Fuerte reacción obrera generará ataque de Otto Guevara a la clase trabajadora municipal

En su insaciable, patológica y enfermiza cruzada fundamentalista de corte neoliberal contra toda la clase trabajadora del país, el diputado Otto Guevara Guth ataca ahora a uno de los segmentos laborales del empleo público más humildes, más mal pagados y cuyas condiciones laborales y ocupacionales son de las más precarizadas en el Estado costarricense: hablamos de los obreros y empleados municipales.

El diputado al servicio de la parte más “controversial” del capital financiero-neoliberal originario del país y con asiento en él, decidió enfrentarse a los recolectores de basura, a las señoras y señores obreros aseadores de parques, de limpieza de vías, de tragantes, de caños y de aceras, de manejo de tajos y de rellenos sanitarios y botaderos de basura; de personas trabajadoras cuya exposición a la intemperie por su labor a favor de la salud pública, les obliga a exponerse al candente sol y a las fuertes lluvias producto del cambio climático, a inhalar los detestables olores de la basura en descomposición, a contaminar su propio organismo con esos lixiviados de corte cancerígeno.

Una fuerte y furiosa reacción obrera en el seno de las municipalidades de Costa Rica ha empezado a generarse, a partir de la primera comunidad municipalista víctima del ataque artero del capital financiero-laboral, vehiculizado por su principal ficha parlamentaria, el indicado legislador Guevara Guth. Hablamos de la Municipalidad de Moravia cuya representación laboral, bajo la tutela de la ANEP, se alista para enfrentar tal ataque en varios frentes, incluido el jurídico.

La ANEP censura, fuertemente, ese nuevo ataque neoliberal, vía el diputado bloqueador de las leyes contra el fraude fiscal y a favor de que siga el robo de impuestos; ataque que es contra la constitucionalidad misma del país dado que las convenciones colectivas de trabajo ya han pasado por el tamiz de la Sala Cuarta; tribunal éste que en muchos casos y para solamente dar un ejemplo, avaló las cesantías superiores a los 8 años.

Para el tipo de trabajadores municipales que estamos citando en este comunicado de prensa, dados sus bajos salarios, una cesantía superior a los 8 años representa un pequeño capital para lo que les queda de vida luego de su retiro laboral, pues la pensión IVM-CCSS les quedará muy baja; y su deterioro de salud luego de tantos años de exposición a la intemperie no les permitirá ocupaciones alternas para completar el monto de esa pensión.

La ANEP estará convocando, en fecha próxima, a todas las juntas directivas y a todas las delegaciones sindicales en los cuales hay organización sindical bajo la bandera de la ANEP, un total de 65 corporaciones municipales, para analizar esta situación y las medidas a seguir. Además, la ANEP invitará a amigas y fraternas agrupaciones obreras de otras municipalidades que mantienen un carácter institucional-local solamente.

El nuevo ataque de Otto Guevara Guth contra el empleo público, contra la clase trabajadora del sector Público y contra sus propias familias, escenificado en su ofensiva contra más de 40 convenciones colectivas municipales, generará un efecto potenciador en grado sumo de la tesis de Huelga General en el sector Público que la ANEP viene esgrimiendo desde el pasado viernes 29 de julio anterior, cuando el Consejo Consultivo Nacional (CCN) de la agrupación, la aprobó para ser desplegada en el momento más álgido de la lucha que está desarrollándose al respecto en el seno del propio parlamento. Como sabemos, los proyectos de empleo público actualmente en trámite parlamentario, están violentando la autonomía constitucional del régimen municipal para precarizar más el empleo en su seno, como si las municipalidades tuvieran algo que ver con el déficit fiscal

Otto Guevara Guth se consolida con este ataque a la clase obrera municipal, como la figura política más detestada de los últimos años en la escena de la politiquería multipartidista costarricense; lo cual, entre otros factores, explica sus cuatro fracasos consecutivos de intentona presidencialista, pues los votos en disputa del sector Público de nuestro país andan por el rango de entre los 1.3 y los 1.5 millones de electores; algo que, por cierto, todos los políticos con aspiraciones para el 2018 deben tener muy presente.

Desde ya la ANEP está preparando las diversas acciones que será necesario desplegar para enfrentar el ataque del diputado Guevara Guth, en los más diversos ámbitos; incluido, por supuesto, el de la Democracia de la Calle; haciendo desde ahora el más vehemente llamado a la familia obrera-social del municipalismo costarricense para que se prepare al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>