Ante la tragedia nacional

A nuestra distinguida afiliación anepista

A los compañeros y a las compañeras dirigentes de las seccionales

A los compañeros delegados y a las compañeras delegadas

Mensaje de la Junta Directiva Nacional (JDN) de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP)

Con relación al dolor nacional que el país está experimentando por las graves consecuencias derivadas de la tormenta tropical Thomas; en su sesión de la fecha, No. 1900, de carácter ordinaria y celebrada el día viernes 5 de noviembre de 2010, la Junta Directiva Nacional (JDN) de la ANEP tomó el Acuerdo Firme y Unánime que se comparte a continuación:

PRIMERO: ANEP hace manifestación expresa y pública de su sentimiento de solidaridad para con las personas familiares de quienes perdieron la vida por tal razón, dejando constancia por esta vía de las más sentidas condolencias de la agrupación por tal circunstancia.

SEGUNDO: ANEP a través de sus organismos de base, conocerá, tramitará y resolverá, en la medida de sus propias posibilidades financieras, ayudas solidarias para compañeros y para compañeras anepistas que estén en situación precaria a raíz de esta tragedia. Habrá un pormenorizado informa de rendición de cuentas al respecto. No se aportarán dineros para actividades gremiales de corte social con ocasión de la época de fin de año, debiéndose rechazar, por espíritu solidario y de identificación con nuestros hermanos y nuestras hermanas de clase que están sufriendo, peticiones en tal sentido recibidas o por recibirse. Ni siquiera para la propia actividad institucional de la organización habrá apoyo en tal sentido.

TERCERO: ANEP solicita a las diferentes seccionales y comités de enlace, organizar, en sus respectivos radios de acción laboral-institucional, colectas de acopio de víveres esenciales y de materiales fundamentales para labores de rescate; y que, una vez realizadas estas colectas, se entreguen, directamente, en los propios centros de albergue de personas damnificadas. Particularmente se recomienda gestionar donativos de agua embotellada, refrescos, jugos, galletas, leche líquida de larga duración, alcohol en gel, bolsas de basura, toallas sanitarias, pañales desechables, mantillas, colchas, cobijas, paños, jabón de baño, jabón en polvo, papel higiénico, pastas, focos, linternas, pilas para focos, chupones. También las personas socorristas necesitan de, al menos, botas, capas y guantes. La organización podrá valorar colaborar en la provisión del transporte para tal fin en la medida de sus posibilidades, aunque tal transporte debe ser gestionado como parte de la acción solidaria que implica toda esta situación.

CUARTO: ANEP cree preciso que una vez pasada la coyuntura en su plano de inmediata urgencia, se debe formular un emplazamiento político directo a las esferas de poder, especialmente al propio Gobierno de la República, acerca de una serie de temas relacionados con la prevención y atención de desastres; aspecto éste que está mostrando graves debilidades, omisiones y altos riesgos que, ante la fatalidad de un evento natural de mayor envergadura, estaría generando gigantescos efectos catastróficos con incrementos sensibles en el número de pérdida de vidas humanas y de bienes materiales, tanto públicos como privados. El país está mostrando, en estas circunstancias, graves vulnerabilidades que tienen que ver con desregulaciones abusivas, laxitud en los controles de construcción y de protección de la ecología y el ambiente; enormes dificultades para la gente del pueblo de construir viviendas sólidas y en lugares seguros; así como impactantes inoperancias, con corrupciones abiertas, en materia de infraestructura vial que, entre otras cosas, implican efectos perversos para la producción y la comercialización nacionales.

QUINTO: ANEP estima que en materia de atención de prevención y atención de riesgos en situaciones de emergencia, se debe abrir todo un campo de atención y de abordaje psicosocial como parte de la estructura institucional de la política pública dedicada a tal fin. Las personas que sufren por la pérdida de seres queridos y de sus bienes materiales, son seres humanos que merecen una atención integral para enfrentar el dolor, elaborar esas pérdidas y armarse, psicoemocionalmente, para seguir adelante. Personal profesional de las Ciencias Sociales con ámbito interventor directo en estas situaciones, deben formar parte de la planilla pública de atención de las emergencias.

SEXTO: ANEP estima que, para esta situación específica, las personas trabajadoras profesionales en Trabajo Social, Psicología y Sociología, por ejemplo, a las cuales se les paga Dedicación Exclusiva, debe posibilitárseles cooperar, solidaria y gratuitamente, en su tiempo libre ayudando a las personas en situación difícil por la circunstancia comentada; de modo tal que en sus respectivas instituciones laborales no reciban amonestaciones, persecuciones, llamadas de atención o aperturas de procedimientos por esa circunstancia del “impedimento” del pago de la Dedicación Exclusiva. La ANEP se dirigirá, inmediatamente, en carta, a la propia primera mandataria del país para que se emita una directriz al respecto mientras dure la propia emergencia y el período inmediato posterior a la misma.

SÉTIMO: ANEP estima que las municipalidades deben realizar un profundo proceso de revisión interna acerca de la efectividad actual de su papel en la protección del entorno de la ciudadanía habitante de las comunidades de sus respectivos cantones; para determinar cuán deteriorado puede estar ese papel y que hace más dramáticos los embates de la naturaleza. Esa revisión abarca, por ejemplo, los planes reguladores, las debilidades de control, las facilidades permisionarias demasiadamente laxas, el tráfico de influencias y hasta la corrupción abierta en ciertos casos; se conjugan como un coctel explosivo en contra de la vida humana y de los bienes de las personas en situaciones como éstas. Por otra parte, la capacitación estratégica de su personal para corregir lo anotado y para la misma circunstancia de enfrentar estas situaciones de emergencias, se hace más evidente todavía.

OCTAVO: ANEP hace público su reconocimiento, expresa su gran respeto y muestra su admiración, por la gran labor de rescate que, no solamente en la localidad de mayor crisis, sino en todo el país, realizan servidores públicos como los y las integrantes de la Fuerza Pública, del cuerpo de bomberos, de cuadrillas municipales de trabajadores de campo y de soporte logístico-administrativo; del personal de la Salud, de la Cruz Roja, de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), del ICE, del A y A , de la Caja, del IMAS y del PANI entre otros sectores cooperantes en esta labor humanitaria. Se muestra así la altísima vigencia de la importancia de los servicios públicos estatales para las labores solidarias y de emergencia que se presentan en nuestra nación. ¡Felicitaciones a todos y a todas las personas trabajadoras que están en esta cruzada humanista y solidaria!

JUNTA DIRECTIVA
ASOCIACIÓN NACIONAL DE EMPLEADOSBLICOS Y PRIVADOS
ANEP

Luis Carlos Amador Brenes
Ronald Barrantes Moya
Emma Chacón Alvarado
Ana Luis Cinco Quesada
Inés Delgado Castro
Enrique Jara Camacho
Guillermo Keith Bonilla
Lydia Lacayo Mena
María Eugenia Martínez Vargas
Edgar Morales Quesada
Laura Morúa Calvo
Hazel Pérez Madrigal
Isabel Portuguez Quesada
Andrea Retana Rodríguez
Luis Rivas Quirós
Sonia Vargas Araya
Albino Vargas Barrantes

¡Volquémonos hacia la Solidaridad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>