Comisión Especial Mixta Legislativa para el Pacto Fiscal (CMPF) Sesiones del martes 14 de Octubre Plataforma de los Quince Puntos

Las cuatro concesiones últimas a los “libertarios” tuvieron su efecto: éstos “bajaron” su nivel de presión y permitieron votar. Es absolutamente claro que se encontraban pagando un costo político altísimo, cayendo en un aislamiento total y apareciendo como abanderados de intereses de pequeñísimos grupos empresariales de actividades bastante “polémicas”, para decirlo con elegancia.

La gran preocupación libertaria por la reactivación económica del país, puede ser vista como una mampara, porque en realidad, esa reactivación es lo que ideológicamente ellos consideran lo que debe ser el desarrollo del país. Pretender que su particular agenda política fuese tramitada dentro de la contingencia fiscal, constituía una especie de aventurerismo político (ellos le llaman sus “condicionalidades”), contraproducente para sus fines de consolidarse como partido. Quizás estos pudo estar en la mente de algunos de sus líderes y de ahí que, del día viernes a la noche del martes, cambiaron su actitud, al menos, en apariencia. En realidad, ¿qué habrá pasado el fin de semana?; ¿hubo conversaciones con los “libertarios” de parte del Gobierno?… No lo sabemos. Indudablemente que la batalla en el plenario legislativo está por venir y no auguramos ni la más mínima “normalidad” durante el conocimiento del dictamen de esta CMPF.

Las últimas cuatro concesiones a los “libertarios”, avaladas por todas las fracciones, con el apoyo explícito y/o tácito de los sectores sociales y productivos, y con cierta reserva de parte nuestra, son las siguientes.

a. Exhortación al Poder Ejecutivo para la emisión de una directriz tendiente a la revisión de aquellas cláusulas de Convenciones Colectivas de Trabajadores, que pudieran ser consideradas excesivas en términos de racionalización del gasto público.

b. Las tarifas, precios y tasas de los servicios públicos no podrán incluir ningún componente destinado al financiamiento de gastos o de inversiones en entes públicos o privados distintos del prestatario del servicio público correspondiente.

c. Reformas a la ley reguladora del mercado de valores.

d. Instar a la Comisión Permanente Especial del Ambiente para que se dedique a la brevedad posible al análisis y dictamen del proyecto de Ley del Recurso Hídrico (¡ojo!, compañeros ecologistas).

Pese a todas estas concesiones, los “libertarios” no votaron el proyecto e indicaron la posibilidad de presentar un dictamen de minoría. “Limpiada la cancha” de las mociones libertarias de signo obstruccionista, se pasó al conocimiento de las últimas 32, algunas de las cuales fueron presentadas por otros partidos. Indicaremos algunas de las más polémicas.

-Se rechazó las siguientes mociones presentadas por los libertarios: Una para la condonación de todas las deudas del Gobierno con las entidades autónomas, incluyendo las del I.V.M. de la CCSS; otra para una ley para incentivar la construcción de marinas; otra que pretendía el congelamiento de plazas en el Sector Público, durante el 2003 y la imposibilidad de aumentos salariales mayores a la inflación incluidos los pluses. Aquí hubo opiniones discrepantes entre la UCCAEP y la ANEP. También se les rechazó y nosotros pedimos, de manera explícita, que así fuese. Otra moción en la que se dio una fuerte discusión, fue la de “Impulsar el Desarrollo del Proyecto Turístico Papagayo”, proyecto que como está planteado afecta la ecología del lugar y financia grupos extranjeros con el capital de la banca nacional, la cual también fue rechazada. Se presentaron otras tres mociones firmadas por el Movimiento Libertario, las cuales respaldaban un planteamiento del representante del Sector Agropecuario, señor Ulises Blanco: a) Obligar a JAPDEVA y a JUDESUR a destinar el 50% del su presupuesto para el desarrollo “productivo y tecnológico “de las respectivas regiones del sur del país; b) Otorgar títulos de propiedad en áreas protegidas; y c) cancelar a propietarios de las tierras de los mantos acuíferos que hayan sido declaradas zonas protegidas o acuíferos. Al notarse que se daría una discusión polémica al respecto, particularmente en el caso de JAPDEVA, el señor Ulises Blanco optó por pedir el retiro de las mismas, lo cual hizo, inmediatamente, el Dip. Malavassi.

