¿Cómo quedó el “aumento”? ¿Por qué quedó así? ¿Por qué firmamos?

En horas de la noche del pasado miércoles 4 de febrero de 2015, y en el despacho del señor Ministro de Hacienda (quien también es el Primer Vicepresidente de la República), don Helio Fallas Venegas, la denominada Comisión Negociadora de Salarios del Sector Público llegó a un acuerdo que la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) firmó a través de la Central Social Juanito Mora Porras (CSJMP); acuerdo que, en esencia, se compone de los siguientes puntos:

Reajuste al salario base.

Se logró mantener la tesis nuestra de que los reajustes por costo de vida son a la base del salario; y no al salario bruto como lo plantean los sectores neoliberales enemigos del Sector Público. Al ser a la base, repercuten en los sobresueldos como anualidades, riesgos, dedicación exclusiva, prohibición, carrera profesional, peligrosidad, discrecionalidad y otros.

Para el sector de puestos profesionales:

A) 1.08% a la base desglosado así: 0.94% de inflación segundo semestre 2014; más 0.14%, que quedó pendiente de reconocer del segundo semestre 2014. Un reajuste mayor al 0.94% no fue posible, pues el Gobierno alegó que los puestos profesionales siguen “enganchados” a la ley salarial médica, incluidos todos los puestos profesionales del sector Educación. Por efecto de que el sector profesional continuará “enganchado”, el 1.08% se convertirá hasta en un 4% de reajuste en la base salarial médica.

B) Pese a esto, se hará un estudio de percentil de mercado para actualizar las actuales bases salariales del sector profesional; estudio que estará preparado en 5 meses.

Para el sector de puestos no profesional:

A) 1.60% para el puesto de Trabajador Misceláneo 1, con escala descendente hasta pegar con el 1.08% del Profesional 1.

B) También aquí el acuerdo estable un estudio de percentil de mercado que estará listo en 5 meses. Esto es histórico porque se puede hacer gracias al “desenganche” de este tipo de puestos de la ley salarial médica; lucha que la ANEP dio “contra viento y marea”, y que seguiremos dando para que también el sector profesional quede “desenganchado”.

Reajuste porcentual al Salario Escolar.

El porcentaje del Salario Escolar, actualmente en un 8.19%, se revisará para establecerle un mecanismo que lo haga llegar el 8.33%, que es el del aguinaldo. Este proceso debe estar listo en los próximos tres meses.

CONSIDERACIONES GENERALES

PRIMERA: Cuando en la anterior negociación (que fue la primera bajo la Administración Solís Rivera), se reconoció la inflación del primer semestre del 2014, un 4.14%, hubo “aplauso” general. Es más, se logró en la mesa de negociación un porcentaje mayor para los puestos de más baja denominación en salario base, superándose en algunos de éstos, el 5%. Esto fue posible al aplicar la fórmula de cálculo de reajuste por costo de vida, en lo que se refiere a porcentaje de inflación acumulada del período anterior a la fijación.

Para esta negociación “salimos por dentro”, pues la inflación oficial del segundo semestre del 2014, fue 0.94%. Esto dejó en evidencia la necesidad de luchar por una nueva fórmula de cálculo del reajuste para aplicarla en las fijaciones salariales siguientes. Este es un gran reto que debemos asumir, al menos, en tres sentidos:

a) la obligatoriedad gubernamental de reconocer un porcentaje de inflación adelantada;
b) la obligatoriedad gubernamental de reconocer un porcentaje del crecimiento positivo de la economía medido por el aumento en el Producto Interno Bruto (PIB); y,
c) revisión de los instrumentos metodológicos más apropiados al momento de hoy, para la medición de las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC), y por ende, de la inflación que prepara, mes a mes, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC); pues suele suceder que el índice oficial de inflación no compagina con la realidad de nuestros bolsillos salariales.

SEGUNDA: Operó, por primera vez, el “desenganche” de la vinculación de los salarios base de puestos no profesionales de la escala del Servicio Civil. Como es bien sabido esto ha sido una lucha de la ANEP “contra viento y marea”. Esto permitió dos cosas.

A) Por un lado, que se superara el 0.94 % de la inflación del semestre anterior, llegando hasta el 1.60 % para el Trabajador Misceláneo 1 y con porcentajes parecidos para policías, cocineros y cocineras, oficinistas, personal de secretariado, de servicios generales, de mantenimiento, guardaparques, vigilantes de centros educativos públicos y hasta técnicos.

