Liberacionistas contra el TLC

__________________________________________________________
_Lea también a Rolando Araya en Sala IV bajo el poder fáctico
__________________________________________________________

“A LOS QUE APOYAN EL TLC SE LES ACABARON LOS ARGUMENTOS”

Marcelino Rivera Salazar
mrivera@diarioextra.com

Ambos son figuras reconocidas en la política nacional, vinculados siempre al Partido Liberación Nacional, pero ahora opuestos rotundamente al principal caballo de batalla del presidente de la República, Óscar Arias, quien insiste en la necesidad de aprobar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. El ex candidato presidencial Rolando Araya y el ex diputado Óscar Campos visitaron DIARIO EXTRA para manifestar la posición del Frente Liberacionista Anti TLC, del cual son dirigentes.

Los dos comparten la idea de que el país debe integrarse al comercio, pero no bajo los lineamientos del TLC negociado con los estadounidenses.

¿Qué participación tiene el Frente en la lucha contra el TLC? – Rolando Araya (R.A.): Bueno, primero con la acción de consulta que se presentó ante la Sala Cuarta. Los dos bandos han comenzado a mover la fichas, tanto Óscar como yo estamos muy satisfechos por la recepción que hemos tenido, ahora la gente es la que va a decidir, antes escuchaba para formar opinión. La cantidad de personas anti TLC que se acercan a los debates es muy superior en cantidad a los que apoyan. En Liberación Nacional nos están llamando porque están viendo que en el partido hay tremendas dudas y nuestro frente cada día reúne más liberacionistas. Yo estoy sorprendido porque creíamos que los grupos opositores al TLC iban a estar conformados por personas ajenas a los partidos políticos.

Se ha dicho que el financiamiento del “No” viene del exterior. ¿De dónde salen los patrocinios para el financiamiento de la campaña?
– Óscar Campos (O.C.): A los costarricenses no nos gustan la ingerencias extranjeras y comprendemos que esta es una tarea realmente linda, donde solo participa Costa Rica. Nosotros trabajamos, con las uñas, con fotocopias, no es una campaña ostentosa. No es cierto que hayamos recibido ni una peseta del exterior y me parece que no debemos recibirla. En este país hay la reserva moral y la capacidad para derrotar esta campaña tan grande que montaron lo del “Sí”, patrocinada en su mayor parte por compañías farmacéuticas norteamericanas.

– R.A.: Nosotros no hemos definido estrategia porque los del “No” al TLC brotan solos, pero ahora sí se necesita una estructura para ir a una votación si lo requiere. Si alguien nos hubiera mandado plata ya se nos hubiera notado. Tenemos grupitos de gente humilde que trabaja como hormigas, repartiendo panfletos, hojas, fotocopias, hablando, hay un voluntarismo muy grande. Tal vez no tenemos la plata de los empresarios pero sí más organización.

¿Por ejemplo, el video de la mujer desnuda que promocionaba el “No” al TLC fue algo espontáneo o bien planeado?
– R.A.: Bueno, yo me di cuenta porque lo leí en DIARIO EXTRA, pero es pura espontaneidad que se arma ahí en la UCR, sin que nadie llore porque hay que recoger plata para algo.

Otra de las versiones es que a ustedes se les acabaron los argumentos. ¿Qué dicen de eso?
– R.A.: Nosotros habíamos estado muy fuertes con el tema que hay para los agricultores de este país, a la seguridad social, al ICE, al INS, pero ahora se ha unido un grupo grande y muy calificado de juristas que han descubierto grandes perjuicios que vienen en la letra menuda del TLC.

– O.C.: Ahora comienza a decir que nos quedaremos sin inversión extranjera, que el país está supeditado. Pero extrañadamente la economía va creciendo sin TLC, somos el segundo país en inversión per cápita en el mundo y vamos a llegar a ser los primeros. Cuando dicen que nos vamos a quedar sin exportar y sabemos que con o sin TLC los países que compran el café lo van a seguir haciendo. Todas esas cosas que salen diciendo ahora es porque se les terminaron los argumentos, no hay ningún sector que vea amenazadas sus posibilidades de exportar por no firmar el TLC con Estados Unidos. Nunca nos hemos opuesto al comercio mundial, lo que pasa es que este tratado no es de libre comercio, no es solo de comercio sino que agrega muchas cosas más. Cuando uno ha pasado por la Asamblea Legislativa sabe que las leyes deben ser congruentes con la Organización Mundial de Comercio.

