Denuncia de anomalías en centros penitenciarios

Licenciado
Guillermo Arroyo Muñoz
Director General de Adaptación Social
Ministerio de Justicia y Gracia
Su Despacho

Estimado señor:

Mediante la presente, reciba un atento saludo de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

Sirva la presente para informarle sobre varias anomalías que al interior de los centros de atención institucionales de Sandoval y de La Leticia (Guápiles), se vienen presentando, sin que a la fecha se brinden las soluciones del caso. Las mismas se refieren a necesidades urgentes de realizar algunas mejoras en las instalaciones indicadas y que si bien son conocidas por las instancias responsables, pareciera que a la fecha dichos problemas no son de interés como para ser resueltas en el corto plazo; con lo que se agudizan los problemas y en el tiempo representan conflictos laborales mayores, por ser los mismos riesgos laborales e institucionales.

Por considerar que llevan razón los trabajadores en denunciar dichas anomalías transcribimos a usted inquietudes del personal, a fin de que, lo mas pronto posible se ordenen las correcciones del caso:

Si bien el personal de Seguridad cuenta con un dormitorio recién construido que alberga una población de aproximadamente 50 Policías por escuadras, debido a las condiciones climático ambientales y la escasa ventilación como hacinamiento, produce que se concentre demasiado calor dentro de los dormitorios, por cuanto además las ventanas son de vidrio. Por lo que se solicita que se cambien los vidrios por cedazo, a fin de que pueda haber mayor circulación del aire.

Como parte de las responsabilidades del personal de Seguridad, ha sido siempre la comunicación constante y responsable ante sus superiores y personal de la Institución. Con ello, se busca prevenir el que se sucedan conflictos, agresiones, secuestros, riñas, muertes, pedir auxilio ante otras situaciones. Por ello es extrañable que un centro penal con las calidades del citado no cuente con una red interna de comunicación a pesar del tiempo que lleva construido.

El centro de acopio de la basura que existe en dicho centro no es el adecuado para tales efectos, según refieren los funcionarios del CAI-Sandoval.

El noventa y cinco por ciento de los fortines se encuentran totalmente dañado, inclusive el fortín numero dos, está fuera de uso; siendo que el compañero que presta el servicio ese puesto debe realizarlo sobre uno improvisado construido con tres laminas de zinc semicerrado con madera y sobre el alcantarillado de las aguas negras, mismas que están expuestas al aire libre. Dicha jornada laboral la deben realizar los policías penitenciarios soportando hedores y contaminación así como ser expuestos a contraer cualquier tipo de enfermedades infecto contagiosas.

En espera de que lo anterior señalado sea abordado con la seriedad del caso y se nos comunique las soluciones respectivas, no suscribirnos atentamente,

Albino Vargas Barrantes
Secretario General

Jorge Luis Álvarez Araya
Presidente Junta Directiva
Sectorial ANEP-Adaptación Social

Héctor Prado Monge
Presidente Junta Directiva
Seccional ANEP- Policía Penitenciaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>