Carta al Doctor Abel Pacheco de la Espriella, Presidente de la República, solicitándole la convocatoria urgente, de la Comisión Nacional de Salarios (Sector Privado) y de la Comisión Negociadora de Salarios del Sector Público, dado los fuertes increm

Estimado señor:

Sumamente consternados y preocupados, por el severo impacto económico que causará para la dieta básica de la familia trabajadora costarricense, los fuertes incrementos en los precios del arroz y de la leche; solicitamos la convocatoria urgente, de la Comisión Nacional de Salarios (Sector Privado) y de la Comisión Negociadora de Salarios del Sector Público, a fin de que procedan, respectivamente, a revisar los salarios y ajustarlos conforme al alto costo de la vida que, de manera acelerada, se está notando en este primer semestre del año 2004.

Lo anterior lo fundamentamos en los siguientes razonamientos:

Su Gobierno, sin negociación alguna, ha decretado ajustes salariales muy por debajo de los índices inflacionarios; lo que implica, indudablemente, un vil maltrato a la capacidad de compra de las familias trabajadoras del Sector Público. Para el Sector Privado, las fijaciones siguen igual tránsito hacia la depreciación salarial.

En su Administración se han fraguado importantísimas alzas en los servicios de luz, teléfono y agua; servicios básicos para asegurar una mínima calidad de vida.

Ahora, la leche, alimento básico en la dieta para niños, niñas y adolescentes, subirá nada menos y nada más que 12 colones el litro.

Los autobuseros ya solicitaron un incremento en sus tarifas del 14.5%.

Y como si fuera poco, también se nos anuncia a partir del próximo 19 de abril un incremento de aproximadamente 52 colones en la bolsa de arroz.

Y para asestar bien el golpe, ya las autoridades de RECOPE solicitaron un incremento en la gasolina de 7.29 colones en cada litro; lo que generará, nuevamente, más alzas en los precios de los productos y en las tarifas de los servicios básicos.

Como bien puede notar, señor Presidente, hay buenas y suficientes razones para que su Gobierno, si tiene a bien desafiar a sus amigos los neoliberales; se atreva a aplicar un poquito de la Doctrina Social cristiana, ajustando los salarios de la gente del trabajo, conforme lo demanda el alto costo de la vida. Esperamos que su reciente e importante visita a Su Santidad Juan Pablo II, le haya ayudado a recordar los principios socialcristianos que usted siempre ha alegado profesar.

Sin más y agradeciendo su gentil atención, nos suscribimos,

Albino Vargas Barrantes
Secretario General

Édgar Morales Quesada
Secretario General Adjunto

—-
c.:Lic. Ovidio Pacheco Salazar, Ministro de Trabajo y Seguridad Social.
c.:Lic. José Manuel Echandi Meza, Defensor de los Habitantes de la República.
c.:Su Excelencia, Monseñor Hugo Barrantes Ureña, Arzobispo de Costa Rica.
c.:Su Excelencia, Monseñor Francisco Ulloa Rojas, Presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.
c.:Organizaciones Sindicales y Sociales de Costa Rica.
c.:Junta Directiva Nacional de ANEP.
c.:Archivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>