Los “cuatro jinetes del apocalipsis”

Alianza del Pacífico, TISA, TPP y TPPI… ¡Qué enredo de siglas! Hablamos de los TLC´s de “nueva generación”: los “cuatro jinetes del Apocalipsis”

Al parecer el presidente gringo Obama podría estar a las puertas de una fuerte derrota política en el marco de la ofensiva planetaria por el control total de la Humanidad, a partir de los nuevos TLC’s, diseñados éstos para darle a las gigantescas corporaciones y empresas multinacionales el control absoluto de una especie de gobierno mundial: la neoliberalización plena de las relaciones entre las personas, las naciones, los Estados y los organismos multilaterales de la más distinta naturaleza. “Todo Mercado – Nada Estado”, podría ser el lema.

En el senado estadounidense y desde las propias filas de su partido Demócrata, Obama tiene oposición para imponer el “Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica”, conocido por sus siglas en inglés como el TPP.

Actualmente 12 país están negociando, en secreto, el TPP: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

El TPP otorga privilegios y derechos por parte de los capitales extranjeros en detrimento de los nacionales, junto al establecimiento de normas y mecanismos supranacionales de resolución de conflictos que dejarán a los Estados firmantes en clara desventaja jurídica frente a las empresas transnacionales.

Éstas tendrán mayores poderes para demandar directamente a los gobiernos firmantes en tribunales extrajudiciales (mediante la cláusula “Investor State Dispute Settlement”, ISDS), conformados de manera discrecional y sin mecanismos de control.

Ese mecanismo ISDS establece que si una empresa extranjera no está de acuerdo con alguna ley estadounidense, puede dirigirse directamente a un panel internacional de arbitraje, un ISDS. En caso de que este panel abrace la causa de la empresa extranjera, la decisión ya no podrá ser discutida en un tribunal estadounidense y será de obligado cumplimiento en este país. Igual sería en cada país que se meta en el TPP de los 12 originales mencionados.

Este procedimiento también está establecido en el denominado Acuerdo Multilateral de Comercio de Servicios, TISA por sus siglas en inglés; tratado en el que Costa Rica está metida.

Gracias al ya célebre sitio de internet Wikileaks podemos tener conocimiento de esta barbaridad, dado que el control hegemónico-mediático dominante a nivel internacional, no nos lo permite.

La senadora estadounidense demócrata Elizabeth Warren se dejó decir que el TPP “…otorgaría a las corporaciones internacionales una protección a la que no tienen acceso los grupos ambientalistas y laborales de Estados Unidos”.

Así lo leímos en internet en nota de prensa titulada “Los demócratas le frustran a Obama su acuerdo ‘histórico’ con 11 socios internacionales”, publicada por la cadena de noticias mundiales RT. Y en declaraciones que ella dio al diario The Washington Post afirmó que “no serán obreros, consumidores o pequeños empresarios quienes se beneficien del TPP”.

A nosotros nos llamó poderosamente la atención esta noticia dado que Costa Rica ha sido “embarcada” para que se meta en TLC’s de este tipo; específicamente la Alianza del Pacífico y el TISA.

Los anteriores dueños de la política de comercio exterior del país, cuya jefatura estuvo por muchos años en manos de la tristemente célebre señora Anabel González Campabadal, hipotecaron el futuro político del país en TLC’s como la Alianza del Pacífico y el TISA. Y, al respecto, no vemos “nada nuevo bajo el sol” en el Comex del presente gobierno.

El TISA (por sus siglas en inglés), es el Acuerdo Multilateral de Comercio de Servicios. Su contenido se mantiene oculto y cuyas cláusulas, ya sea que se aprueben o no se aprueben, deben mantenerse en total secreto, razón por la cual en el caso costarricense y ante una acción nuestra futura, esperamos que la Sala Constitucional ordene a las actuales autoridades del Comex transparentar éste y similares procesos de los TLC’s de “nueva generación”.

El TISA, si llegase a aprobarse en nuestra Asamblea Legislativa, posibilita todo tipo de privatización de servicios, desde los municipales hasta los carcelarios, pasando por los educativos, energía, agua, etc.

Al igual que el TPP, el TISA se negocia en medio de un impresionante secretismo entre 50 países, grupo al cual se acaba de unir el suramericano país de Uruguay en medio de una intensa polémica.

Tanto el TPP como el TISA (y creemos que la Alianza del Pacífico también), permiten las compensaciones por expropiaciones directas o indirectas, así como por pérdidas en el caso de conflictos sociales o por cambios en la legislación financiera, ambiental o de salud pública de cada país, que los inversionistas consideren que afectan a sus expectativas de negocio

El “cuarto jinete del Apocalipsis” en este asunto de los TLC’s de “nueva generación”, es el TTIP: el Tratado Trasatlántico de Libre Comercio de Inversiones, en español. Pero vamos a seguir en el tema en próximos comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>