Doctor Páez, amigo Tin

Carlos Zamora
31 de diciembre del 2011

El doctor Carlos Agustín Páez Montalbán fue hombre generoso, un costarricense comprometido, una persona entregada a los demás. Para quienes le conocimos es TIN PAEZ, el hombre cordial, afable, sincero y bondadoso que siempre recordaremos.

TIN PAEZ fue médico, servidor público, luchador social, político pero sobre todo hombre íntegro, estudioso y comprometido con la realidad social de nuestro país.

TIN médico. El doctor Carlos Agustín Páez Montalbán fue médico especialista en Hematología formado en Londres. Tenía una sólida formación científica y la puso a disposición de todos sus pacientes y al servicio de la Caja Costarricense de Seguro Social en el Servicio de Hematología del Hospital San Juan de Dios. Aquellos quienes acudieron a él en busca de ayuda han sido testigos de su gran capacidad profesional y de su gran bondad personal.

TIN servidor público. El doctor Carlos Agustín Páez Montalbán culminó su carrera como servidor público en el cargo de Directivo representante del sector sindical en la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social. Desempeñó su puesto de manera singular, acercándose a todos aquellos que quisieran compartir con él ideas y propuestas. Fue un directivo accesible como ninguno, que escuchó a muchos sus puntos de vista y sus visiones de los distintos problemas. Su paso por la Junta Directiva fue intenso en uno de los períodos más difíciles de esta Institución.

TIN político. El doctor Carlos Agustín Páez Montalbán fue un político auténtico y en el más puro sentido de la palabra. Era poseedor de una astucia y sagacidad naturales que empleaba para analizar hechos y circunstancias políticas. Todos los que le conocimos recordamos como, con gran agudeza y serenidad, analizaba e interpretaba situaciones y finalizaba señalando un mejor camino para orientar la acción política.

TIN luchador social. El doctor Carlos Agustín Páez Montalbán fue luchador de causas nobles y justas. Muchas fueron sus luchas, luchas por la justicia, luchas por la dignidad, luchas por las personas indefensas, luchas por la honestidad en la función pública. Como luchador en tantas causas enseñó el valor superior de jugar limpio. Ninguno de sus adversarios podrá decir lo contrario. Luchar con convicción y jugar limpio fue su ejemplo. TIN enseñó que es posible convencer y ganar luchas por difíciles que parecieran. Para ello demostró cómo el estudio, la serenidad y la paciencia son los mejores aliados. La última preocupación que TIN compartió conmigo fue la del ultimátum que los impulsores del proyecto de ley sobre investigación clínica le hacen a la Caja para que se pronuncie en un plazo breve, que justamente finalizaba con la última sesión de Junta del año 2011. “_Carlos, por aquí vienen los tiros_” me dice en su último comentario.

TIN amigo. “_Cuando un amigo se va queda un espacio vacío_” pero en el caso de TIN no es uno sino muchos los espacios vacíos que quedan. El doctor Carlos Agustín Páez Montalbán fue un amigo verdadero y entrañable para todos quienes le conocimos. Del gran amigo TIN recordaremos su gran don de gentes, su extraordinario sentido del humor, su superlativa serenidad a prueba de todo, su inquebrantable optimismo y, sobre todo sus luchas que quienes le conocimos trataremos de emular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>