El séptimo pilar de la seguridad ciudadana

Los señores jerarcas del Ministerio de Seguridad Pública (MSP), tratando de validar su gestión, publicaron varias veces el mismo artículo, titulado “Los seis pilares de la Seguridad Ciudadana”, apareciendo diferentes autores del mismo artículo. En una ocasión, aparece como creadores de tal comentario, el señor Ministro de Seguridad Pública y uno de sus viceministros, el señor. La más reciente publicación de ese mismo comentario, aparece con la autoría del señor comisario Juan José Andrade Morales, Director General de la Fuerza Pública.

Ya nos habíamos referido anteriormente sobre esto. Sin embargo, en vista de que seguimos escuchando cómo se atribuyen, según ellos, la mejor administración de todos los tiempos en materia de Seguridad Ciudadana, no podemos dejar pasar la oportunidad, antes de su salida, para decirles que olvidaron mencionar el séptimo pilar y, de repente, el principal.

Por un lado, se presenta por parte de la administración un panorama de exitosos resultados, según dicen por: 1- “uso del método científico para el control criminal”; 2- “mayor y mejor movilidad”; 3- “Tecnología”; 4- “Profesionalización y mejores condiciones para el personal Policial”; 5- “Planes Preventivos”; 6- “Estrategia Contra el Narcotráfico y el Crimen Organizado”.

Ahora, recientemente, se les escuchó decir que el trabajo “científico” se basa en un ¡mapeo de calor! Señores ciudadanos: esto no requiere de ningún método científico, es sencillo el asunto. Les explico: se revisan incidencias en determinado sector, rango horario de las incidencias y se desplaza el recurso policial a este sector; efectivamente, podremos de manera momentánea, obtener resultados y, consecuentemente, desplazar la actividad delictiva a otra zona y, entonces, deberemos mover el “termómetro”.

En este mismo método se aplican dos de sus seis “pilares”, pero sigamos analizando: ¡¡¡planes preventivos!!! Escuchamos en un programa de radio al señor Director General de la Fuerza Pública, dejar en sus palabras la sensación de que antes de su gestión, solamente se daba seguridad comunitaria como estrategia de prevención; y nos pareció que dejó entrever que esto no es importante; según el señor comisario, ahora él implemento la estrategia “S”, Servir, Saludar y Sonreír, Pero olvidó, posiblemente, que para que alguien pueda poner en práctica su estrategia “S”, debe sentirse bien y cómodo: “atiende tu propio interés sin descuidar el interés ajeno”. Además, olvidó que gracias al programa de Seguridad Comunitaria, se construyeron y repararon muchas delegaciones.

Mientras muchas compañeras y muchos compañeros son atropellados por la simple manifestación de una opinión; o se les traslada sin razón aparente, más que haber intentado validar alguno de los tantos derechos vulnerados por la administración; en un entorno laboral en el cual las familias de los y de las policías están cada día mas desintegradas; donde en su administración, la que va a concluir, varios oficiales se quitaron la vida; entonces, ¡¡no se puede hablar de estrategia de sonreír!!

¡No, señores! No pueden ustedes hablar de profesionalización, y les digo sinceramente, no les queda bien hablar de profesionalización, cuando no se ha hecho nada por mejorar el trato que se le brinda al personal; no se puede hablar de profesionalización, mientras para un curso piden unos requisitos, y luego para el mismo piden otros requisitos; cuando se permite el “amiguismo” en detrimento del concurso que al efecto señala la Ley 7410… No se puede hablar de profesionalización mientras se “reparten” puestos y plazas a personas afines; no se puede hablar de profesionalizar, mientras se persigue y se afecta a las trabajadoras y a los trabajadores, trasladándolos de delegación por el simple hecho de pedir respeto, y reclamar de manera justa que se le respete. ¡Esto es muestra de falta de profesionalismo y falta de madurez!

¿Condiciones al personal policial? ¿De qué hablan, si la mayoría de delegaciones son verdaderas “ratoneras”, con compañeros durmiendo en el suelo, alimentación de mala calidad, y hacinamiento por doquier?

El sétimo pilar, y el más importante de su gestión, es el que ustedes señalan como el tercero, “tecnología”; pero, en otro contexto, veamos hace algunos años al asumir el MSP, la hoy exministra, Licda. Jeanina del Vecchio Ugalde, señalo que el problema de la seguridad era de percepción ciudadana. ¡Por supuesto que el tema sobrepasaba la percepción!; y es aquí donde entra el séptimo pilar: si hay algo que esta administración trabajó bien fue la percepción, mediante un uso extraordinario de las redes sociales, además de excepcional tarea de mercadeo de imagen.

Porque, señores, con todo respeto: los números que ustedes muestran, contrastan con los mostrados por el Poder Judicial; y aún más, contrastan con la realidad que vive cada persona que es víctima de asalto, cada familia que pierde un ser querido; contrasta con las imágenes de ajusticiamientos, señal de que el narcotráfico nos invadió; contrastan con lo que sienten las familias humildes y decentes de algunos barrios conflictivos donde todo sigue igual, y contrasta con los actos vandálicos que nos muestran a diario los medios de comunicación. “La verdad es el bien, la verdad es la vida.”. Servir es un honor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>