Califican como “conspiración política” plan orquestado por Casas y Sánchez

Aseguran que atenta contra la pureza del sufragio

Krissia Morris Gray
kmorris@ prensalibre.co.cr

“Conspiración política”, “chantaje inaceptable” y “golpe al alma de la institucionalidad democrática” fueron los calificativos empleados por los adversarios del Tratado de Libre Comercio entre Costa Rica y Estados Unidos (TLC) para el memorando elaborado por el segundo vicepresidente de la República, Kevin Casas, y el diputado oficialista Fernando Sánchez, en que recomiendan al Gobierno explotar la figura del miedo para lograr que el acuerdo gane en las urnas el 7 de octubre próximo.

Albino Vargas Barrantes, secretario de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), aseguró que “el documento es una conspiración política contra la pureza del sufragio para el referéndum. Este revela que el Gobierno está dispuesto a acudir al delito electoral para obligar a la población a que vote su tesis a favor del TLC”.

“Esto demuestra con contundencia que el jefe del Sí es el presidente de la República, Óscar Arias, que la Casa Presidencial es empleada como sede del comité y que ministros y presidentes ejecutivos son activistas de la campaña”, sostuvo Vargas.

En el memorando se indica que se deben tomar las acciones necesarias para evitar que le ocurra al acuerdo lo mismo que ocurrió con el combo del ICE y entre otras cosas señala que “(…) la coalición que tenemos en contra es formidable: universidades, iglesia, sindicatos, grupos ambientalistas, etc. Y del otro lado, a favor del TLC, solo están el Gobierno y, a medias, los grandes empresarios. Así no hay forma de ganar. Es urgentísimo meter en la campaña, por lo menos, a los pequeños empresarios, a los solidaristas y lo que se pueda del cooperativismo. Y cuando decimos meter en la campaña es, simplemente, que aparezcan por todo lado las caras de algunos de sus líderes. (…) Cierto es que el solidarismo, en particular, no hay liderazgos nacionales fuertes. Si es así, habrá que crearlos ya”.

Por su parte, Eugenio Trejos Benavides, coordinador del Movimiento Patriótico No al TLC, reafirmó que es “un chantaje inaceptable e irrespeto a la autonomía de los alcaldes”, pues el documento dice que se le debe señalar a los alcaldes que deben luchar por el gane del Sí, pues en caso de que el No gane entonces deberán olvidarse, por los próximos tres años, de ayudas económicas por parte del Gobierno.

Agregó que el memorando plantea una estrategia que se basa en el miedo para conseguir un objetivo trazado.

“Ante esta grave situación, expresamos nuestra indignación ante la evidencia de que el Gobierno pretende ganar el TLC sobre la base del temor, el miedo, la mentira, engaño, el delito y si se quiere también de la corrupción”, recalcó Trejos Benavides.

Apuntó que pese a los alegatos de Casas y Sánchez, que denunciaron que hubo un “robo de correspondencia”, Trejos adujo que “el contenido del documento es de interés público, porque lo hizo un funcionario público y era enviado a otro funcionario público, todo delito público comienza a instancia privada”.

También dijo que se ha comprobado que el mandatario, los diputados, ministros y presidente ejecutivos hacen campaña a favor del Sí, en la que reparten bonos y demás ayudas para garantizar el voto de la población, situación que consideran es contra lo estipulado por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).
Exigencia a Arias

Ante la delicada situación, tanto Trejos como Vargas emplazaron al Presidente de la República para que destituya de su cargo a Kevin Casas, pues de lo contrario la interpretación que se haría es que el mandatario avala el documento cuestionado y las eventuales consecuencias.

Por el otro lado, le solicitan al diputado liberacionista Fernando Sánchez que renuncie a su cargo. Los dirigentes criticaron el hecho de que el gobernante trate de minimizar la gravedad de los hechos al expresar que “no se debe hacer una tormenta en un vaso de agua”, por lo que indicaron que, en caso de no tomar acciones drásticas, se constituiría en “cómplice”, al tiempo que sería un “flaco favor político y democrático”.

“Solicitamos a los diputados de la Asamblea Legislativa que integren una comisión especial para investigar el caso y que llamen a comparecer a Kevin Casas, a Fernando Sánchez y al presidente de la República, Óscar Arias, para que rindan cuentas”, añadió Trejos.

Al mismo tiempo, reiteró la invitación que cursó meses atrás al gobernante para que debatieran sobre el TLC, para que tanto las bondades como lo negativo del acuerdo sean tratados en un mismo estrado, como se hace en las democracias modernas.

“Invito al Presidente de la República, como principal vocero del Sí, a que debata conmigo, principal vocero del No. Estaré dispuesto a que ponga a su hermano Rodrigo Arias como moderador y que escoja el canal televisivo, ya sea público o privado, en el que quiera el debate y ojalá que sea en cadena nacional, para que ambos, de cara a la población, discutamos y defendamos nuestras posturas sobre el TLC”, añadió Trejos.

Fuente: La Prensa Libre, 8 de setiembre de 2007

Vuelva al artículo principal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>