Telefonía fija a salvo

“Se ha logrado detener, al menos temporalmente, la entrega de la telefonía fija a las empresas transnacionales”, considera el Diputado José Merino del Río al comentar la marcha atrás del gobierno en su intención de privatizarla.

El Frente Amplio tiene el mérito de haber denunciado ante la opinión pública la inclusión de la telefonía fija en la apertura de mercados dentro de una “mega-moción”; de haber desnudado los falsos argumentos de quienes adujeron que se trataba de “chatarra” o que de otra manera no se podría acceder a los fondos para la solidaridad, y de haber vuelto a presentar como moción el último día el artículo excluido por el G-38.

Según el diputado Merino debe quedar absolutamente claro que la telefonía fija, también mencionada en el proyecto como “telefonía básica”, no solo es la que se transmite por medios físicos (como el alambre de cobre, el coaxial o la fibra óptica), sino que también incluye la que se transmite por medios inalámbricos como el sistema celular fijo o el conocido como WiMax.

“De momento hemos logrado parar esta apertura de la telefonía fija, al darnos cuenta y alertar a la población, pero debe saberse que más allá de los compromisos adquiridos en el TLC, la pugna entre poderosos grupos económicos como el de Carlos Slim o Telefónica y sus redes de socios y apoyo político locales, por apoderarse de este mercado, continuará”, sentenció el legislador del Frente Amplio.

Ha quedado claro que esta moción no fue un simple error de los diputados del G-38, sino que escondían un gran negocio, pues a través de la telefonía básica, que cuenta en Costa Rica actualmente con 1.4 millones de líneas, se transmite voz, datos y video, agregó y dijo que _“ahora han tenido que ceder, pero no hay duda que intentarán en el futuro lograrlo por otros medios”. _

A pesar del triunfo alcanzado, el Diputado Merino considera que se deben continuar combatiendo los dos proyectos de ley que abren los mercados y desmantelan el ICE, porque son peores que los del Combo, que el pueblo enterró con la movilización social.

José Merino señaló que continuará en su labor de vigilancia democrática y de denuncia, que ha permitido advertir no sólo sobre la privatización de la telefonía fija, sino también sobre los cambios en materia de propiedad intelectual con cárcel de hasta seis años por fotocopiar un libro, sobre los cambios a la ley de biodiversidad, y otros, pero que lo fundamental es derrotar todos estos proyectos, no solo porque vayan más allá de lo pactado en el TLC, sino porque en su conjunto son nefastos para el país.
__________________________________________________________

Diputado Merino impugna artículo 41 bis del reglamento legislativo
Presenta acción de inconstitucionalidad

El Diputado José Merino del Río presentó el día de hoy ante la Sala Constitucional una acción de inconstitucionalidad contra el artículo 41 bis del Reglamento Legislativo, por vicios sustanciales en el procedimiento parlamentario seguido en la tramitación del expediente que le dio origen.

El legislador del Frente Amplio denunció ante la Sala Constitucional que en fecha posterior a la votación en el Plenario legislativo el texto del artículo 41 bis “fue alterado por el fondo”, ya que no coinciden el texto aprobado y el publicado posteriormente en el Diario Oficial.

Según consigna el Diputado Merino en su alegato, el texto sustitutivo aprobado el 29 de julio de julio de 1999 y votado en forma definitiva el 8 de noviembre de 1999 en el plenario, dice en el párrafo segundo del inciso e) sobre la “moción para fijar plazos de votación”, que: “En todo caso, si vencido el plazo de los dos meses no se hubiese cumplido con las seis sesiones mínimas de discusión del proyecto por el fondo, se tendrá por prorrogado el plazo automáticamente…”; sin embargo el texto publicado en La Gaceta es distinto pues dice: “En todo caso, si vencido el plazo de las veintidós sesiones no se hubiese cumplido con las seis sesiones mínimas de discusión del proyecto por el fondo, se tendrá por prorrogado el plazo automáticamente…”

Merino del Río sostiene que “no consta registro alguno de que antes de la votación final la Asamblea aprobara la introducción de este cambio sustancial”. Argumenta que no se presentaron ni votaron mociones de fondo, ni hay prueba de que algún órgano legislativo haya acordado o avalado la introducción esta modificación antes de la votación final del proyecto. “No se sabe a ciencia cierta quién alteró el texto definitivamente aprobado, pero si tenemos certeza de que no fue el Plenario Legislativo, ni ningún otro órgano legislativo con competencia”, dijo.

Para el Diputado Merino se configuran vicios sustanciales del procedimiento porque se alteró el texto del proyecto mediante la introducción de un cambio de fondo, sin seguir el procedimiento legislativo establecido para tal efecto, porque dicha alteración ocurrió después de su aprobación definitiva, y porque este cambio fue hecho por alguna persona, un tercero, sin competencia para ello.

En el documento presentado a la consideración de la Sala Constitucional el representante legislativo del Frente Amplio reclama que se han lesionado los Principios Democrático y de Publicidad, y solicita se declare la inconstitucionalidad del artículo 41 bis del Reglamento de la Asamblea Legislativa y se anule la norma impugnada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>