Carta abierta a la alcaldesa de San José

Honorable señora
Dra. Sandra García Pérez
Alcaldesa de San José
MUNICIPALIDAD DE SAN JOSÉ

Carta Abierta: Hablando de transparencia, dos situaciones para esclarecer

Estimada señora:

En primer término, reciba usted atento y respetuoso saludo.

Aunque está pendiente de nuestra parte hacer referencia a los contenidos de su respuesta a nuestra Carta Abierta de días pasados, pues por razones de exceso de trabajo no hemos tenido la posibilidad de elaborarla; sí consideramos sumamente necesario puntualizarle dos situaciones que nos han llamado poderosamente la atención, situaciones que compartimos con la población laboral institucional en este formato de Carta Abierta.

La motivación para escribirle sobre estos dos asuntos puntuales nace; por un lado, de su prédica con relación a su posición de “exigente con el cumplimiento del deber y el respeto a la normativa” (según uno de los argumentos de su respuesta que está pendiente de nuestra reacción; es más, usted ha indicado que ello es y será siempre su “norte”. Por otro lado, recientemente en una reunión que sostuvo con los jerarcas institucionales, según informaciones en nuestro poder, usted reiteró tal conducta.

Con base ello y siempre reiterándole nuestro mayor respeto y consideración, le agradecemos referirse a lo siguiente:

Caso del señor Eduardo Amador Hernández. Tenemos entendido que este ciudadano dejó de laborar para la Municipalidad de San José, el pasado mes de diciembre de 2013 para acogerse a su jubilación, presuntamente, habiendo llegado a trabajar a la misma el 4 de junio del 2013. Es decir, solamente estuvo laborando 6 meses. Lo curioso del asunto es que, según documentación en nuestro poder, al señor Amador se le nombró en plaza de Profesional 2 de la Dirección de Recursos Humanos, la que estuvo ocupada por don Fabio Cubillo Blanco, quien por muchos años se desempeñó como subdirector de Recursos Humanos y quien ya está jubilado desde hace varios años, teniendo entendido que tal plaza había estado congelada por mucho tiempo al no “tener contenido”.

Al ocupar esa plaza, el señor Amador, un periodista profesional muy renombrado (según entendemos), habría recibido los pluses salariales derivados de una plaza profesional de tal denominación. Además, se nos indicó que en esos seis meses, el señor Amador estuvo como “asesor” en su despacho y se le liberó de marcar tarjeta.

Como usted verá, se trata de una situación de carácter “peculiar” y que llama poderosamente la atención el contexto en que se da esa inserción laboral del señor Amador, su fugaz paso por la institución, las condiciones salariales asignadas y la contradicción entre la nomenclatura de la plaza según su ubicación en la estructura institucional, con relación al destino laboral real que, supuestamente, habría tenido el distinguido ciudadano.

Evidentemente si esto es completamente así y como nos fue denunciado, no solamente habría irregularidades de diverso carácter (hasta de orden penal); sino que estaría dándose una inconsecuencia de su parte, señora alcaldesa, con su predicado sobre la transparencia; y si tal situación a usted le hubiera sido “heredada”, tolerar la misma la haría responsable de las presuntas irregularidades. Considérese esto a la luz de la decisión que usted adoptó no más entrando en funciones, y amparándose al artículo 118 del Reglamento Autónomo de Organización y Servicios de la Municipalidad de San José; con lo cual se removió personal que estando en determinada plaza, no reunía el perfil para la misma, según se decir. Esto nos lleva a preguntar cuál habría sido la diferencia en el caso del señor Amador.

Es más, usted ha sido enfática en que violentar este ordenamiento suyo “plaza ocupada igual a funciones desempeñadas”, la jefatura a cargo deberá pagar de su propio peculio lo correspondiente y asumir las medidas disciplinarias correspondientes; es decir, podría usted señor alcaldesa tener que pagar una gran cantidad de dinero de su propio bolsillo y hasta someterse a un proceso disciplinario usted misma.