El gobierno ha sacado estudios sobre el impacto a algunos sectores, como 5 mil horticultores que se quedarían sin exportar.
– R.A.: Dicen que nos vamos a quedar aislados, pero Costa Rica es el primer exportador per cápita en América Latina y el cuarto en el mundo. En este tema de los minivegetales el Ministerio de Economía no dijo la verdad sino que lo que quiso fue impresionar a la gente porque otra de las mentiras en que han basado esta campaña es que si no aprobamos el TLC, entonces nos salimos de la Cuenca del Caribe y no se va a poder exportar, y eso es totalmente falso. Son datos que lanzan solo para asustar a la gente.

¿Si el TLC es tan malo, por qué el resto de países centroamericanos ya lo firmaron?
– O.C.: Yo le contesté eso a Arias y le dije que en el resto de países casi no tenían nada que perder y lo firmaron sin leerlo. En Guatemala lo aprobaron rapidísimo, con casi el 60% de la población que es indígena y una educación muy baja. Costa Rica, como siempre en la historia, nunca han pasado las cosas sin leerlas o analizarlas, es diferente desde siempre.

– R.A.: Al estar en varios países de América Latina uno se da cuenta de que Costa Rica es el único país que no privatizó los servicios públicos. Aun en Chile el 73% de los chilenos está arrepentido de haber permitido eso. La historia dice que Costa Rica siempre se ha parado fuerte, este país tiene particularidades y no le envidio nada a ningún país de Latinoamérica.

¿Todo el TLC es malo entonces?
– O.C.: Es que yo quisiera que me dieran una parte buena del TLC, pero no agrega nada a lo que ya tenemos. Me dicen que acceso a mercados, pero ya lo tenemos; seguridad jurídica, pero en Estados Unidos está presentada como un agregado, la pueden desacreditar. La Iniciativa de la Cuenca de Caribe la tiene que desaplicar el presidente de Estados Unidos, con fundamento en un incumplimiento que haga el país, mientras que allá el TLC lo desaplica un municipio, un gobernador, es decir, queda peor. ¿Inversión? Un estudio divulgado recientemente anunció que se requieren 80 mil operarios para satisfacer la demanda de la construcción en Guanacaste. Es una inversión pavorosa la cantidad de gente que quiere hacer negocios y nadie de ellos pregunta si Costa Rica va a firmar el TLC. Así que son argumentos inválidos y las pruebas están a la vista. Dijeron hace tres años que si no lo aprobábamos, Costa Rica se derrumbaba y ya llevamos tres años de un crecimiento económico mayor al resto de Centroamérica.

¿Y si es tan malo por qué el gobierno lo apoya?
– R.A.: Porque el TLC, más que un tratado para mejorar la relación comercial entre Estados Unidos y Costa Rica, es un pretexto para meter por debajo un montón de normas para establecer en Costa Rica un sistema de capitalismo salvaje. Entonces el gobierno se ha casado con esas ideas y se ha aprovechado de que el pueblo estaría de acuerdo con los negocios y mete todas esas leyes desfavorables.

¿Favorecería solo a los ricos?

– O.C.: No solo a los ricos sino también a los capitales de inversión norteamericana y centroamericana. Lo que pasa es que detrás del TLC vienen todas las leyes que no han podido pasar anteriormente, para darles las herramientas a los inversores para que después demanden al Estado si no les cumple las expectativas de utilidad, con solo eso ya sería motivo de controversia.

R.A.: El poder que se les da a las empresas inversoras es tan grande que estaríamos quitando la democracia e instaurando el poder de las corporaciones, porque con esas leyes para todo hay que pedir permiso.

¿Tienen una propuesta alternativa? – Claro, contrario a lo que sucede con los que apoyan el TLC, que abiertamente han dicho que no hay otra solución. Por ejemplo, iniciar las negociaciones de otro tratado más simple con Estados Unidos e iniciar otro con Europa. El pueblo no debe tener miedo y debe votar “No” en el referendo.

• “El TLC no agrega nada a lo que ya tenemos”.

• “Detrás del TLC vienen leyes que no han podido pasar, para darles herramientas a inversores para que después demanden al Estado”.

• “El gobierno lanza informaciones y estudios falsos solo para asustar a la gente”.

• “Estoy sorprendido porque creíamos que los grupos opositores al TLC solo iban a estar conformados por personas ajenas a los partidos políticos”.

Fuente: Diario Extra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>