Del Monte S.A. continúa contaminación de aguas

Recientes análisis demuestran persistencia de contaminación de agua para consumo humano en el acueducto de Milano, realizados por el Laboratorio de Análisis de Residuos de Plaguicidas del Centro de Investigación en Contaminación Ambiental (CICA) de la Universidad de Costa Rica y por el Instituto Regional de Sustancias Tóxicas (IRET) de la Universidad Nacional.

Desde hace aproximadamente ocho años se han venido realizando pruebas fisico-químicas en el agua de los acueductos de las comunidades del caribe de Costa Rica, entre ellas la comunidad de Milano, por medio de las cuales se ha podido comprobar que las aguas están contaminadas con agroquímicos como el Diuron, Bromacil y Triadimefón.

Estos agroquímicos son los mismos que utilizan las plantaciones de piña y que fueron encontrados en un allanamiento que se realizó en la finca Babilonia de la Corporación del Desarrollo Agrícola del Monte por parte del Tribunal Ambiental Administrativo el día 01 de abril del 2009, en seguimiento a una denuncia interpuesta por la comunidad.

Sin embargo, es tan sólo desde hace tres hace años que el AyA empieza a suministrarle a las y los vecinos de las comunidades de Milano, Luisiana, La Francia y El Cairo, de Siquirres agua transportada por camiones cisterna costeados con recursos públicos. Según datos oficiales del propio AyA, la provisión de este líquido por medio de cisternas ha implicado un costo de más de 316 millones de colones en estos tres años, hasta enero del presente año.

Respecto a tal situación, la misma Sala Constitucional ordenó al MINSALUD y al AyA, tomar las medidas necesarias para sanear el acueducto de la comunidad de Milano, sin que a la fecha se hayan tomado medidas al respecto. Más bien se les había indicado a los vecinos y vecinas de esta comunidad que ya podían consumir el agua del acueducto porque ya había desaparecido la contaminación.

Ante esto, la Junta Directiva del Acueducto Rural de la comunidad de Milano, ubicada en el cantón de Siquirres, con el apoyo y respaldo del Frente Nacional de Sectores Afectados por la Producción Piñera (FRENASAPP), interpuso el pasado 5 de julio del 2010 una demanda penal contra la transnacional Del Monte por el delito de contaminación de aguas ocasionado por una piñera de su propiedad ubicada en dicha comunidad. Sin embargo la situación persiste.

Los estudios recientes realizados por laboratorios acreditados serán anexados como pruebas a la denuncia, ya que demuestran lo que las instituciones estatales han querido ocultar: PERSISTE LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA PARA CONSUMO HUMANO.

De acuerdo con Xinia Briceño, presidenta del acueducto rural de Milano “para la Asada es una gran responsabilidad estar suministrando agua contaminada con agroquímicos, nos preocupa profundamente los problemas en la salud que pueda sufrir la gente, ya tenemos siete niños y niñas de la comunidad que presentan problemas gástricos. Yo estoy acá manifestando mi preocupación por la gente de la comunidad, estoy acá para seguir luchando por la salud de todos y todas. Ojala que esta vez los medios de comunicación y las entidades del gobierno tomen cartas en el asunto, ya ha pasado demasiado tiempo y la situación sigue lastimosamente igual”.

Cabe señalar que esto no es un problema aislado. Muchas comunidades de la zona sur, la zona atlántica y la zona norte del país se han visto seriamente afectadas por diversos tipos de daños ambientales y sociales, todos asociados a la dinámica de producción a gran escala de piña. La actividad piñera ha tenido un incremento exponencial en el país en los últimos 10 años, contando en el 2000 con 12 mil hectáreas y en el 2010 aumentando a 60 mil hectáreas.

Este incremento se ha dado a costa de un severo impacto en los ambientes naturales, tanto en las áreas utilizadas directamente para la siembra como en zonas y comunidades aledañas. Los problemas no solo subsisten, sino que se incrementan, y, mientras que empresarios e instituciones del Estado, particularmente el Ministerio de Salud, se hacen literalmente de la vista gorda, las comunidades siguen padeciendo de manera sistemática este y otros males.

Exigimos al Ministerio de Salud cumplir con su deber de velar por la salud de las y los habitantes y obedecer el mandato de la Sala Constitucional, máxima instancia judicial de nuestro país. Las instituciones pertinentes deben no sólo solucionar la problemática, si no también ejercer el debido control y regulación de la actividad piñera para evitar que sigan presentándose estos daños, muchas veces irreversibles.

Firman:

Asociación Acueducto Rural de Milano de Siquirres.

Centro de Derecho Ambiental y de los Recursos Naturales (CEDARENA)

Frente Nacional de Sectores Afectados por la Producción Piñera (FRENASAPP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>