Envidia sindical

Para quienes vivimos nuestras existencias laborales y activistas en el mundo sindical, no es ningún secreto que existen varias corrientes sindicales, visiones políticas y gremiales del devenir de los y las trabajadoras y de la política pública que rige este mundo.

En muchas ocasiones nos hemos acompañado en luchas y propuestas. En algunas otras hemos recorrido caminos paralelos, sin cruzarnos, pero con respeto mutuo. Y en tiempos como los actuales, se da la realidad que aunque podemos coincidir en la calle, no vemos las luchas sociales desde la misma perspectiva.

La Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza, APSE, publica el día martes 4 de marzo un campo pagado, que le cuesta a su afiliación varios cientos de miles de colones, en Diario Extra, haciendo una diatriba contra el señor Albino Vargas Barrantes, Secretario General de la ANEP. En este texto doña Ana Dorys González, actual Presidenta del APSE, le exige a los medios de comunicación no tomarle más declaraciones a don Albino y, casi en un grito desesperado, clama por atención a su persona, declarando que ella y sus acólitos son los líderes legítimos del movimiento sindical.

En ANEP nunca hemos restado importancia a los liderazgos de las diversas organizaciones sindicales y de los movimientos sociales. En las declaraciones recientes de don Albino a diversos medios de comunicación, en referencia al movimiento de protesta del pasado 25 de febrero, siempre se dejó claro que jamás hablábamos, desde ANEP, por todo el movimiento sindical. Nunca nos hemos arropado con tales prendas. Cuando realizamos luchas en conjunto con otros sindicatos hemos procurado que sus liderazgos tengan igual exposición mediática que la nuestra, en el marco del respeto y la valoración mutua.

APSE con este comunicado nos irrespeta como organización y no se merece que se le pague con una moneda diferente. ¿Por qué los medios de comunicación no acuden a las vocerías de APSE? ¿Por qué una organización sindical con tantos miles de afiliados casi no cuenta para la prensa nacional? La respuesta a esas preguntas no las debe dar la ANEP, sino una dirigencia incapaz de comprender el manejo de la imagen pública y organizacional, que no sabe posicionar a sus vocerías y que busca endilgarle a nuestro sindicato sus propias carencias.

El posicionamiento de nuestro Secretario General y de nuestro sindicato en la opinión pública y en los medios de comunicación es el resultado de un trabajo de años, con visión estratégica y política. Recibir todos los días a los medios en nuestras oficinas para dar opinión y criterio de la más amplia gama de temas es nuestro orgullo y mientras los medios nos sigan buscando estaremos más que felices de brindar declaraciones y de servir de fuente.

Si la APSE quiere ocupar un lugar igual de preponderante en la palestra pública debe trabajar en ese sentido. No con comunicados que más parecen un berrinche, sino con trabajo responsable en el área de comunicación e incidencia. A los medios uno no les exige que lo vengan a ver, uno trabaja para que los medios lo respeten a uno como una voz importante en el escenario político.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>