“Yes” al TLC: Terrorismo ideológico, agresión psicológica y violencia institucional (I parte)

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

___________________________________________________________
La oligarquía neoliberal criolla, por medio de sus órganos de propaganda (antes conocidos como “medios de comunicación colectiva”), ha sido lo suficientemente clara en cuanto a que actuará sin miramiento alguno, sin ningún limite, con tal de imponerle a la sociedad costarricense “su” TLC.

Ese TLC que le garantizará, ¡por fin! y luego de más de veinte años de intentos frustrados, convertir en sus negocios privados los servicios públicos más rentables todavía en manos de la institucionalidad democrática del país: telecomunicaciones, seguros comerciales, medicamentos, agua y biodiversidad, agricultura; profundizando, además, los “nichos de mercado” en los ya entró: energía eléctrica, medicina y educación privadas, puertos, por ejemplo.

Sin escrúpulos, sin ética, sin moral, sin argumentos, esa oligarquía neoliberal criolla, acostada ahora en perversa relación incestuosa con las otras oligarquías centroamericanas de carácter asesino que ya echan raíces en nuestra querida Patria; utiliza mecanismos propagandísticos de baja ralea, experimentados ya en otras realidades con consecuencias profundamente trágicas y dolorosas. Veamos.

El terrorismo ideológico: Pretenden meterle miedo a la población en cuanto a que el potente movimiento cívico que está contra este TLC, responde a designios extranjeros de gobiernos cuya imagen ante la sociedad costarricense ha sido satanizada previamente. Se han reinventado los esquemas de propaganda terrorista usados en la época de la llamada Guerra Fría, pretendiendo hacerle creer a la población que las_ “hordas comunistas”_ ya están, prácticamente, en nuestra frontera norte.

La agresión psicológica: En muchas empresas, los trabajadores son sometidos a jornadas sistemáticas de “lavado de cerebro”; conminándolos a votar por el TLC de la oligarquía, sin mayor ejercicio de análisis crítico y sin la menor posibilidad de acceso a los argumentos de la contraparte. Cientos de casos nos han sido reportados de los contenidos de adoctrinamiento que se dan en empresas que se han convertido en verdaderos campos de concentración en los cuales se les tortura mentalmente con el asunto del empleo. Por otra parte, a los sectores más empobrecidos se les chantajea para que voten por el TLC de la oligarquía neoliberal, si quieren recibir beneficios derivados de las políticas sociales focalizadas que se están promoviendo.

La violencia institucional: A partir del Golpe de Estado Técnico que significó la reelección presidencial, la oligarquía neoliberal criolla (cuya gerencia política actual la ejecutan los hermanos Arias Sánchez), prostituyó la teoría republicana del sistema democrático basado en la independencia de poderes; y hoy, para importantísimos segmentos de la ciudadanía, los poderes legislativo, judicial y electoral son controlados, influenciados o gerenciados para instaurar, de manera definitiva, el poder totalitario y absoluto de esa oligarquía neoliberal. Continuaremos la semana próxima…

_________________________________________________________

Lea También: Ruta de una Censura a la libertad de expresión
_________________________________________________________

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>