Wikileaks: Abel Pacheco espió a diplomático venezolano

El cable fue redactado en noviembre de 2004 por el entonces embajador norteamericano en Brasil John Danilovich, luego de encontrarse con Pacheco en Río de Janeiro durante la cumbre del Grupo de Río. El diplomático calificó entonces las manifestaciones del costarricense como francas y provocadoras.

Pacheco, quien gobernó Costa Rica entre 2002 y 2006, dijo al embajador que las “payasadas” del líder venezolano Hugo Chávez eran objeto de rampantes chistes entre los gobernantes que asistieron a la cumbre.

El mensaje enviado por Danilovich al Departamento de Estado indica que la “inteligencia costarricense” tenía bajo vigilancia las actividades de un diplomático venezolano de quien sospechaba que mantenía encuentros secretos con dirigentes sindicales.

Agrega que había sospechas de que el diplomático venezolano, cuyo nombre no aparece citado, habría introducido 200.000 dólares al país centroamericano con los cuales pagaría a activistas sindicales para que realizaran provocaciones durante la Cumbre Iberoamericana celebrada ese año en Costa Rica.

Pacheco pidió apoyo a la inteligencia norteamericana, a lo que Danilovich respondió que canalizaría la petición a sus superiores.

El entonces gobernante también habría dicho a Danilovich que hubo una sensación de alivio entre los gobernantes cuando el presidente anfitrión, el brasileño Luiz Ignacio Lula da Silva, no llamó a los países a acercarse a Cuba, como varios de los asistentes temían, en su discurso inaugural de la cita de Río de Janeiro.

Acusaciones sin fundamento

Ninguna de las supuestas “acusaciones o temores” de Abel Pacheco existieron ni se comprobaron y fue visto como una actitud “condescendiente” con el gobierno de Estados Unidos en su campaña contra Venezuela.

Por otra parte estas “acusaciones” formaban parte de las acciones, que desde el propio gobierno se realizaron para “desprestigiar” la lucha del pueblo costarricense en contra del TLC y que se profundizaron en el siguiente Gobierno de los Arias Sánchez.

Con estas acciones el desprestigio costarricense ante la opinión pública internacional no se ha hecho esperar y ya recibe condenas de diversos sectores.

ANEP retó a empresarios y a los Arias

Como parte de las acciones para demostrar la transparencia contra las acusaciones de que los sindicatos recibían dinero de Venezuela, la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados, ANEP, retó a los empresarios y al mismo gobierno de Arias a mostrar públicamente sus ingresos y egresos financieros.

Para ello ANEP se respaldó en Transparencia Internacional, organización internacional dedicada a combatir la corrupción política, teniendo como herramienta principal la divulgación de información. (Ver notas: Empresarios no quisieron abrir sus cuentas)

Sin embargo ni los empresarios, ni los Arias aceptaron el “reto” planteado por ANEP, entonces surge la pregunta, ¿quiénes ocultaban qué?

Una vez quedó demostrado que la campaña contra el pueblo costarricense, para imponer el TLC, fue orquestada, organizada y ejecutada por el “poder” empresarial entronizado en el Gobierno mediante lo que Oscar Arias Sánchez llamó la “dictadura”.

Fuente: Redacción propia, AP, e internet

____________________________________________________

Nota aclaratoria de Albino Vargas Barrantes, Secretario general de ANEP a periodista de Diario Extra

Viernes 14 de enero de 2010

Estimado y respetado don Jhonny Castro, Diario Extra:

En primer término, saludos muy respetuosos. Le escribo con relación a la nota periodística que bajo su responsabilidad se publica en la edición de este día, en el diario de mayor circulación de Costa Rica, Diario Extra, titulada “Pacheco confirma investigación a representante venezolano”, con el antetítulo de “Como confirmó cable difundido por el sitio WikiLeaks; información en la cual se consignan declaraciones de este servidor, a solicitud suya, indicando usted que yo habría dicho lo siguiente:

“No veo relación de terceros en el sector sindical con Venezuela, aunque creo que dicho país es un gran administrador de los movimientos latinoamericanos y que en América del Sur se ha venido gestando mucha de la política internacional que hemos abandonado”.

Al respecto, por una cuestión elemental de transparencia y para la comprensión real de mis opiniones al respecto, nos vemos en la imperiosa necesidad de aclararle, con todo respeto lo siguiente:

PRIMERO: Las declaraciones se las dimos a su distinguida persona, simultáneamente, en el mismo instante, que las que dimos a su colega de La Prensa Libre, don Aarón Sequeira quien, a su vez, publica lo correspondiente en la edición de la fecha del decano de la prensa nacional (página 4).

SEGUNDO: Analizando el contenido de la nota periodística de don Aarón, con las declaraciones dadas por este servidor suyo a ambos, en el mismo instante, tenemos que concluir que la frase que usted me atribuye, “aunque creo que dicho país es un gran administrador de los movimientos latinoamericanos…”, es una creación completamente suya, don Johnny, de su entera producción y respetuosamente tenemos que rechazar, enfáticamente, que nosotros la hayamos pronunciado durante la corta entrevista que por petición de ambos dimos al respecto. Jamás podría haber dicho este servidor de ustedes una frase semejante porque es una aseveración que ofende, completamente, a toda la amplia gama de los movimientos sociales latinoamericanos que desarrollan sus propias luchas dentro de sus correspondientes contextos nacionales, en gran autonomía y con sus propias fuerzas y medios, tal y como lo hacemos en Costa Rica. Además, se trata de una afirmación que, también, ofende al propio Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y a su propia delegación diplomática en suelo costarricense. En verdad, debemos reiterar que usted puso en mi boca palabras que jamás dice sobre esa especie de que Venezuela es un “gran administrador de los movimientos latinoamericanos…”.

TERCERO: Con respecto a la otra parte de mis declaraciones cuando usted consigna que este cristiano afirmó haber dicho “que en América del Sur se ha venido gestando mucha de la política internacional que hemos abandonado” , no recordamos haber empleado así, una a una, esas palabras, unidas entre sí para dar la idea que se quiere transmitir. Recuerdo haber hablado de que en lo personal me considero un latinoamericanista, que cree en la integración de los pueblos de la América Latina, como una de las mejores formas para enfrentar a los grandes bloques económicos; y que, en la América del Sur se ha venido desarrollando mucha política social que por estos lados se ha abandonado.

CUARTO: Afortunadamente, se pueden comparar las dos notas periodísticas, tanto la que es de su autoría, don Johnny, como la que elaboró don Aarón, de tal suerte que ésta última sí expresa con más fidelidad el sentido, significado y precisión de mis declaraciones sobre el asunto de WikiLeaks y el espionaje tanto a una delegación diplomática extranjera como a ciudadanos costarricenses, en este caso, a dirigentes sindicales.

QUINTO: Sirva la ocasión para que quede la constatación de que Costa Rica tiene toda una policía política: la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), encargada del seguimiento, del espionaje, de la indagación privada de ciudadanos y de ciudadanas costarricenses y como el caso lo muestra, hasta de dignatarios diplomáticos debidamente acreditados en el país con base en las normas jurídicas de la cuestión diplomática internacional.

SEXTO: Le reitero mi mayor respeto y la máxima consideración de mi parte, expresándole anticipadas gracias por la cortesía que usted y que Diario Extra siempre nos ha guardado.

Servidor atento,

Albino Vargas Barrantes
Secretario General ANEP
Cédula No. 1-457-390

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>