Emplazamos a los y las diputadas para que aprueben proyecto contra fraude fiscal

La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), con el apoyo del Colectivo Sindical Patria Justa, emplaza con todo respeto y gran vehemencia a cada uno de los señores diputados y a cada una de las señoras diputadas de la Asamblea Legislativa para que procedan a aprobar, con sentido patriótico y pensando en la creciente desigualdad y violencia que atormenta a nuestra sociedad, el proyecto de ley contra el fraude fiscal; incluyendo la normativa que le permitiría a la administración tributaria del país, tener la información sobre la identificación de los beneficiarios finales de todas las entidades jurídicas, específicamente, las sociedades anónimas.

Los legisladores y las legisladoras no deben ceder ante las presiones de la máxima cúpula empresarial del país misma que, por intereses egoístas e insaciable codicia concentradora de la riqueza, sería la principal responsable de que Costa Rica caiga en un “cataclismo”, viva una “debacle”, o suframos una crisis fiscal “irreversible”.

Públicamente hacemos responsable de ello y desde ya, a la Unión de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (UCCAEP), por su irresponsable, irreflexiva y peligrosa oposición a que la administración tributaria del país tenga los datos y conozca de cada una de las personas físicas, de carne y hueso, que evaden sus responsabilidades tributarias bajo la opacidad jurídica de una sociedad anónima.

Una y otra vez tenemos que decirlo, reiterarlo, insistir sin descanso; de día, de noche; hora tras hora, día con día, mes con mes… Siempre: la clase trabajadora ¡no roba impuestos! Los dos más importantes del sistema tributario nacional, los paga puntualmente.

El de ventas, en la caja registradora y al momento mismo de la compra. El de renta al salario, si corresponde aplicarlo, es rebajado de planilla puntualmente.

Y mejor no mencionar la maraña de exoneraciones de pago de impuestos que han venido recibiendo muchas de las empresas y sectores productivos integrantes de la UCCAEP; pero que no hay una sola exoneración que haya recibido un trabajador asalariado ni un empleado público asalariado.

Por el contrario, los ladrones de impuestos realizan una evasión impositiva y una elusión tributarias por el orden de los 72 mil 273 colones con 66 céntimos (72.273.66.00), ¡por segundo!

Estos ladrones de impuestos se roban 4 millones 336 mil 420 colones (4.336.420.00), ¡por minuto! Se roban 260 millones 185 mil 185 millones de colones (260.185.185.00), ¡por hora! Y, ¡por día!, el robo de impuestos es de 6 mil 244 millones 444 mil 444 colones(6.244.444.444.00)…

187 mil 333 millones, 333 mil 333 colones, con 33 céntimos, (187.333.333.333.33) es el robo de impuestos ¡por mes! En números se escribe así: 187.333.333.333.33.

Por eso es que la evasión fiscal y la elusión tributarias en todas sus formas y manifestaciones, es de 2 billones 248 mil millones de colones (2.248.000.000.000.00), ¡por año!

Finalmente, resulta un inexplicable contrasentido que, por un lado, UCCAEP haya aplaudido que Costa Rica ingrese al denominado “club de los países ricos”, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE); pero, por otro, rechaza someterse a las reglas de transparencia tributaria que ésta entidad obliga para el país que quiera integrársele; reglas que incluyen normativas legales y administrativas para que los sistemas tributarias tengan posibilidades de saber cuánta plata ganó y cuánto debe tributar cada persona miembro de una sociedad anónima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>