación de los derechos sindicales sigue siendo delicada. Los casos presentados al Comité de Libertad Sindical, las numerosas denuncias expresadas a la misión muestran la persistencia de problemas importantes de aplicación del Convenio en materia de discriminación antisindical y de negociación colectiva que dieron lugar a su discusión en la Comisión de la Conferencia en varias ocasiones.
La Comisión entiende el malestar de las organizaciones sindicales ante la falta de voluntad política de los anteriores Gobiernos, que presentaron proyectos de ley que no impulsaron suficientemente o no consiguieron suficiente respaldo a pesar de que en varios casos respondían a compromisos tripartitos.
La Comisión destaca el peligro que entraña para el sistema de relaciones laborales y de negociación colectiva que las autoridades no hayan materializado un conjunto de acuerdos consensuados de aneratripartita”
.

Si eso es así cuáles pruebas existen entonces para decir que la OIT ha desestimado la cuestión, que además está planteada con varios escenarios como lo son:

1- Lentitud e ineficiencia de los procedimientos sancionatorios y de reparación en caso de actos antisindicales

2- Restricciones al derecho de negociación colectiva en el sector público en virtud de distintos fallos de las Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia

3- Sumisión de la negociación colectiva en el sector público a criterios de proporcionalidad y racionalidad en virtud de las jurisprudencias de la Sala IV que ha declarado cláusulas convencionales como inconstitucionales, y

4- Desproporcionalidad entre convenciones colectivas y arreglos directos en el sector privado,

Estos cuatro aspectos definidos por la Comisión de Expertos y avalado por la Comisión de Normas, en junio del 2006, fue lo que llevó a determinar la visita de la Misión, y sería una ingenuidad creer que en los primeros meses del año 2007 esos graves aspectos se hayan solucionado.

Lejos de ello en el informe de la Misión de Alto Nivel, Presidida por la Sra. Cleopatra Dumbia, Directora del Departamento de Normas, y solo para ilustración en la página 36 se indica:

“En ese marco propicio, y sin perjuicio del reconocimiento que la Misión hace de aquella positiva disposición gubernamental, las recurrentes frustraciones que registra el historial de observaciones insatisfechas de los órganos de control de la OIT no dejan espacio para otra consideración de progreso que la que resulte de la efectiva aprobación de los proyectos legislativos necesarios para resolver en la medida posible esas cuestiones a instancia.
Pero la Misión no estaría dando una visión acabada de la problemática constatada en Costa Rica, si no expresara su convicción de que una parte no menor de esas y otras cuestiones son derivación causal de ciertas concepciones teóricas y culturales prevalecientes en algunos casos influyentes actores políticos y societales -a sectores empresarios, dirigentes políticos e institucionales, medios informativos, etc. –que naturalmente, inciden y reflejan con diversa intensidad en la sociedad costarricense”.

Estimada periodista, al comprender que esto es un asunto apenas informativo para tratar de responder a una posición, que desde mi perspectiva es incorrecta de dos actores mencionados en la información extraída de la Nación digital el día de hoy, le invito a consultar con mis compañeros Glbert Brown o Mario Rojas Vílchez de la CTRN, a efectos de que éstos puedan ampliar los criterios aquí expuestos y si es del caso verter mayores informaciones.

Agradezco profundamente su atención

Atentamente

Rodrigo Aguilar Arce

Presidente de CTRN
Representante de los trabajadores y trabajadoras de Costa Rica en la
Conferencia Internacional de la OIT.

___________________________________________________________

LA NOTA ALUDIDA
___________________________________________________________
Descarta persecución a representantes sindicales

OIT ratifica apego del país a normas laborales

Costa Rica no será incluida en lista de naciones que violan derechos laborales.

Sindicatos habían acusado al país de no aprobar acuerdos sobre convenciones.

Vanessa Loaiza N.
vloaiza@nacion.com

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) desestimó una denuncia interpuesta por sindicalistas ticos que acusaban al país de incumplir normas laborales como la libertad sindical y el derecho a negociar convenciones colectivas en el sector público.

Dicha resolución evitará que Costa Rica sea incluida en la lista que la OIT elabora cada año con los países que incumplen las normas internacionales del trabajo.

La información fue confirmada ayer por el viceministro de Trabajo, Guillermo Matamoros, y por el presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (Uccaep), Rafael Carrillo.

Según Carrillo, el país superó las acusaciones sindicales gracias a la investigación realizada por delegados de la OIT, quienes visitaron Costa Rica en agosto del 2006 y en febrero del 2007.

Dijo que la información recabada por la OIT se confrontó con pruebas aportadas por empresarios y voceros de Gobierno que viajaron a Ginebra, Suiza, la semana pasada.

En ese país se realiza, desde el 30 de mayo, la reunión de empresarios, trabajadores y representantes de 178 países miembros de la OIT, organismo de la ONU.

“Se probó que en Costa Rica no hay persecución sindical y se respeta la libertad de agremiarse”, manifestó Carrillo.

La decisión también fue notificada al Ministerio de Trabajo por Grace Gamboa, jefa de asuntos internacionales que viajó a Suiza.

Antecedente. La OIT desestimó una denuncia que ha sido interpuesta en forma recurrente por los sindicatos costarricenses.

Desde el 2001, grupos como la Confederación de Trabajadores Rérum Novarum y la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) acusaron a Costa Rica varias veces de incumplir los convenios 87 y 98 de la OIT.

El primero regula la libertad sindical y el segundo la negociación de convenciones colectivas en el sector público.

Aunque estos convenios aún no han sido ratificados por la Asamblea Legislativa, Guillermo Matamoros alegó que el país traba en normas alternas que garanticen el respeto a estos derechos.

Como prueba, aseguró que la Comisión de Asuntos Jurídicos del Congreso tiene pendiente una reforma al Código de Trabajo que versa sobre convenciones colectivas en el sector público.

Édgar Morales, secretario adjunto de la ANEP, consideró ayer que la OIT se “desdijo” pues, según dijo, en las visitas anteriores habría reconocido incumplimientos de Costa Rica en materia laboral.

“Ahí se ve el poder de los hermanos Arias Sánchez (Óscar y Rodrigo) que el año pasado viajaron a Ginebra a torcerle el brazo a los miembros de la OIT. Costa Rica sigue sin resolver el derecho de los trabajadores a negociar convenciones colectivas”, agregó Morales.

Las acusaciones

Recurrente: Édgar Morales, de la Asociación Nacional de Empleados Públicos, dijo que Costa Rica ha sido denunciada ante la OIT varias veces en los últimos 20 años.

Lo más reciente: En el 2001, los gremios acusaron al país de impedir la sindicalización en el sector privado y alegaron que los convenios colectivos fueron afectados por fallos de la Sala IV que limitaron beneficios laborales.

Confirmación: Estas acusaciones fueron ratificadas por los gremios el año pasado, en la 95 reunión de países miembros de la OIT, en Ginebra. En esa oportunidad, la Organización resolvió enviar un grupo de delegados a investigar la situación en Costa Rica, en especial el cumplimiento de los convenios 87 y 98 de la OIT.

Convenio 87:
Todos los trabajadores tienen derecho a organizarse en grupos sindicales.

Convenio 98:
Los trabajadores podrán negociar con sus patronos convenciones colectivas que regulen beneficios y obligaciones. Ambos convenios no han sido ratificados por el país, pero el Gobierno dice tener legislación que protege estos derechos de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>