Si el señor Amador habría estado pensionado (como se nos ha indicado aunque no nos consta); y si habría suspendido el cobro de su jubilación para ingresar a la municipalidad y si al salir de la misma, luego de su fugaz paso laboral, el salario recibido en esos seis meses le hizo incrementar el monto de su pensión, es un asunto que ANEP piensa que usted debe esclarecer con toda contundencia; para disipar la especie que está intramuros administrativos de que habría ocurrido una especie de “tráfico de influencias”.

Por otro lado, si solamente fue contratado por esos seis con la finalidad de un ingreso salarial alto para una pensión definitiva, también merece esclarecerse. Pero en uno o en otro caso, la situación central es las razones de la tolerancia patronal en este caso (además de una período laboral tan fugaz); con relación a otras personas funcionarias, algunas profesionales, que fueron “sacrificadas” en aras de su concepción sobre manejar con rectitud la relación entre plaza ocupada y función desempeñada.

Caso de la servidora Ana Patricia Salas Rodríguez. Esta ciudadana ingresó a laborar en la Municipalidad de San José, según tenemos entendido, en julio del año pasado 2013, ocupando de entrada una plaza de Profesional 2, cuyo titular de la misma era la funcionaria Ericka Brealey Gómez; plaza ubicada en la sección de Protocolo y Cooperación Internacional, quien había renunciado a la institución. Con posterioridad, la señorita Salas Rodríguez fue removida de esa plaza, para ubicársele en la que venía ocupando el señor Jorge Villalobos Loaiza, quien sacó un permiso sin goce de salario para participar en la fallida campaña presidencial del señor Johnny Araya Monge. Don Jorge venía fungiendo como jefatura. Llama la atención, en tal sentido, que desde el propio ingreso a la institución de la mencionada señorita, es ubicada en una sección, Mejoramiento de Barrios, distinta a la de la ubicación de la primera plaza que ella entra a ocupar. Al darse el reingreso del señor Villalobos, la señorita Salas retorna a la plaza dejada por la señora Brealey, en un movimiento de decisión política evidentemente, sin mediar proceso técnico alguno en materia de Recursos Humanos.

Al puntualizar esta situación, la ANEP, nuevamente constata dos estilos de gestión política desde su alcaldía en materia de manejo de personal; el que debe estar en congruencia total entre la nomenclatura de la plaza y las funciones que desempeña quien la ocupa; pero, por otro lado, otras situaciones que quiebran esta “norma” suya en los casos apuntados.

En este segundo caso, el de la señorita Salas Rodríguez, no solamente llama la atención que desde esa plaza de Protocolo y Cooperación Internacional a la cual retornó, debe desempeñarse adicionalmente en la sección de Mejoramiento de Barrios, también lo debe hacer en la sección de Maquinaria y Equipo; y, más notorio de reflexión es la circunstancia de otra serie de tareas que usted le asignó, si nos atenemos a los contenidos de la Resolución Administrativa Alcaldía 513-2014, publicada en el Diario Oficial La Gaceta No. 42, del viernes 28 de febrero del 2014.

Al ser otorgadas tan grandes potestades de imperio a la mencionada servidora, se ha generado bastante controversia, en el seno de varios grupos profesionales subalternos suyos que perciben una gran discriminación subjetiva de su parte para con ellos, siendo que acumulan altos quilates en la gestión de alta rigurosidad técnica que se presume está presente en las responsabilidades de la tarea de adjudicación.

Estas dos situaciones son de amplio comentario intrainstitucionalmente hablando y revelan la imperiosa necesidad de una rotunda respuesta de su parte, esclarecedora, pues está en juego lo que estima como su propia credibilidad; más allá de los cuestionamientos que por su estilo autoritario de conducción le hemos formulado y que sostenemos.

Esperando su respuesta pública a esta nueva Carta Abierta, nos suscribimos con todo respeto y consideración,

Albino Vargas Barrantes
Secretario General ANEP

Antonio Ortiz Fiorabanti
Presidente Junta Directiva
Seccional ANEP-Municipalidad de San José
Directivo Nacional ANEP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>