Carta pública a los señores diputados, Miguel Huezo Arias del Partido Unidad Social Cristiana – Puntarenas-, Carlos Ricardo Benavides Jiménez del Partido Liberación Nacional- Puntarenas- y Peter Guevara Guth del Movimiento Libertario -Puntarenas-, pl

Sr. Miguel Huezo Arias, Partido Unidad Social Cristiana, PUSC – Puntarenas
Sr. Carlos Ricardo Benavides Jiménez, Partido Liberación Nacional, PLN – Puntarenas
Sr. Peter Guevara Guth, Movimiento Libertario-Puntarenas

Señores diputados, con su venia y la de 28 diputados y diputadas más del Partido Liberación Nacional y la Unidad Social Cristiana, se aprobó en primer debate, el martes 29 de julio, el traslado de fondos del CONAVI, para cerrar el trato de la privatización del INCOP, negocio que se fraguó en la administración Rodríguez Echeverría.

No vamos a plantearnos aquí el asunto de la constitucionalidad o no de tal decisión. Esperamos y estamos seguros que un grupo muy importante de legisladores y legisladoras del PAC, Bloque Patriótico, Independiente Herediano y un grupo muy distinguido de legisladores y legisladoras socialdemócratas del Partido Liberación Nacional, harán la consulta constitucional respectiva.

Lo que si nos interesa, es que ustedes, señores diputados y sobre todo, considerando su condición de diputados de la provincia de Puntarenas, nos den respuesta satisfactoria a las siguientes preguntas:

Ya que con su venia y voto se ha fraguado el trato de este negociado, les rogamos nos indiquen que tienen ustedes previsto hacer, ahora como responsables directos de la privatización del INCOP, con los más de 500 trabajadores interinos ( los mal llamados ocasionales por la administración) que ya no tendrán ninguna oportunidad de empleo en Puntarenas. ¿Qué van a hacer ustedes para evitar el hambre que el desempleo generará en estas familias, sobre todo considerando que estos no tendrán prestaciones ni mucho menos indemnización o paga por privatización?

¿Cómo tienen previsto sus autoridades, como responsables con su voto de la privatización del INCOP, resolver el problema de desempleo y frustración y pobreza que enfrentarán estas 500 familias?

Si estos trabajadores no tienen la condición de tales, según las autoridades del INCOP, y por tanto no recibirán prestaciones, ¿qué solución tienen ustedes para garantizar estos pagos a este grupo de humildes trabajadores porteños que por años han mantenido a sus familias con lo que ganan en el INCOP?

¿Dónde tienen ustedes previsto emplear a estos 500 trabajadores, para que sus familias no sufran el flagelo del hambre?

¿Dónde tienen previsto emplear a los más de 600 desempleados que generará la privatización de este puerto?

¿Porqué no se previó en esa reforma presupuestaria, tal y como la ANEP lo indicara, la paga de todos los años de servicio que debe pagársele a cada uno de los trabajadores y trabajadoras que serán despedidos por el INCOP? Tengan claro que en los procesos de reestructuración o modernización se pagan todos los años de servicio y no hasta trece como se pretende en el INCOP. No entendemos porque sus sabias personas no resolvieron este asunto, presupuestando de una vez los recursos necesarios para atender este derecho de los trabajadores. En todo caso la suma que falta para cubrir, conforme a derecho, las prestaciones de los trabajadores son unos dos mil millones de colones más.

Ustedes señores diputados, deberán responder ante estas familias puntarenenses, que se quedan sin prestaciones, sin indemnización y sin empleo, todo para asegurar el cierre de un negocio fraguado en la administración Rodríguez Echeverría.

No obstante, acudimos e interpretamos el discurso que diera el diputado Carlos Ricardo Benavides Jiménez, para justificar su voto, donde dijo que su voto era un voto responsable. Le tomamos la palabra y ahora, esperamos que este diputado, que votó tan responsablemente, asuma la responsabilidad con estas familias puntarenenses; les resuelva, responsablemente sus prestaciones, indemnización y lo más importante, les ubique lo más pronto y urgentemente posible en un puesto de trabajo, donde puedan seguir llevando sustento digno a sus familias.

En todo caso, señor diputado, estas familias le estarán esperando en su casa en Puntarenas, ansiosos de escuchar de sus labios, las respuestas satisfactorias y responsables a estas preguntas, ya que para estas familias por se en su totalidad de escasos recursos, no tienen la oportunidad de pagar el traslado de sus familias hasta la Asamblea Legislativa.

No podemos concluir esta nota sin felicitar a los 22 diputados y diputadas que apostaron con su voto a defender la institucionalidad y el derecho al trabajo de cientos de familias puntarenenses.

Puede parecer evidente, pero debemos decirlo una vez más, las privatizaciones, han traído desempleo, hambre, pobreza y altas tarifas, en toda parte donde se han dado. RITEVE, no ha pasado un año y está pidiendo aumento de tarifa.

¿Cuándo aprenderán nuestros “políticos” de esta triste realidad? ¿Cuándo entenderán que antes de velar por un negocio, es inherente a los políticos y a la gente de gobierno, velar por la protección del patrimonio y el interés público?

JUNTA DIRECTIVA
Seccional ANEP-INCOP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>