B) Todos estos puestos, ya “liberados” de la cadena del “enganche”, serán sujetos de un estudio de percentil de mercado para adecuar sus respectivas bases salariales e iniciar una recuperación real del poder de compra, del poder adquisitivo, de las mismas.

TERCERA: Para el sector profesional, incluyendo toda la amplia gama de profesionales de la Educación, el reajuste del 0.94 % por costo de vida no fue mayor, pues el “enganche” con la ley salarial médica se mantiene en estos casos. Aún así, quedó como punto de acuerdo que los puestos del sector profesional, también, serán objeto de un estudio de percentil de mercado. La ANEP seguirá en su lucha para el “desenganche” total, mismo que como queda explicado, se ha logrado “a la mitad”; es decir, para puestos no profesionales.

CUARTO: En la ANEP hemos venido estudiando mucho, con gran seriedad y con un aporte profesional sumamente calificado, la gravedad de la injusticia del sistema de impuestos costarricense, al punto de que creemos en la necesidad de una profunda TRANSFORMACIÓN TRIBUTARIA ESTRUCTURAL. Usted, en su condición de integrante de la clase trabajadora asalariada no roba impuestos. Por un lado, si gana tanto como para pagar impuesto al salario, renta, se lo rebajan directamente de planilla. “No tiene escapatoria”. Si va al supermercado, en la caja, de inmediato le cobrarán el impuesto sobre las ventas. Tampoco “hay quite”. Otros sí roban. Roban muchísimo.

Los datos de la ANEP y de los especialistas de diversa posición política, y hasta el propio Gobierno, indican que el robo de impuestos, en todas sus formas es de, prácticamente, un 8% del Producto Interno Bruto (PIB): ¡Dos billones, cuatrocientos mil millones de colones! A esto hay que agregarle, 6% de PIB en exoneraciones y en exenciones de todo tipo. ¡1 billón, seiscientos mil millones de colones de colones, más!

En síntesis, los sectores ricos, los del gran capital, los de las grandes y medianas fortunas, no pocos profesionales liberales, están dejando de pagarle al Estado en impuestos que ya tienen leyes específicas, nada más y nada menos, que ¡CUATRO BILLONES, DOSCIENTOS MIL MILLONES DE COLONES! En números: 4.200.000.000.000. Y hay quienes dicen que esta gigantesca e incomprensible cantidad es más grande todavía.

Si esto no se corrige el Estado va hacia la quiebra. Las organizaciones sindicales firmantes del acuerdo nos hemos comprometido a solicitarle a la actual Asamblea Legislativa la aprobación de dos proyectos de ley que van destinados a fortalecer a la administración tributaria para combatir este gigantesco robo de impuestos. Como organización responsable, no podemos negar la existencia de este grave problema que si se hace más profundo, nos llevará a situaciones dolorosas de enorme impacto social; y, por supuesto, seremos “los y las de abajo”, gente como usted, la que saldrá profundamente afectada. Nuestro lema es: “si yo no robo impuestos, castiguen al que lo hace” y para ello, por ejemplo, ocupamos de esas dos leyes.

QUINTO: A las organizaciones sindicales que firmamos el acuerdo nos asiste suficientemente legitimidad y representatividad. Somos agrupaciones de larga trayectoria y no nacimos ayer. El conglomerado firmante de las centrales sindicales, con el apoyo de la ANEP y de PATRIA JUSTA: coalición sindical latinoamericanista; tiene amplias bases laborales de personas asalariadas del sector Público en los ministerios del Poder Ejecutivo (Gobierno Central, incluyendo Educación); fuertes colectivos laborales en el ICE, en la CCSS, Recope, Japdeva, INS, municipalidades, entidades centralizadas y descentralizadas, instituciones autónomas y semiautónomas, y hasta en bancos públicos. etc.

SEXTO: La negociación firmada tuvo mucha dificultad, fue muy dura, con el Fondo Monetario Internacional (FMI), “inspeccionándola”; sin embargo, no nos retiramos de la misma, nos quedamos hasta el final y ahora usted puede juzgar nuestro comportamiento totalmente leal para con usted y con sus intereses. Nos quedamos porque entendemos que la realidad sindical de hoy es diversa y compleja. Además, ANEP es parte de la mayoría sindical más representativa del país.

¡Usted nos conoce! ¡No nacimos ayer!
¡SOMOS USTED! ¡SOMOS ANEP!

Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP)

ANEP es integrante de la
Central Social Juanito Mora Porras (CSJMP)

ANEP es componente de
PATRIA JUSTA: coalición sindical latinoamericanista

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>