La megamoción de Ottón Solís es una provocación a la confrontación

Con toda vehemencia, la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), formula una respetuosa exhortación pública a los señores diputados y a las señoras diputadas de la Asamblea Legislativa, a fin de que se actúe con una gran prudencia ante los desafíos provocadores de confrontación social que son inherentes, en el corto y en el mediano plazo, si la megamoción del diputado Ottón Solís Fallas, para un recorte abrupto, irreflexivo e irresponsable de 307 mil millones de colones en el proyecto de presupuesto de la República para el 2015, finalmente es acogida.

Flaco favor le hace a la Democracia y a la Paz Social medidas aventureristas de recorte de gasto público, “sin ton ni son”; recortes de corte abusivo que pretenden encubrir la verdadera naturaleza del desafío de enfrentar el déficit fiscal de raíz: el problema de la sistémica injusticia tributaria.

A la larga, tal “combo” de recortes, impregnados de una gran carga ideológica, será contraproducente.

Urge que en aras de la prudencia, los señores diputados y las señoras diputadas de la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa, que prefieren la sensatez cívica al aventurerismo fiscalista de la “revolución violenta y radical contra el gasto”, ausculten, con la presencia física y directa de cada jerarca institucional involucrado, la magnitud de eventuales riesgos de inoperatividad institucional que en no pocos casos implica la megamoción del diputado Ottón Solís Fallas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>