Gigantesca lavadora narco

Y ahora qué va a hacer el diputado Otto Guevara Guth?… ¿Qué va a hacer la UCCAEP?… ¿Qué va a hacer la legisladora Rosibel Ramos Madrigal, del PUSC? El Departamento de Estado de los Estados Unidos ha emitido un contundente informe de que nuestro país es una gigantesca lavadora narco.

Nada más y nada menos que, al año, el narcotráfico y el crimen organizado utilizan el sistema financiero costarricense para lavar 4 mil 200 millones de dólares; gigantesca cantidad que traducida en colones, calculando el dólar a 540 pesos, nos da la estratosférica cifra de 2 billones 268 mil millones de colones: 2.268.000.000.000.00. ¡Por Dios Santo! Casi 10 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB). ¡Y lo dijeron los gringos! No es un “invento” sindical.

Desagreguemos esos 2 billones 268 mil millones de colones de la siguiente forma. La gigantesca lavadora narco que ya somos como país, “procesa” 189 mil millones de colones (189.000.000.000.00), por mes; 6 mil 300 millones de colones, ¡diarios! (6.300.000.000.00); 262 millones 500 mil colones (262.500.000.00), ¡por hora!; 4 millones 375 mil colones (4.375.000.00), por minuto; y, casi 73 mil colones, ¡por segundo! Repetimos: lo dijo el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

¡Qué barbaridad! Sinceramente, es espeluznante. Dicen los gringos que estas enormidades de dinero sucio se lavan vía sector de la construcción, vía sistema de apuestas en línea (“sportsbook”), entre otros ámbitos de la actividad económico-financiera y productiva del país.

En tal sentido, reiteramos: ¿y ahora qué va a hacer el diputado Otto Guevara Guth?… ¿Qué va a hacer la UCCAEP?… ¿Qué va a hacer la legisladora Rosibel Ramos Madrigal, del PUSC?

¿Por qué les emplazamos, directamente, ahora que los gringos nos “certificaron” que como país somos una gigantesca lavadora narco? Pues resulta que para combatir el lavado de dinero, dentro del conjunto de medidas estratégicas que el país está urgiendo, el establecimiento del registro de accionistas de las sociedades anónimas para que se sepa quiénes son los beneficiarios finales de las mismas, es uno de las más necesarias.

Sin ser expertos en la materia, es bien sabido que la actual figura jurídica de las sociedades anónimas que establece la legislación nacional en estos momentos, es de enorme atracción para el crimen organizado y para cárteles narcotraficantes.

Realmente, es un crimen contra la Patria misma, un verdadero acto de traición, entregarle Costa Rica al narcotráfico. Esto es lo que están haciendo quienes, sin argumento alguno ya y en total evidencia, persisten en que no se tomen las medidas legislativas urgentes y necesarias contra el narco, como ésta del registro de accionistas con anotación real de los beneficiarios finales de las sociedades anónimas y de los fideicomisos.

Tenemos claridad de que no basta combatir, con seriedad, la penetración sistemática y estratégica del narcotráfico en nuestra sociedad, si es únicamente con el establecimiento del registro de accionistas como corresponde instaurarlo (no como lo quiere la UCCAEP, de “mentirillas”). Sin embargo, un registro de accionistas verdaderamente real, es fundamental.

Ahora que ya no hay duda alguna de que Costa Rica dejó de ser tan solo una vía de tránsito para la droga y ya nos convertimos en una base de operaciones logístico-estratégica, con un sistema sofisticado para el lavado de esa enorme cantidad de dinero sucio, no queda justificación moral alguna para que no se adopten, legislativamente hablando, varias medidas que todos los políticos saben que no se pueden bloquear o atrasar más.

Hablamos de la ley de extensión de dominio (para que el Estado, por ejemplo se apropie de los bienes sospechosos de ser mal habidos y producto de riquezas súbitas); restaurar el impuesto a las sociedades anónimas (para fortalecer la operatividad de las carteras ministeriales de Seguridad y de Justicia); y, por supuesto, el registro de accionistas con conocimiento real, para efectos tributarios y para efectos penales, de los beneficiarios finales, con nombre y apellidos, de las sociedades anónimas.

Por ejemplo, preocupa en grado sumo las relevaciones periodísticas que dan cuenta de la sofisticación para operaciones de lavado de dinero intermediando el negocio de apuestas por internet, lo que presupone la insana utilización de la actual figura jurídica de las sociedades anónimas que no permite y/o dificulta, ya no solamente el control tributario-fiscal, sino el policial-penal, de las personas físicas directamente involucradas en tal tipo de acciones criminales.

La UCCAEP, Otto Guevara Guth y Rosibel Ramos Madrigal están actuando irresponsablemente pues su errática posición le está haciendo un grave daño al país, bloqueando que se cumpla con las exigencias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en cuanto a la ineludible adopción del registro de accionistas con total transparencia, para los efectos tributarios que tal entidad exige a sus socios integrantes.

Igualmente, resulta inadmisible que estén bloqueando que Costa Rica cumpla con sus obligaciones para con el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), a fin de que el país construya una coraza protectora en contra del sucio lavado de capitales que está llegando, prácticamente, a una cifra que equivale a casi 10 puntos de PIB, según el informe de los gringos que nadie va a desmentir.

Así que, por tercera vez en este comentario, ¿y ahora qué va a hacer el diputado Otto Guevara Guth?… ¿Qué va a hacer la UCCAEP?… ¿Qué va a hacer la legisladora Rosibel Ramos Madrigal, del PUSC? El país debe saber que esta especie de “tríada” está ejerciendo un irracional bloqueo parlamentario a la tramitación del proyecto contra el fraude fiscal que incluye el indicado registro de accionistas; acción condenable porque va en contra del bien común; porque agrava la crisis fiscal; porque de un modo u otro le hace el juego al dinero sucio que el narcotráfico está lavando en territorio nacional. ¿O será que este irresponsable bloqueo parlamentario a tal legislación esconde cosas que no sabemos?…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>