Malestar en los policías de la Zona Sur

Comisionado
Juan José Andrade Morales
Director General Fuerza Pública
Ministerio de Seguridad Pública
Su despacho

Respetado señor

Sirva la presente para saludarle respetuosamente de parte de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

En esta ocasión nos dirigimos a usted con la intención de informarle sobre algunas situaciones graves que pudimos constatar en una gira realizada del 23 al 29 de febrero del año en curso en la zona sur del país; lo que nos hace considerar oportuna su intervención en procura del mejoramiento de las condiciones de trabajo de los y las oficiales de la Región 7 y de la Región 10.

Tanto en la Región 7 como en la Región 10 existe un problema con traslados que tiene agobiado y molesto al personal en general, pues según denuncia éste las jefaturas de dichas regiones están realizando traslados de personal sin el debido proceso. Además, con estos traslados se está afectando al personal y las familias del mismo, pues los y las oficiales son trasladados a lugares alejados de sus casas y con un rol de servicio que no consideramos el más adecuado. Por ejemplo, hay oficiales que laboran en la zona de Golfito y viven en San Vito de Coto Brus y tienen que cumplir un rol de servicio de 2 × 2 × 2, a pesar de que existen más de 60 kilómetros de distancia. Destaca el traslado de forma permanente de un grupo de no menos de 25 oficiales hacia Isla Calero teniendo que viajar este personal un total aproximado de 1600 Km ida y vuelta.

Aunado a lo anterior, se presentan problemas con la jornada laboral pues el personal en muchos de los casos labora hasta 20 horas diarias, lo cual es totalmente prohibido por la ley, y que es uno de los principales factores de enojo del personal. Además, les prometen reponer las horas de más que trabajen y esto nunca lo cumplen.

Existen también problemas con los permisos de estudio ya que están siendo eliminados por parte de las jefaturas, lo cual causa mucho malestar en el personal. Algunas jefaturas anulan los permisos a las personas que realizaron el trámite correspondiente y que habían recibido el aval; sin embargo, le brindan facilidades de estudio al personal “_amigo_” o de la “_argolla_”, dejando por fuera y truncando el deseo de superación de las personas que realizan el respectivo procedimiento establecido para estos casos.

Quedó en evidencia el gran disgusto existente con las jefaturas de la mayoría de las Delegaciones y el evidente malestar con el Director de la Región 7 y más aún con Directora de la Región 10, esto por supuestos abusos o trato indebido hacia los subalternos y por la nula comunicación que existe con ella.

Dentro de las problemáticas detectadas llaman la atención la golpiza que le propinaron las jefaturas de Ciudad Neilly a un subalterno de nombre Deiby Cervantes Retana, esto, por haberse amarrado al portón de la Delegación en protesta a las arbitrariedades de las jefaturas. Este hecho fue denunciado vía telefónica ante la ANEP por parte trabajadores y trabajadoras del MSP y por parte del señor Diputado Jorge Alberto Gamboa, Diputado del Partido Acción Ciudadana de esa zona, en carta dirigida hacia el Secretario General de la ANEP, Albino Vargas Barrantes, con número de oficio REF:PAC-JGC-0154-12.

Además, y aunque parezca increíble, la jefatura de Ciudad Neilly le quitó de forma arbitraria la licencia de lactancia a las mujeres que estaban gozando de la misma, durante un mes aproximadamente. De igual forma existen las quejas por parte del personal policial y de los vecinos de la zona, de que la ciudadanía no puede entrar a la Delegación de Ciudad Neilly cuando lo requieren y que si por ejemplo llegan (los ciudadanos) buscando ayuda y andan pantalón corto les niegan también el acceso, lo que los hace sentirse en una situación de indefensión e inseguridad por parte de la Policía. Todas estas situaciones fueron evidenciadas por parte del personal de todas las Delegaciones de la región.

Abusos en las jornadas laborales, eliminación de los permisos de estudio, agresiones verbales y físicas hacia el personal subalterno, traslados sin el debido proceso y sin justificación, malos roles de servicio están desencadenando en desintegración familiar y tenso clima laboral que podría tener consecuencias graves; pues muchas personas mencionaron que esperaban “_que nadie perdiera la cabeza por completo y provocara lo que sucedió en la embajada de Chile_”.

Claramente estamos ante un serio problema de clima laboral, un clima laboral que está muy enfermo y que, por lo tanto, recomendamos se intervenga e investigue de manera pronta, seria y responsable a través de los departamentos correspondientes, por ejemplo Psicología, además de la intervención de su persona como Director General de la Fuerza Pública, en pro de garantizar la solución de las problemáticas laborales expuestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>