LA ANEP ESTÁ EN EL CORAZÓN DEL PUEBLO COSTARRICENSE

San José, 18 de setiembre de 2006.
S.G. 05-07-0833-06

Licenciado
William Gómez Vargas
Director
Diario Extra
Su Despacho

Estimado señor:

Con el enorme respeto que su persona nos inspira, le hacemos llegar el más honesto y respetuoso saludo de nuestra parte, anhelando que conserve siempre bien su salud.

Acudo ante su justa autoridad para solicitarle, siempre en el marco del debido respeto, se me brinde el correspondiente Derecho de Respuesta, ante el injusto artículo que en este día publica el popular Diario Extra, en su página 5, en el cual se alude directamente a mi persona, en nota bajo la responsabilidad del periodista Marco Leandro; con un titular totalmente tendencioso,_ “Bush está ‘muy contento’ con Albino Vargas”_.

Sentimos que ese titular es producto de este comunicador a quien guardamos muchísimo respeto, pero, en honor a la verdad, todavía no logramos entender las razones por las cuales le generamos animadversión, como para nuevamente ver como él juega con nuestro nombre, cuando por razones de polémica política hemos tenido que enfrentar ciertas corrientes ideológicas que aunque respetables, no expresan el sentir mayoritario del pueblo costarricense, no logrando entender como él les hace el juego.

A continuación este sería el texto que solicitamos sea publicado como Derecho de Respuesta:

  • LA ANEP ESTÁ EN EL CORAZÓN DEL PUEBLO COSTARRICENSE*

Es absolutamente falso alegar que una demanda entre sindicalistas, en los actuales momentos, ponga en peligro toda la lucha contra el TLC; máxime cuando una de las partes en controversia es muy poco representativa, sin mayor capacidad de incidencia y portadora de una ideología que si bien es respetable, es extraña a la idiosincrasia costarricense.

Se supone que la lucha contra el TLC es por convicciones férreas, profundas, de hondo contenido político y social, y no están sujetas a vaivenes circunstanciales como una causa penal.

Nunca hemos demandado en sede penal a nadie por pensar diferente a la ANEP. Aparte de que eso no es posible, ni ética ni jurídicamente, la riqueza de los movimientos sociales de la Costa Rica de hoy radica en su amplia diversidad, su pluralismo, su esencia multicolor. Nosotros, internamente, como organización sindical de amplia base, somos producto de una construcción de pluralidad.

Sí hemos demandado y lo continuaremos haciendo, mientras se nos dé la confianza de seguir al frente de la ANEP, cuando se lesiona el honor, la dignidad, la honra de la organización. Cuando se pretenda difamarla. Estamos obligados a ello.

Si otros tienen su propia autoestima organizativa tan baja como para ocupar muletas extranjeras, ANEP tiene la suya muy en alto, pues aunque les duela reconocerlo, estamos hablando de una de las agrupaciones sociales más prestigiosas y de mayor credibilidad que hay en la Costa Rica de hoy. Nos hemos defendido y nos defenderemos solos en cualquier terreno, sin necesidad de aspavientos victimizantes.

Estamos inmersos en la lucha patriótica más importante de la historia nacional desde los sucesos de 1856, que es la noble causa contra el TLC. Jamás utilizaremos la solidaridad internacional posible para esta causa, para que nos salven nuestro propio pellejo personal. Qué triste debe ser ir a llorar al exterior para que desde allá vengan a defenderlo a uno, nuestros propios partidarios ideológicos, ante la carencia de una sólida base social interna que te dé sustento político y social.

En el caso que nos ocupa, el sobreseimiento que se dio es por un tecnicismo jurídico de vencimiento de plazos. El acusado por la ANEP no fue absuelto. El tribunal estimó que sí hay causa para enjuiciar cuando se difama a una persona jurídica. Si el periodista Leandro hubiese puesto un poquito más de interés objetivo y profesional, se podría haber verificado que la ofendida fue la organización ANEP y no la persona de su Secretario General.

No sabíamos que éramos_ “tan carga”_. Que el mismísimo Presidente Bush sabe quien es el Secretario General de la ANEP. No sabíamos que tanta resonancia internacional teníamos. Por supuesto que nadie se va a tragar el cuento que el periodista Leandro quiso vender con su malintencionado titular. Qué le va a importar al mandatario gringo lo que haga o no haga el sindicalista de Alajuelita.

Lo que sí sabe el Presidente Bush, es que existe un pueblo digno, un pueblo valeroso, un pueblo honesto como el tico que no se traga el cuento de su TLC. Y lo que sabe este pueblo, porque lo tiene muy claro, es que en la ANEP hay uno de los bastiones más fuertes, más serios y más comprometidos de esta lucha, sin necesidad de adaptar ideologías extremistas pseudorevolucionarias; tan sólo apelando a los valores nacionales que nos hicieron un pueblo tan diferente, tan distinto, tan particular, tan especial que nuestros propios próceres de antaño son los que nutren la visión de la ANEP sobre una Costa Rica inclusiva y solidaria.

Esto es lo que nos hace sentirnos más orgullosos todavía, pues lo que la ANEP ha venido haciendo todos estos años, ha generado el ataque, el rencor, la insidia y la maldad tanto del extremismo de izquierda como del extremismo de derecha.

Es más, es hasta “curioso” cómo los unos y los otros viven pendientes de lo que hagamos ó de lo que dejemos de hacer, porque el éxito de la ANEP en los últimos años ha sido su esfuerzo por insertarse en la conciencia nacional del pueblo costarricense, sin ataduras partidistas de ningún tipo, mucho menos los de signo violentista que se expresan en esos extremismos.

Al atacarnos desde ambos lados, se ha dado una fuerte legitimación de nuestro trabajo, adquiriendo el mismo gran credibilidad y confianza, en todos aquellos segmentos de la nacionalidad costarricense y de sus diversos sectores representativos que venimos asumiendo, sin pasquines ni panfletos vacíos de contenido, la gran lucha contra el TLC.

Hasta aquí nuestro Derecho de Respuesta.

Nuevamente, don William reciba usted el más atento y respetuoso saludo de parte de su servidor,

Albino Vargas Barrantes
Secretario General

C.c. Lic. Mario Ugalde C., Subdirector de Diario Extra.
Sr. Marcos Leandro, Diario Extra.
Junta Directiva Nacional de la ANEP.
Movimiento social costarricense.
Archivo.

Artículo de Diario Extra AQUI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>