Comisión Especial Mixta Legislativa para el Pacto Fiscal (CMPF) Sesión del Martes 8 de octubre del 2002. Plataforma de los Quince Puntos

Resultó obvio que, una vez más, el dip. Malavassi mostraba interés en su estrategia obstruccionista para ganar tiempo, en aras del vencimiento del segundo plazo para la emisión de un dictamen, frustrando la salida del mismo. Fue “curiosa” su molestia por la ausencia de un reloj en el recinto de sesiones, conminando al diputado presidente para que resolviera tal problema. Don Mario Redondo, muy inteligentemente, le recordó que él, Malavassi, estaba como Presidente interino del Directorio Legislativo, razón por la cual tal situación “administrativa” resultaba de su incumbencia. Así que hicieron venir al Director Ejecutivo de la Asamblea Legislativa, don Antonio Ayales, para darle las instrucciones del caso. Poco después, en la pared, en media sesión, un obrero insertaba un clavo para luego colocar el famoso reloj que quería el dip. Malavassi. ¿Intrascendente, no les parece?… Pero, a lo mejor, en la “Inteligente” estrategia libertaria, todo se vale.

Las citadas dos subcomisiones se reunieron este lunes 7, produciendo informes y acuerdos. Los libertarios brillaron por su ausencia en ambas, haciendo tan sólo dos apariciones fugaces en la de reactivación económica. Por la mañana, dijeron que en 45 minutos estarían presentando su propuesta; por la noche, a las 08:30 p.m., pretendían que se iniciara la discusión, por el fondo, de tan grueso tema. Más que obvia resultó la molestia e indignación de quienes integraron tal subcomisión.

El dip. Malavassi se presentó en la sesión, como “víctima”, alegando que no se quiso oír el planteamiento de reactivación económica de los libertarios. Tanto la diputada Epsy Campbell, como el dip. Bernal Jiménez, lo desmintieron, reseñando su falta de interés y su poca seriedad. De la misma forma, el asesor Víctor Morales, del Movimiento Cooperativo, refrendó el rechazo a la crítica libertaria, indicando que tal legislador tuvo toda la oportunidad que quiso para presentar, en la subcomisión homóloga, su propuesta de reactivación económica. Le acusó de ser un obstaculizador de los diálogos sociales que se pueden abrir en el país; a la vez, indicó, la gran decepción que está generando todo el accionar libertario.

Por nuestra parte, sentimos la necesidad de recriminarle a los libertarios su actitud, emplazando a su líder legislativo, sobre una presunta indicación que habría girado en una reunión interna, expresando que, en la medida en que haya un empleado público menos, así se ayudará el país.

En el caso de las subcomisiones apuntadas, las mismas se definieron con la complacencia de otro libertario, Carlos Herrera, por lo cual no es válido cuestionar su trabajo o alegar que ha habido “marginación” para los libertarios. Por otra parte, le dijimos que creíamos que a los libertarios les interesaría una especie de debacle fiscal, pues de esta forma podrían despedirse muchos empleados públicos. Les emplazamos para que definan de cuál entidad y/o programa institucional, quisieran ellos que se despidiera gente. A la vez, indicamos que desde nuestra percepción sindical, los libertarios aparecen como los diputados de los casinos, de las salas de juego, de las apuestas, por su conducta legislativa ya conocida por todos. Agregamos que convendría establecer si tal situación pudiese estar asociada a la labor que hace el líder general de los libertarios, Otto Guevara, promoviendo el desarrollo turístico de la Isla San Lucas, como un megaproyecto turístico de, probablemente, muchos hoteles y casinos.

Le indicamos, además, al dip. Malavassi que estaríamos en posibilidad de investigar las sociedades, empresas y actividades en esa dirección que estuvieren realizando los libertarios. Esto le molestó mucho. Finalmente, indicamos que estamos convencidos de que debemos convocar a la movilización social, en aras de lograr un plan fiscal con equidad y justicia social. No hubo una respuesta oficial a nuestro emplazamiento. Aunque don el diputado Carlos Herrera del Movimiento Libertario lo intentó, la presidencia le llamó la atención para que se refiriera a los temas propios de los informes de las subcomisiones. Probablemente, en la próxima sesión nos respondan.

El mayor tiempo consumido por el trabajo de hoy, estuvo en la definición de la cuestión de la sobretasa de la renta, según propuesta del PLN. Ellos propusieron una especie de escalonamiento, en vez del 5 % originalmente aceptado; diferenciando entre empresas cuya renta supera los 39 millones 617 mil colones (6 %); pequeñas empresas, con rentas menores a esa cantidad (exentas, cuando es menos de 19 millones 695 mil colones; y, 3 % entre esta cifra y la de 39.617 millones). Además, se especifican los tramos de renta para personas físicas con actividades lucrativas; los tramos para personas físicas o jurídicas domiciliadas en el exterior que perciben rentas o beneficios de fuente costarricense; y, se detalla el impuesto sobre los rendimientos de títulos valores en moneda nacional y extranjera, transados en el Sistema Financiero. Finalmente, se indica un 0.5 % adicional (medio punto), a los rendimientos y ganancias de capital. Esta moción fue aprobada.

Por moción del PAC, se modificó la anterior, en este sentido: las empresas con ingresos brutos menores a los 19 millones 695 mil colones, pagarán un 2 % adicional; y las que estén entre esta cifra y los 39 millones 617 mil colones, pagarán un 4 %.

En la parte final de la sesión de hoy, se pasó a conocer los resultados del trabajo de la otra subcomisión: la revisión integral del texto base de contingencia, presentado por mociones, básicamente para corregir cuestiones de forma. En esto se quedó. La sesión terminó a las 11:30 de la mañana, para continuar, con una extraordinaria, este miércoles 9, a partir de las 7 de la noche y la última del jueves próximo.

Entre los sectores de la Tercera República se propuso que el resultado del trabajo de la CMPF se exprese en un gran acuerdo político: PLN-PUSC-PAC-Sectores Sociales y Productivos, de manera tal que la sociedad perciba que en dicha comisión ha sido posible lograr un acuerdo progresivo y justo, al menos en el diseño de la contingencia fiscal; que se diseñó una propuesta de alto consenso, favorable a los sectores populares, integral y con medidas que, en términos generales, concitan un amplio respaldo ciudadano. Esto es de suma importancia porque si Movimiento Libertario bloquea el acuerdo, quedará claro que el acuerdo es fruto de una amplia expresión política y sectorial, pocas veces vista en la historia reciente del país. No será justo hablar de fracaso y mucho menos si surge alguna alternativa que haga ineficaz el bloqueo libertario.


Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (FECON)
Frente Interno de Trabajadores y de Trabajadoras del
Instituto Costarricense de Electricidad (FIT-ICE)
Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP)
Mesa Nacional Campesina (MNC)
Federación Nacional de Trabajadores de los Servicios Públicos
Grupo Indígena IETSAY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>