2014: De elecciones y quehaceres

Inicia un año de mucha expectativa. Un año electoral en el cual nosotros y nosotras como jóvenes trabajadores y trabajadoras debemos ser participantes y no espectadores, ni espectadoras. Ojo, este no es un texto panfletario, más bien es una invitación hacia un papel informado, como llaman ahora un voto informado, para poder ejercer un derecho al sufragio que sigue siendo pieza clave en la democracia costarricense. Trece candidatos se disputan la silla presidencial y como anepistas es nuestro deber conocer en detalle quienes son, como ha sido su gestión pública, su trayectoria política y/o empresarial, quienes lo acompañan y sobretodo cual es el programa político que proponen.

Nos corresponde, en estas semanas previas al domingo 2 de febrero, aprovechar todos los espacios virtuales, impresos y presenciales como insumos para forjarnos una opinión respaldada por un conocimiento adquirido. Como jóvenes, no podemos reproducir discursos de otrora, ni mucho menos debemos permitir que viejas escuelas nos digan que línea seguir. Por lo cual, y a propósito del primer debate televisado (Primera Parte con 6 candidatos) llevado a cabo por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) el pasado domingo 5 de enero, me permito recomendar algunos puntos a considerar en estos quehaceres que tenemos como jóvenes:

1. Ni chicha, ni limonada. Simplemente no se vale adoptar una postura de confort. No se vale decir: “por ninguno voto”, “yo no voto”, “todos son iguales”. El ejercicio del sufragio implica un derecho constitucional y un deber cívico con este país, el cual debemos proteger a ultranza.

2. Partidos atrapalotodos. Se debe estar alerta de los partidos escoba, quienes para capitalizar votos estén maquillando su verdadera ideología [i]. No se sataniza esta estrategia política, solamente se insta a abrir los ojos en los temas de fondo que pueden marcar cambios drásticos en el modelo del país. Debemos prestar atención a quienes no son consecuentes. Decía el gran José Martí que la mejor forma de decir, es hacer.

3. Temas de fondo. No eclipsarse frente a temas morales (uniones entre personas del mismo sexo, la interrupción del embarazo, entre otros), que si bien son muy relevantes, desvían la atención de los que como clase trabajadora y como costarricenses respetuosos y respetuosas de la Costa Rica inclusiva y solidaria nos deben convocar a buscar planteamientos. Debemos inquirir y sondear sobre: la evasión de impuestos, los casos de corrupción en la obra y la gestión pública, la impunidad, los niveles de pobreza, la inequidad, la ley de salario único, los sistemas de pensiones, el desmantelamiento del Estado. Que sepamos que opinan los candidatos sobre estos temas y cómo los abordarán.

4. ANEP libre de calcomanías. Respetemos que como organización sindical hemos decidido dar espacio a un crisol de colores políticos. Nuestra base gremial no debe ser contaminada por favores político-electorales, ni debemos involucrar nuestra intención de voto con los principios que rigen nuestro ideario. Como anepistas tenemos una agenda y una propuesta de país que no se supedita a quien llegue a Zapote. Más bien, debemos buscar en los candidatos y sus programas lo que hemos planteado por años. Hagamos que nos busquen no como un votante x, sino para pedirnos nuestra opinión, para saber que piensa ANEP.

5. Ojo al Cristo. Un sabio dicho de mi abuela. En esta era de redes sociales, de teléfonos inteligentes y sabotajes informáticos, es nuestra responsabilidad no ser electores y electoras de “me gusta” o comentarios viscerales. No hagamos de esta elección un evento posmoderno, recuperemos su sentido táctil. Asistamos a los eventos que nos sea posible, leamos y construyamos antes de repostear un post de un compa de un amigo. Seamos parte de una difusión sana de datos. No reproduzcamos sin conocimiento de causa y compartamos inteligentemente. Me robo unas palabras de Fidel Castro: «El problema no está en las mentiras que los medios dominantes dicen. Eso no lo podemos impedir. Lo que debemos pensar hoy es cómo decimos y difundimos nosotros la verdad.»[ii]. Así que repliquemos cuanto más sepamos sobre un candidato de manera constructiva, para con ello crear nuestros propios espacios.

6. Más allá de las elecciones. Gane o no el candidato de nuestra elección, vayamos o no a segunda ronda, se de una coalición o no, el quehacer continúa luego del 2 de febrero. Las tareas son infinitas y el tiempo es apremiante. Nos corresponde en los meses venideros seguir las promesas de campaña y como jóvenes sindicalizados y sindicalizadas realizar auditoria de los nuevos gobernantes, tanto en el Ejecutivo como en el Legislativo.

En suma, el voto informado lo hacemos cada uno de nosotros y nosotras, con nuestras acciones cotidianas y con los quehaceres que inician este enero 2014. Quehaceres que se cristalizarán con ir a votar responsablemente este primer domingo de febrero.

Página sugerida
Tribunal Supremo de Elecciones – Dónde voto y candidatos
http://www.tse.go.cr/elecciones.htm

[i] Enciclopedia Libre Wikipedia. “Partidos atrapalotodo” http://es.wikipedia.org/wiki/Partido_atrapalotodo Accesado el 4 de enero de 2014

[ii] Ramonet, Ignacio, “Dos horas más con Fidel”, Rebelión, 4 de enero de 2014 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=179004

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>