Se conocieron dos mociones más de los “libertarios”: Una que, prácticamente, por lo extensa de la misma y por su contenido representaba un resumen de los contenidos ideológicos que promueve dicha fracción, pretendiendo que los mismos fueran la base de discusión de lo que ellos denominan “reactivación económica”. Como era de esperar, fue rechazada en forma abrumadora. La otra tenía que ver con la reducción de la deuda política y la modificación de las leyes de financiamiento de las campañas políticas. Esta generó bastante polémica y fue mejorada por una propuesta nuestra, para que analizara no sólo las contribuciones, de carácter público, a los partidos políticos, sino también las contribuciones de carácter privado. Esta moción fue aceptada, acogiendo el Dip. Malavassi nuestra inquietud.

-Se les aprobó a los libertarios una moción de excepción de impuestos de exportación al licor, impuestos a favor del IDA y del IFAM; así como otra sobre la seguridad jurídica en cuanto a cierre de negocios por supuesta evasión.

Otras mociones que generaron polémica fueron las presentadas por el diputado Luis Ramírez, de Liberación Nacional, y tenían que ver con gravar el capital de los bancos privados que operan en el país, con un impuesto de doscientos cincuenta mil dólares, considerando el lucro excesivo que han tenido estos entes financieros en los últimos años, moción que fue defendida por nosotros, aunque considerando como válido el argumento de que tal tasa impositiva no tomaba en cuenta el tamaño financiero de las entidades. Como es lógico, el Movimiento Libertario y la UCCAEP se opusieron. Al final se rechazó la moción.

Se presentó una moción muy importante que recogía el espíritu inicial que hemos defendido, en cuanto a como deben tratarse los conceptos de Racionalización del Gasto Público, Eficiencia Tributaria y Aduanera y que ordenaba la discusión de estos temas para la segunda parte del proceso de discusión en la comisión, que tiene que ver con la parte estructural. Esta fue presentada por la diputada Joyce Zurcher y fue aprobada. También el diputado José Miguel Corrales envió una moción para gravar la generación privada de electricidad, con un tributo del 30% sobre el excedente de la tarifa, moción que defendimos, pero que de nuevo chocó con los intereses de quienes representan esos sectores en la comisión. La misma fue rechazada.

Por último se conocieron dos mociones de varios diputados: una para que una vez votado el dictamen afirmativo de mayoría, se rindiera cuentas a la población de los acuerdos obtenidos, y otra que incluía a los representantes del sector cooperativo, solidarista y a las organizaciones agrarias, dentro de la “Comisión de Mejora Regulatoria”. Queda pendiente la preocupación por la iniciativa libertaria de la tasa LIBOR en deudas públicas (para decirlo, resumidamente).

Es necesario realizar las valoraciones políticas pertinentes, las cuales, como es de esperarse, vendrán permeadas por las visiones ideológicas y por la ubicación económica en la sociedad de los sectores intervinientes, directa e indirectamente. Particularmente, para la “Plataforma de los Quince Puntos”, es imprescindible hacer un análisis no solamente para valorar nuestro desenvolvimiento como entidades sociales unificadas para el impulso de una estrategia de incidencia y de movilización; sino para “reacomodarnos” de cara a la discusión en plenario de la contingencia y, lo más importante, la discusión de carácter estructural, que es lo más esencial de todo este nuevo proceso político en nuestro país: primera vez que un tema de tanta polémica y controversia, como lo es el tributario, genera un consenso de tan amplia base, política y socialmente hablando. Además, ha servido para identificar intereses y representaciones “adjuntas” a las que oficialmente se manifiestan dentro de los partidos políticos.

Agradecemos a todos nuestros lectores y a todas nuestras lectoras, la atención que se ha brindado a estos reportes. Como indicamos en una ocasión, es imposible el relato estrictamente objetivo. El nuestro ha sido desde nuestra perspectiva de movimiento social y, por supuesto, no exento de polémica. Esperamos continuar con esta práctica durante todo el desarrollo del proceso por venir. ¡Muchas gracias!.


Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (FECON)
Frente Interno de Trabajadores y de Trabajadoras del
Instituto Costarricense de Electricidad (FIT-ICE)
Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP)
Mesa Nacional Campesina (MNC)
Federación Nacional de Trabajadores de los Servicios Públicos
Grupo Indígena IETSAY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>