El mensaje presidencial de Oscar Arias Sánchez

Luego de una intensa polémica política y ética, de muchísimos meses de duración, que empezó por el cuestionado fallo judicial sobre la reelección presidencial (Golpe de Estado técnico de la Sala Constitucional a la Asamblea Legislativa); pasando por las controversiales encuestas privadas y su descarado sesgo partidista; los miles de millones de colones de fondos empresariales electorales a su favor (facturas pendientes de cobro); y el más polémico proceso electoral desde 1948; el Dr. Oscar Arias Sánchez, finalmente, ha asumido la Presidencia de la República, este lunes 8 de mayo de 2006.

En un primer análisis del mensaje presidencial que se expresó al país, hubo señalamientos en los cuales, de volverse políticas reales, estaríamos dispuestos a aportar para su concreción.

Por ejemplo, en la lucha contra la pobreza y contra la desigualdad; en combatir “la renuencia de nuestras élites políticas para enfrentar las seculares aflicciones de la desigualdad y la exclusión,…” (frases presidenciales); por la creación de un sistema tributario adecuado y progresivo; por el fortalecimiento de los servicios públicos universales; por una inserción inteligente en la economía global.

De la misma manera debe quedarle claro al nuevo gobernante que nos opondremos, férreamente, bajo todas las formas de lucha cívica, por medio de la resistencia pacífica y bajo el concepto de Referéndum de la Calle:

  • al TLC defendido por los grandes grupos económicos que financiaron y/o respaldaron la llegada al Gobierno del nuevo mandatario;
  • al concepto de “cambio” que nos conduce por los por caminos de “los crecientes niveles de desigualdad a escala global y por fenómenos de miseria…” (frases presidenciales);
  • a la forma más vulgar de privatización, “apertura”, de dos de los servicios públicos con sentido social, más lucrativos y rentables del patrimonio público nacional: telecomunicaciones-energía y los seguros comerciales del Estado;
  • a los intentos de mercantilizar y privatizar, por ejemplo, los servicios de Salud que brinda la CCSS y la entrega privada de nuestro recurso hídrico, hoy en manos de A y A;
  • a más empobrecimiento salarial y al abusivo proceso de concentración de riqueza en pocas manos, que desnaturaliza la democracia.

Seguiremos luchando fuertemente por una revitalización estratégica del maltrecho pero todavía vigente Estado Social de Derecho; por una Patria que nos incluya a todos y a todas, sin excepción alguna; para lo cual nos inspiramos en los contenidos de la propuesta “Por una Nueva Costa Rica, Inclusiva y Solidaria” (CRISOL), que hemos trabajado junto a connotados compatriotas y organizaciones sociales diversas.

Igualmente, seguiremos insistiendo, una y otra vez, en que únicamente sólo con la movilización ciudadana, amplia, extendida, profunda; enormemente diversa y multicolor, lograremos alcanzar una sociedad realmente democrática y verdaderamente justa.

Esto es especialmente necesario ahora que se ha abierto un nuevo capítulo de esta larga lucha contra el “cambio” que promueven los sectores capitalistas neoliberales, deshumanizados y anticristianos; hoy envalentonados con la Presidencia del Dr. Oscar Arias Sánchez. Ojalá él entienda que esas malas juntas con las que arranca su Gobierno, acabarán desprestigiándole completamente y enfrentándole a la amplia mayoría ciudadana que ansía que nos conservemos como un país diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

El mensaje presidencial de Oscar Arias Sánchez

Luego de una intensa polémica política y ética, de muchísimos meses de duración, que empezó por el cuestionado fallo judicial sobre la reelección presidencial (Golpe de Estado técnico de la Sala Constitucional a la Asamblea Legislativa); pasando por las controversiales encuestas privadas y su descarado sesgo partidista; los miles de millones de colones de fondos empresariales electorales a su favor (facturas pendientes de cobro); y el más polémico proceso electoral desde 1948; el Dr. Oscar Arias Sánchez, finalmente, ha asumido la Presidencia de la República, este lunes 8 de mayo de 2006.

En un primer análisis del mensaje presidencial que se expresó al país, hubo señalamientos en los cuales, de volverse políticas reales, estaríamos dispuestos a aportar para su concreción.

Por ejemplo, en la lucha contra la pobreza y contra la desigualdad; en combatir “la renuencia de nuestras élites políticas para enfrentar las seculares aflicciones de la desigualdad y la exclusión,…” (frases presidenciales); por la creación de un sistema tributario adecuado y progresivo; por el fortalecimiento de los servicios públicos universales; por una inserción inteligente en la economía global.

De la misma manera debe quedarle claro al nuevo gobernante que nos opondremos, férreamente, bajo todas las formas de lucha cívica, por medio de la resistencia pacífica y bajo el concepto de Referéndum de la Calle:

  • al TLC defendido por los grandes grupos económicos que financiaron y/o respaldaron la llegada al Gobierno del nuevo mandatario;
  • al concepto de “cambio” que nos conduce por los por caminos de “los crecientes niveles de desigualdad a escala global y por fenómenos de miseria…” (frases presidenciales);
  • a la forma más vulgar de privatización, “apertura”, de dos de los servicios públicos con sentido social, más lucrativos y rentables del patrimonio público nacional: telecomunicaciones-energía y los seguros comerciales del Estado;
  • a los intentos de mercantilizar y privatizar, por ejemplo, los servicios de Salud que brinda la CCSS y la entrega privada de nuestro recurso hídrico, hoy en manos de A y A;
  • a más empobrecimiento salarial y al abusivo proceso de concentración de riqueza en pocas manos, que desnaturaliza la democracia.

Seguiremos luchando fuertemente por una revitalización estratégica del maltrecho pero todavía vigente Estado Social de Derecho; por una Patria que nos incluya a todos y a todas, sin excepción alguna; para lo cual nos inspiramos en los contenidos de la propuesta “Por una Nueva Costa Rica, Inclusiva y Solidaria” (CRISOL), que hemos trabajado junto a connotados compatriotas y organizaciones sociales diversas.

Igualmente, seguiremos insistiendo, una y otra vez, en que únicamente sólo con la movilización ciudadana, amplia, extendida, profunda; enormemente diversa y multicolor, lograremos alcanzar una sociedad realmente democrática y verdaderamente justa.

Esto es especialmente necesario ahora que se ha abierto un nuevo capítulo de esta larga lucha contra el “cambio” que promueven los sectores capitalistas neoliberales, deshumanizados y anticristianos; hoy envalentonados con la Presidencia del Dr. Oscar Arias Sánchez. Ojalá él entienda que esas malas juntas con las que arranca su Gobierno, acabarán desprestigiándole completamente y enfrentándole a la amplia mayoría ciudadana que ansía que nos conservemos como un país diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>