Sindicatos denuncian al embajador gringo ante el TSE

San José, 10 de agosto de 2007.

Señores y señora
Magistrados y Magistrada
Tribunal Supremo de Elecciones (TSE)
Su Despacho

Asunto: Intervención del Embajador de los Estados Unidos de América en la campaña del referéndum sobre el TLC
Denuncian: ANEP-UNDECA-ASDEICE

Respetables señores y respetable señora:

Es obligación de los miembros del Cuerpo Diplomático acreditado ante el Gobierno de la República, respetar y no intervenir en los asuntos que son propios del debate interno entre los y las costarricenses. Este principio fundamental es, junto a otros elementos doctrinarios, piedra angular de las relaciones internacionales; y, es de aplicación general independientemente del tamaño y poder de los Estados, constituyendo así un factor que garantiza la armonía entre los gobiernos y cimenta la amistad entre los pueblos del mundo.

Cuando de manera indebida y prepotente, algún diplomático transgrede esta norma básica de comportamiento y haciendo caso omiso a la práctica usual y a las buenas costumbres entre naciones civilizadas, se entromete en asuntos que son de privativa naturaleza doméstica, su imprudencia debe conllevar la más enérgica condena, así como acarrear las severas consecuencias que tal injerencia demanda.

El señor Embajador de los Estados Unidos de América, don Mark Langdale ha hecho pública, como consta en diferentes medios de comunicación colectiva, su decisión de inmiscuirse personalmente en la campaña del referéndum sobre el TLC, abogando como es obvio por el voto para el “yes”; para lo cual visitará diversas empresas privadas en las cuales hablará ante los trabajadores y las trabajadoras que, de manera cautiva, serán obligados a escuchar sus disertaciones; mismas que sin duda habrán de girar sobre el tema del empleo, bajo los lineamientos de la “Alianza del Sí”, caracterizados por el terrorismo ideológico y la agresión psicológica al personal prácticamente secuestrado por el empresariado costarricense para tales efectos.

A nuestro juicio, la decisión de Mr. Langdale socava claramente el principio de no intervención en los asuntos internos de nuestra República en momentos sumamente críticos de nuestro devenir histórico y, por lo tanto, han de ser repudiados de la manera más contundente posible.

No ignoramos ni el peso específico ni la naturaleza de los intereses que hacen que el gobierno de los Estados Unidos (y sus aliados internos), sean los mayores propagandistas y propiciadores del _“tratado de libre comercio_”. Tampoco nos desvela que el señor Embajador, representante de dicho gobierno y también de algunos de esos intereses de los cuales forma parte y se beneficia en su vida privada, realice las tareas que en ese ámbito le competen como enviado de la Administración Bush a nuestro país. Habría que ser muy necio o muy sencillo para pensar que el Embajador de una potencia mundial no juega un papel central y destacado en los ires y venires de un proyecto de la magnitud del TLC.

En este sentido, cuando un representante de un gobierno extranjero se extralimita como lo ha hecho el señor Embajador Langdale, lo hace impune e impúdicamente frente a los medios de comunicación; y, peor todavía, toma posición y se pronuncia de manera tan directa frente a un tema que tiene al país en vilo precisamente por las enormes consecuencias que acarrea para el futuro de Costa Rica; en consecuencia, sus palabras no pueden ser admitidas como una expresión más de los múltiples puntos de vista que sobre este y otros asuntos de capital importancia para el país. Digámoslo claramente: el señor Langdale , al decir lo que dijo y al estar haciendo lo que con gran descaro dijo que iba a hacer y que ya está haciendo, intenta intimidar a quienes tienen dudas sobre el TLC, adoptando una actitud de procónsul que no es de recibo es una república democrática y madura como la costarricense.

Por todo lo anterior y en nombre de nuestros agremiados y agremiadas, así como recogiendo el sentir de amplios sectores de la población nacional con altos valores éticos y cívicos, que han visto en la actitud del señor Embajador de los Estados Unidos de América una abierta provocación que podría dañar gravemente los lazos de amistad y fraternidad que han prevalecido entre nuestros pueblos; solicitamos al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), actuar de inmediato, convocando a Mr. Langdale a su seno, para indicarle que detenga, inmediatamente, la descarada intervención de él en nuestros asuntos internos, especialmente en el tema del TLC que, como sabemos, ha generado y generará una clima de tensión sociopolítica no visto en las últimas décadas.

Invocamos el derecho constitucional de respuesta, en forma y tiempo, para saber lo que al respecto ha de resolver ese tribunal ante el presente planteamiento que constituye una denuncia formal en contra de la intervención irrespetuosa, impúdica y provocadora del señor Embajador de los Estados Unidos de América, en Costa Rica, Mr. Mark Langdale.

De quedar enfáticamente señalado que Mr. Mark Langdale está violentando el ordenamiento jurídico costarricense dado que, por una parte, ofende la Constitución Política de Costa Rica la cual, en su Artículo 19 que los extranjeros, _“no pueden intervenir en los asuntos políticos del país_”. Así textualmente está establecido.

Por otra parte, este diplomático está violentando la propia Ley del Referéndum, que indica en el inciso b) del Artículo 20, _“prohíbese a toda persona física o jurídica extranjera, participar en la recolección de firmas, en la solicitud de celebración de referéndum, o en campañas de publicidad o propaganda a favor o en contra del proyecto sometido a referéndum_”.

Respetuosamente creemos que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) no puede eludir o soslayar el abordaje contundente de este caso, pues tiene la ley en la mano para hacerlo.

Fabio Chaves Castro
Presidente
Asociación Sindical de Empleados del
Instituto Costarricense de Electricidad
ASDEICE

Luis Chavarría Vega
Secretario General
Unión Nacional de Empleados
de la Caja y de la Seguridad Social
UNDECA

Albino Vargas Barrantes
Secretario General
Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados
ANEP

C.c. Gobierno de los Estados Unidos de América.
C.c. Gobierno de Costa Rica-Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.
C.c. Partido Demócrata, Estados Unidos de América.
C.c. Centro Carter.
C.c. Movimiento Patriótico No al TLC.
C.c. Diputados y diputadas, Asamblea Legislativa, República de Costa Rica.
C.c. Medios de Comunicación Colectiva.
C.c. Juntas directivas, ANEP, ASDEICE y UNDECA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>