Los exportadores ticos, el TLC y la economía estadounidense

La Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO), está convocando al seminario “La recesión económica de nuestro principal socio comercial: EEUU”; con la finalidad de analizar los efectos en Costa Rica de la explosión de la “burbuja inmobiliaria” y sus implicaciones en el crédito para la producción, tasas de interés, inversión extranjera, exportaciones, consumo, etc. Realmente están alarmados.

La pequeña Costa Rica fue obligada a “asociarse” por medio del TLC, con el país más endeudado del planeta. La deuda externa estadounidense suma ya casi 9 billones de dólares, lo que equivale al 72 % de su Producto Interno Bruto (PIB), que es de 11,7 billones. Ni usted ni este servidor, tenemos idea de la magnitud de semejante cantidad de dinero. De esos 9 billones, más de 2 billones se lo debe el gobierno gringo a China y a Japón.

Por otra parte, es todavía más gigantesca la deuda interna estadounidense. En el año 2001, era de 31,12 billones de dólares. Desde entonces, se incrementa a un ritmo de aproximadamente 5 dólares por cada dólar en que crece su PIB; o sea, que la deuda interna (hipotecas, tarjetas de crédito, prendas por productos industriales, leasing, etc.), es estimada en la actualidad en 38,6 billones de dólares. Es decir, más de tres veces del monto de su PIB.

La economía más endeudada del mundo, tiene otros síntomas de enfermedad terminal, a juicio de muchos. Por ejemplo, su déficit comercial es tan grande que necesita ser compensado por el ingreso, cada 24 horas, sí, cada día, de 2 mil millones de dólares. Solamente así se mantiene a flote pero cada vez más cercana del borde del precipicio. Este es uno de los factores que tiene hoy a millones de familias estadounidenses perdiendo sus casas hipotecadas, lo que han dado en llamar la “burbuja inmobiliaria”.

Para sostener su estructura económica, el sistema productivo estadounidense depende, directa o indirectamente, en un 60 % de la enorme variedad de productos asociados con la guerra, la defensa y la seguridad. Es por eso que se habla del gigantesco poderío que tiene lo que se conoce como el complejo militar-industrial; el que promueve las invasiones y las guerras contra los pueblos indefensos, por ejemplo, en busca de petróleo barato. Al estar tan endeudados y como ellos son los que consumen el 25 % del combustible del planeta, controlar las fuentes del_ “oro negro”_ se vuelve un asunto de su “seguridad nacional”.

Este es el caso de la agresión militar contra el pueblo de Irak. Uno de los hombres más poderosos de Estados Unidos, quien estuvo durante muchos años al frente del Banco Central gringo (o Reserva Federal como le llaman allá), el señor Allan Greenspan, dijo lo siguiente en su más reciente libro: “Me entristece que sea políticamente inconveniente reconocer lo que todo el mundo sabe: que la guerra de Irak fue básicamente por el petróleo”. ¿Quién hará verdadera justicia para el casi millón de iraquíes asesinados por esa invasión, en especial para los miles de niños y de niñas que han perdido sus tiernas vidas?…

¿Haría usted un negocio, de por vida, con una empresa o con una persona sumamente endeudada, si previamente pudo usted conocer su verdadera situación económica? Ahora que nos han obligado a asociarnos, para siempre, con la economía estadounidense, ¿qué le pasará a la nuestra?…. Tienen razón en CADEXCO de estar asustados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>