Convocatoria a Huelga General en Correos de Costa Rica, S. A.

Luego de la transformación institucional de la antigua Dirección General de Correos y Telégrafos (CORTEL), dependencia adscrita al Ministerio de Gobernación y Policía (Poder Ejecutivo), en Correos de Costa Rica, S. A. (empresa pública estatal regida por el Derecho Privado), empezó así un verdadero calvario para sus trabajadores y para sus trabajadoras; pues entre las primeras medidas tomadas por la nueva administración estuvo la eliminación de derechos laborales que estaban consolidados, como el reconocimiento por antigüedad en el cargo (anualidades), el Salario Escolar y la jornada laboral de 40 horas semanales.

Estas y otras medidas contrarias al interés laboral, se tomaron de manera unilateral y arbitraria, sin que se respetase la parte de la nueva ley que daba la posibilidad para la instauración de una Convención Colectiva de Trabajo, que viniese a ser garante de la protección de los trabajadores y de las trabajadoras en el nuevo esquema jurídico.

En tal marco de condiciones y en el caso específico de la jornada laboral de 40 horas, la ANEP presentó varias demandas en los tribunales de trabajo, los cuales, luego de casi cuatro años de trámite, han empezado a fallar a favor de los trabajadores; teniéndose ya los primeros tres casos sentenciados que ordenan no solamente la restauración de dicha jornada de 40 horas, sino el pago retroactivo a partir del momento en que la misma fue aumentada unilateral y arbitrariamente. En tal sentido, estamos hablando de diferencias salariales que en unos 400 casos de personas afectadas, se han acumulado desde setiembre de 1998.

Así las cosas, ANEP ha gestionado, reiteradamente, a nombre de los trabajadores y trabajadoras envueltos en tal situación, ante la Junta Directiva y ante la Gerencia General de Correos de Costa Rica, S. A., el establecimiento de un mecanismo de negociación que permita solucionar dicho problema; es decir, por un lado, retornando a los trabajadores y a las trabajadoras en su jornada laboral de 40 horas y, por otro, procediendo a pagar mediante arreglo administrativo el pago de las deudas salariales acumuladas hasta el momento.

A la fecha, el monto acumulado por deudas salariales de las 400 personas trabajadoras de Correos de Costa Rica, S. A., a quienes se les eliminó la jornada laboral de 40 horas, asciende a unos 300 millones de colones; cifra que podría ser inmensamente mayor (hasta duplicarse o más), si las autoridades políticas y administrativas de esta entidad, siguen negándose rotundamente a establecer el mecanismo de negociación sugerido, pues las eventuales costas procesales y el respectivo pago de intereses, más la prolongación en el tiempo de la tramitación judicial de cada uno de esos 400 casos.

Buscando la generación de una salida negociada a este grave problema, la ANEP solicitó la intervención de la propia Casa Presidencial, tanto del propio Presidente de la República, Dr. Abel Pacheco de la Espriella, como de la señora Licda. Lineth Saborío Chaverri, Primera Vicepresidenta de la República y Ministra de la Presidencia. Hasta el momento este tipo de gestiones han sido infructuosas.

Por otra parte, y en aras de la protección del patrimonio público, la Procuraduría General de la República, mediante oficio O.J- 047-2005, del 12 de abril del 2005, se pronunció en el sentido de que no existe ningún impedimento legal para que la empresa establezca un mecanismo de negociación sobre el particular. En la conclusión de dicho documento se dice, por ejemplo, lo siguiente:

“Es jurídicamente posible que Correos de Costa Rica S.A., como empresa pública, utilice o aplique el mecanismo de la conciliación y/o transacción dentro de uno o varios procesos judiciales en tramite, teniendo como limite materias de estricta naturaleza patrimonial y el propio principio de legalidad…”,

Igualmente, en la parte de Consideraciones Finales podemos leer lo siguiente:

“…nuevos procesos judiciales podría implicar sin duda mayores egresos a la institución, ya fuera por concepto de intereses y costas del juicio. Todo ello inclinó a considerar que la mejor solución, atendiendo razones de oportunidad y conveniencia, era reconocer retroactivamente en vía administrativa, las diferencias salariales de comentario y sus intereses”.

La Junta Directiva de Correos de Costa Rica, S. A, actuando de manera irresponsable y poniendo en riesgo el patrimonio económico de la institución, en vez de actuar con sentido común y en el marco de la legalidad, abriéndose ya a una negociación; decide contratar los servicios profesionales de un asesor legal, especialista en Derecho Laboral, para que “estudie” la situación; la cual, como se habrá notado, está más que clara, en lo que constituye una maniobra dilatoria del abordaje de este grave problema.

Los problemas para el personal trabajador de Correos de Costa Rica, S. A., son más graves aún, pues afrontan una delicada carencia de materiales y de equipo adecuados para servir mejor a la comunidad usuaria de sus servicios. Motos insuficientes y en mal estado; carteros que de su propio bolsillo compran los parches de motos y bicicletas para cumplir con sus obligaciones; equipos de fax que no funcionan y cuando sirven, es el personal el que debe comprar el papel que se usa en no pocos casos.

Así las cosas, la ANEP y la Junta Directiva de la Seccional ANEP-Correos de Costa Rica, S. A., estamos proponiendo a todo el personal de la institución la tesis del desarrollo de un gran movimiento de presión, con carácter de Huelga General, en fecha próxima; al considerar que han quedado agotados todos los caminos para el diálogo y para la negociación, ante la total e irresponsable ausencia de voluntad política por parte de las autoridades respectivas, en especial, quienes fungen como integrantes de la Junta Directiva.

Paralelamente, como un último recurso antes del movimiento que hoy anunciamos, estamos solicitando, con urgencia, la intervención del Sr. Ministro de Trabajo y Seguridad Social, Lic. Fernando Trejos Ballestero, para que en su despacho se logre sentar a la parte patronal y obligarla a resolver en función del respeto a la justicia, a la ley y en protección del patrimonio económico de Correos de Costa Rica, S. A.

Finalmente, y paralelamente con este anuncio, ANEP valora la posibilidad de plantear demandas en sede penal, contra cada una de las personas directivas de Correos de Costa Rica, S. A., porque ante la dilatación para resolver este asunto, están poniendo en severo riesgo patrimonial las finanzas de la institución; obligando a ésta a desembolsos económicos mucho mayores, cuando su obligación es, precisamente, velar por la estabilidad financiera de esta empresa pública.

En tal caso, habría que demandar en sede penal serias responsabilidades para los señores Julio Ugarte Tatum, Maria Alexandra Clare García, Jorge Campabadal Herrero, Emilia Gutiérrez Corrales y Floria Carboni Monge.

JUNTA DIRECTIVA SECCIONAL
ANEP-CORREOS DE COSTA RICA, S .A.

Gilberto Bell Arrieta
Marcelo Riba Bazo
Patricia Guevara Araya
Rivelino Fernández Porras
Alvaro Murillo Chacón
Asdrúbal Marchena Gómez
Claudio Sánchez González

Albino Vargas Barrantes
Secretario General

Edgar Morales Quesada
Secretario General Adjunto

Guido Fallas Monge
Directivo Nacional
Responsable ANEP-Correos

San José, 1 de junio de 2005.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>