JPS pretende privatizar cementerios

La Junta Directiva de la Junta de Protección Social (JPS), aprobó una “Propuesta de Reorganización Administrativa en la Administración de Cementerios”, que significa entregar a una empresa privada la gestión administrativa del histórico Cementerio General y del Cementerio Metropolitano. Tal acuerdo fue adoptado en la sesión No. 36-2010, celebrada el pasado 26 de octubre de 2010.

Se pretende la promoción de una licitación para que, por ejemplo, el mantenimiento, la exhumación y la inhumación se gestionen desde una concepción privada lo cual, supone, que se espera la retribución de una ganancia, lucro, para la empresa que gane el correspondiente concurso. El acuerdo en mención indica que el concepto de gestión de los indicados cementerios será el de “outsuorcing”.

La ANEP estima totalmente inconveniente y manifiesta su rotunda oposición a que esta medida privatizadora se convierta en realidad, toda vez que tenemos, aparte de otras razones, dudas serias sobre su transparencia.

Es más, el sistema “outsourcing” suena sumamente tentador para la privatización de otros servicios sociales de gran impacto en la beneficencia pública a cargo de la Junta de Protección Social (JPS).

Para nadie es un secreto que esta entidad maneja astronómicas cantidades de millones de colones, suculenta provocación para sectores del negocio privado que, desgraciadamente, estarían contando con enlaces internos para impulsar la extensión del “outsourcing”, el que se quiera ahora ensayar con esta nueva intentona privatizadora de esos dignos campos santos.

Además, resulta inadmisible que el histórico Cementerio General, donde yacen los restos del Héroe Nacional y Libertador de la Patria, el ilustre Expresidente de la República, don Juan Rafael Mora Porras, don Juanito Mora, se administre como negocio privado. Esto representa una ofensa y una descalificación al no menos histórico acuerdo que adoptó en fecha reciente la actual Asamblea Legislativa que hizo justicia con este insigne patricio forjador de nuestra nacionalidad.

Otros ilustres expresidentes de la República están sepultados en el Cementerio General: José María Castro Madriz, León Cortés Castro, Rafael Ángel Calderón Guardia, Julio Acosta García, Bernardo Soto Alfaro, Ricardo Jiménez Oreamuno, Francisco José Orlich Bolmarcich, Próspero Fernández Oreamuno, Daniel Oduber Quirós y Cleto González Víquez, por ejemplo.

Insignes costarricenses tienen sus restos mortales en ese campo santo: El hermano de don Juanito Mora, el General José Joaquín Mora Porras; el Dr. Ricardo Moreno Cañas; el otro gran héroe de la campaña libertadora patria de 1956, el General José María Cañas Escamilla; y así, grandes figuras de nuestra institucionalidad republicana se encuentran enterradas en el Cementerio General. También, Rodrigo Facio Brenes, Joaquín García Monge, Carlos Durán Cartín, Mauro Fernández Acuña, Miguel Obregón Lizano, Omar Dengo Guerrero, Solón Núñez Frutos, Alejandro Aguilar Machado, Carlos Sáenz Herrera, José Marín Zeledón Brenes, entre otros.

Una gran mujer, emblema de nuestra nacionalidad, destacadísima figura de la política y de las letras nacionales está, también, sepultada en el Cementerio General: la legendaria Carmen Lyra.

En total, en el Cementerio General yacen los restos de 37 personas honradas con el Benemeritazgo de la Patria.

Hacemos un vehemente llamado a las personas arrendatarias de nichos en ambos cementerios para que hagan valer sus derechos, para que exijan que se les hable con la verdad y para que se les diga cuánto dinero más, en cuánto subirá, la cantidad que habrá que seguir pagando por la compra y por la administración de nichos en esos camposantos, dado que, como es lógico suponer, la empresa privada concesionaria no hará gestión administrativo de los mismos sin espíritu de lucro.

Igualmente, hacemos un llamado a las personas ciudadanas de gran sensibilidad cívica, a las personas sucesoras de esos grandes hombres y de esas grandes mujeres, patricios y patricias de nuestra querida Costa Rica, cuyos restos yacen el Cementerio General, para que eviten que éste salga de la esfera de la gestión de servicio público como ha sido toda la vida. Estamos hablando de una especie de patrimonio nacional que merece el más grande respeto y que no debería considerarse como fuente de lucro privado.

También alertamos a todo el personal de la JPS para que se sume a las gestiones que serán necesarias para evitar la materialización de esta nueva intentona privatizadora de esos emblemáticos campos santos que deben seguir siendo gestionados desde la indicada institución, bajo una concepción política de preservación de patrimonio público.

Finalmente, recordemos que está pendiente una rendición de cuentas de parte de las autoridades de la Junta de Protección Social (JPS), sobre el manejo de una elevada cantidad de millones de colones con el cobro de cuotas de mantenimiento de estos cementerios, lo que generó un cuestionamientos de los grupos de arrendatarios, sin que hasta el momento se conozca de una explicación satisfactoria.

Solicitamos al honorable Gobierno de la República y, particularmente a la no menos honorable señora Presidenta de la República, Licda. Laura Chinchilla Miranda, para que intervenga, políticamente hablando, en este asunto y detenga el proceso privatizador cuestionado para auscultar, profundamente, sus reales intenciones.

San José, miércoles 8 de diciembre de 2010.

Albino Vargas Barrantes
Secretario General ANEP

Ronald Barrantes Moya
Directivo Nacional
Presidente Junta Directiva Seccional ANEP-JPS

Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados
ANEP
Central Social Juanito Mora Porras
CSJMP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>