Gobierno EU intenta modificar el Tratado de Libre Comercio

Periódico El Nuevo Diario, Nicaragua
Gustavo Alvarez | galvarez@elnuevodiario.com.ni

A sólo tres meses de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio, conocido como DR-Cafta, en El Salvador, y dos meses en Nicaragua, los estadounidenses ya están proponiendo cambios en el área textil, respondiendo a presiones de la industria de ese país.

Los estadounidenses pretenden poner restricciones a las importaciones de calcetines de Centroamérica, además de revisar otros aspectos como la confección de los bolsillos de las prendas y la co-producción entre los países centroamericanos.

Durante el encuentro que se lleva a cabo en Managua entre representantes de la industria del textil vestuario del continente americano, Steve Lamar, Vicepresidente Ejecutivo de la Asociación Americana de Confección y Calzado (AAFA, en inglés), dijo que los países firmantes del Cafta (Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos), deberán revisar urgentemente la enmienda al tratado comercial, lo que tendrá que ser ratificado por los parlamentos de estas naciones.

Recientemente, el organismo no gubernamental internacional Oxfam alertó sobre el intento de Estados Unidos de querer poner restricciones o salvaguardas a las importaciones de calcetines de Centroamérica, si estos países no llevan a cabo los cambios relacionados con las normas de origen en los textiles.

La enmienda al Cafta o lo que Oxfam llama un_ “Cafta Plus”_, responde a los compromisos que adquirió Bush para lograr la aprobación del tratado comercial.

En su exposición ante los textileros de América, Lamar aseguró que no se sabe con exactitud qué es lo que Estados Unidos propondrá en el tema de los calcetines, pero que podría ser una salvaguarda o algún tipo de negociación relacionada con las reglas de origen.

“Hay un compromiso muy fuerte en Washington de hacer algo con los calcetines, pero este compromiso no ha sido patrocinado por nadie más en Centroamérica y por eso estamos desconectados”, dijo.
El vicepresidente ejecutivo de AAFA añadió que Estados Unidos también quiere hacer cambios relacionados con los materiales de los bolsillos de las prendas de vestir, así como la coproducción entre los países del área

Centroamérica se opone

Los países centroamericanos se oponen a los cambios que Estados Unidos está proponiendo al Cafta, en lo que respecta al área textil.

Juan Carlos Pereira, Director Ejecutivo de la agencia de promoción de inversiones ProNicaragua, dijo que en tratados comerciales tan complejos, como el Cafta, siempre hay errores y cosas que se tienen que resolver, pero que “la región no está de acuerdo con eso (los cambios) y es algo que los gobiernos tendrán que discutir”. En el caso de los calcetines, Pereira dijo que eso es un problema político en Estados Unidos.

“Aparentemente hay un compromiso político por parte del gobierno norteamericano para poner algún tipo de límites a las importaciones de calcetines, pero es algo que van a evaluar y decidir”, expresó. Aclaró que todavía los norteamericanos no han planteado detalles del problema de calcetines y no se sabe qué van a proponer en realidad, pero que si la región no acepta, no se va a concretar.

Aranceles subieron

Contrario a lo que se esperaba, los aranceles de las prendas de vestir exportadas de los países Cafta subieron en el poco tiempo que tiene de vigencia el tratado comercial, afrimó Steve Lamar, vicepresidente de AAFA.
El representante del organismo internacional de los textileros explicó que este fenómeno es parte del problema de la coproducción entre los países Cafta, ya que algunos de ellos están utilizando materia prima de naciones como Costa Rica y Guatemala, donde no ha entrado en vigencia el acuerdo comercial.

Dijo que en los últimos dos años y medio los aranceles de los textiles de Centroamérica eran del 5 por ciento y debió bajar a 3.5 ó 4 % después del Cafta, pero contrario a eso, en marzo subió a 14 por ciento

Porcentaje del mercado baja

Otro dato que sobresalió en la exposición hecha por Lamar es que el porcentaje del mercado de vestuario de la región centroamericana ha venido bajando en los últimos años.

De 1997 a 1999, la región representaba el 22 por ciento de las importaciones de vestuario de Estados Unidos, pero en 2006 se estima que será del 16 por ciento, “lo que significa un gran descenso en relación con cinco o seis años antes”.

Lamar considera que esto se debe a que los países asiáticos están exportando mucho más y los números absolutos han aumentado, mientras los mercados han bajado. Añadió que “en los primeros tres meses del año, las exportaciones de textiles de la región disminuyeron un 15 por ciento y un volúmen total de exportación de 3 mil millones de dólares para 2006. Si esa tendencia continúa, sería como la cifra de 1999”, apuntó el representante de AAFA.

Comentarios de nuestros lectores

José Francisco Thompson C.
¿Por que será que Costa Rica aún no firma el tratado y más bien busca su renogiciación?

Carlos
¿Cuando los gobiernos arrastrados aprenderan la lección?
Los gringos solo los usan para su propio beneficio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>