Firman histórico acuerdo para las policías

ASOCIACIÓN NACIONAL DE EMPLEADOSBLICOS Y PRIVADOS
Mensaje del Secretario General de la ANEP, Albino Vargas Barrantes, en el acto de la firma del Acuerdo Marco sobre reivindicaciones laborales, salariales y profesionales en los cuerpos de seguridad ciudadana Fuerza Pública, Policía Penitenciaria, Policía de Tránsito y Policía de Migración y Extranjería.

Casa Presidencial, Presidencia de la República

Viernes 4 de diciembre de 2009

Sr. Oscar Arias Sánchez, Presidente de la República
Honorables señores y señoras del Gobierno de la República
Colegas sindicalistas
Compañeros y compañeras de la ANEP

Es la segunda vez, señor Presidente, que compartimos con usted un evento oficial en lo que va de su gobierno. Semanas atrás atendimos su invitación para un espacio de reflexión sobre el tema del empleo y la crisis, en el auditorio del INA. Nuestra vocación hacia el diálogo y hacia la negociación se manifestó en aquella ocasión, como lo hacemos ahora. La propuesta de los sectores sociales a los cuales nos debemos, “Diez medidas para enfrentar la crisis económica con inclusión social y productiva”, se la expusimos en aquel evento.

Son muchas cosas las que nos separan y sobre las cuales hemos expresado públicamente nuestro criterio. Nos separa la visión de país que queremos, nos separa el modelo económico por el cual luchamos. Permítame además, don Oscar, decirle que con la ANEP hemos sostenido una larga lucha contra la imposición de los valores del neoliberalismo abusivo, excluyente y concentrador de la riqueza. Y hemos demostrado que somos un sindicato de lucha y de propuesta, pero que no aceptamos un orden económico concentrador abusivo de la riqueza. No aceptamos vivir en una sociedad que ha hecho de la exclusión, en sus múltiples formas, una cultura de vida ajena al humanismo cristiano; y enarbolamos las banderas de la justicia social, de la entronización de la diversidad en todos sus órdenes y de la inclusión social sin excepciones.

También déjeme decirle don Oscar, que la ANEP es amiga de la actividad que realizan ciudadanos y ciudadanas honorables desde el ámbito empresarial, cuando su quehacer se despliega en condiciones tales que su respectiva población trabajadora es tratada con dignidad y protegida por el régimen sociolaboral establecido en la legislación, incluida, por supuesto, la Libertad Sindical. Es importante mencionarle que la ANEP cree en el Diálogo Social como proceso estratégico para un desafío-país, de cara a la generación de políticas públicas de inclusión y de equidad. Y en consonancia con este Diálogo Social, hemos llevado a cabo con su Gobierno este proceso, para reivindicar los derechos de nuestros agremiados y de nuestras agremiadas en los cuerpos policiales, lo cual no nos descalifica para seguir jugando nuestro papel en la consecución de un nuevo orden de sociedad inclusiva, solidaria, respetuosa de los derechos humanos.

Hoy, en este viernes 4 de diciembre de 2009, la realidad nos reúne para reivindicar los derechos salariales de los trabajadores y de las trabajadoras de los diferentes cuerpos policiales de nuestro país, en los cuales ANEP tiene una amplia representación. Ha sido una ardua lucha por casi dos años, con muchas reuniones, gestiones, conversaciones, en los más diversos despachos con intervención obligada en este proceso.

Dos elementos fueron vitales para el éxito de esta negociación.

1) Por un lado, la correcta decisión estratégica de la ANEP de vincular, en una sola acción reivindicativa, las largamente postergadas luchas reivindicativas de los mencionados cuerpos policiales, mostrando alta capacidad organizativa y ejerciendo abierta presión con manifestación de calle incluida, en particular la ocurrida el pasado 10 de agosto, frente a la sede del Ministerio de Hacienda, donde unos mil policías integrantes de los cuatro cuerpos policiales apoyaron las gestiones de la ANEP al respecto.

2) Por otro, la abierta voluntad política del Gobierno de la República al respecto, mostrando, en todo momento, la necesaria disposición y las correspondientes coordinaciones inter-institucionales de ley. Nosotros reconocemos el respeto y la sólida escucha a nuestros planteamientos por parte del señor Viceministro de la Presidencia, don Roberto Thompson Chacón; del señor Viceministro de Hacienda, don José Luis Araya Alpízar; del señor Viceministro de Justicia y Paz, don Fernando Ferraro Castro; de la señora Viceministra de Transportes, Rosaura Montero Chacón. Igualmente, de parte de la señora Janina Del Vecchio Ugalde, Ministra de Seguridad Pública y de Gobernación y Policía, a quien le reconocemos también que, por sí misma, ha tomado serias iniciativas para la dignificación laboral de la Fuerza Pública. El papel del señor Director General de Migración y Extranjería resulta necesario resaltar en toda esta coyuntura. Y, por supuesto, merece destacarse la apropiada intervención de la cartera de Trabajo y Seguridad Social, pues los señores Álvaro González Alfaro y Eugenio Solano Calderón, Ministro y Viceministro del Área Laboral, respectivamente, también facilitaron mucho este proceso. Finalmente, confesamos que superamos nuestro prejuicio sobre el papel de la Autoridad Presupuestaria, comprendimos bien su delicada e incómoda misión en estos delicados asuntos y aprendimos a valorar el trabajo de doña Mayra Calvo Cascante y todo su equipo técnico.

Los y las integrantes de la Fuerza Pública, de la Policía Penitenciaria, de la Policía de Tránsito, de la Policía de Migración y Extranjería, arriesgan su vida diariamente en el cumplimiento de sus deberes y no han gozado de las mejores condiciones salarias. El derecho a un salario digno y a las condiciones laborales óptimas para el mejor desempeño de sus funciones, han sido el norte de nuestra lucha por ellos y por ellas. Hoy culmina positivamente en una primera fase con la firma de los acuerdos a que hemos llegado. El camino quedó abierto hacia una futura profesionalización total.

Como punto final deseo manifestarle a usted, don Oscar, a las y a los integrantes de su Gabinete y a los funcionarios de las instituciones involucradas en este proceso de negociación, nuestro reconocimiento por comprender esta justa lucha y aunque los alcances de los acuerdos todavía no son suficientes, son un paso fundamental para darle tranquilidad económica y laboral a este noble grupo de funcionarios públicos y de funcionarias públicas que dedican su esfuerzo diario a combatir el flagelo de la delincuencia, o a la lucha contra la violación de las normas de seguridad que implican hechos contra la propiedad o la vida humana.

No quiero dejar pasar la oportunidad para agradecer a estos trabajadores y trabajadoras, a las personas lideres representantes y dirigentes sindicales de nuestra organización que nos han apoyado en esta lucha. Reconocemos su sacrificio y constancia en este proceso reivindicativo. A ellos y ellas es a quienes debemos, en la mayor parte, los resultados positivos de estos acuerdos. Les agradecemos la confianza depositada en la ANEP en esta larga jornada que hoy la culminamos con firma de estos acuerdos. De igual importancia es reconocer y agradecer el papel destacado de nuestras organizaciones fraternas SITECO y UNATEPROT.

Muchas gracias a todos y a todas

________________________________________________________

En ARCHIVOS ADJUNTOS pueden leer las diferentes acciones realizadas para que hoy se logre este importante acuerdo.

ACUEDRO MARCO
(Bájalo de ARCHIVOS ADJUNTOS en la columna derecha)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>