El domingo 30: Por la paz y la pureza del sufragio electoral

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

___________________________________________________________
Ese domingo 30 y desde los cuatro puntos cardinales del país, debemos desplazarnos hasta el Paseo Colón y la Avenida Segunda, en San José, para repudiar, con la más profunda fuerza cívica y el más grande amor por nuestra Patria, la más grave afrenta a la democracia electoral que se haya efectuado en los últimos años; desde que en 1948, don Pepe y sus hombres y sus mujeres, se alzaron en armas para defender la pureza del sufragio electoral.

Lo que nos temíamos ha resultado completamente cierto. Los del “yes” al TLC, no tienen escrúpulos, carecen de moral política y hasta se han burlado de los propios magistrados electorales que tan buenas ayudaditas les venían dando en su campaña desesperada de allegar votos sin importar ni ética, ni ley, ni Dios.

El memorandum de los señores Kevin Casas, Segundo Vicepresidente de la República; y del diputado oficialista (íntimamente ligado a los hermanos Arias Sánchez), don Fernando Sánchez, nos confirmó nuestra tesis de que la campaña del “yes” al TLC, del sí al TLC, tiene tres perversos elementos.

El primero es el terrorismo ideológico, que lo notamos con la afirmación de que “hay que restregar por todas partes la conexión del NO con Fidel, Chávez y Ortega, en términos bastante estridentes”.

El segundo, agresión psicológica (campaña del miedo), es notable cuando Casas y Sánchez indican que “aquí pareciera muy recomendable utilizar intensivamente testimoniales de gente muy sencilla y en situación precaria, que puede perder el empleo o ya lo perdió como consecuencia de la no aprobación del TLC”.

El tercer elemento perverso, violencia institucional, es claro al afirmar dichos señores “que hay que hacer algo más, particularmente con los 59 alcaldes del PLN. Hay que hacerlos responsables de la campaña en cada cantón y transmitirles, con toda crudeza, una idea muy simple: el alcalde que no gana su cantón el 7 de octubre no va a recibir un cinco del gobierno en los próximos 3 años”.

La propuesta del memorandum no se basa en meras sugerencias; su contenido son acciones claras y precisas, que se han venido ejecutando y que forman parte de la estrategia política de manipulación y miedo que hasta el día de hoy han venido ejecutando, de manera fiel y rigurosa, los promotores del “yes” al TLC.

Visto en su exacta dimensión, el memorandum no es otra cosa que un plan que conspira contra el Estado de Derecho y cuya redacción recoge las ideas políticas de dos representantes del Gobierno, ideas que atentan contra los valores fundamentales en que se asienta nuestro sistema democrático.

Corresponde ahora a la ciudadanía consciente, verdaderamente patriótica, harta de estafas, engaños, burlas, maniobras, pactos, triquiñuelas y matráfulas políticas, salir en defensa de la democracia, en defensa de la transparencia electoral, en defensa de la pureza del sufragio.

Los y las compatriotas que ofrendaron sus vidas para que nuestro sistema electoral fuera limpio, creíble e inmaculado, nos demandan honrar su sacrificio. La concentración del Movimiento Patriótico del No al TLC, convocada para el domingo 30 de setiembre, tiene ahora un nuevo carácter: Por la Paz y por la pureza del sufragio electoral. La democracia nos llama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>