Manifiesto del movimiento sindical a las fracciones parlamentarias

CONSIDERANDO:

UNO. La clase trabajadora no es la responsable del déficit fiscal, ni del nivel de endeudamiento actual, además paga puntualmente sus impuestos.

DOS. La clase trabajadora siempre ha sido la víctima de un sistema tributario altamente injusto por su naturaleza regresiva: pagan más los que ganan menos; por el contrario, un gran sector político empresarial defrauda, evade, elude, subdeclara, y traslada a paraísos fiscales sus fortunas con tal de evadir el pago de impuestos

TRES. La clase trabajadora y los sindicatos, al amparo de la legalidad y la democracia, desde hace años ha entregado a los diferentes gobiernos propuestas alternativas para enfrentar el robo de impuestos, el déficit fiscal, el endeudamiento-país y la injusta regresividad tributaria.

CUATRO. La clase trabajadora, mediante sus legítimas organizaciones, los sindicatos, tiene total disposición para el diálogo social con otros actores sociales, como sectores sociales, productivos y políticos; a fin de construir soluciones para reducir la desigualdad, enfrentar la violencia, la exclusión, generar empleo y equidad redistributiva y salarial.

POR TANTO

El Movimiento Sindical y Social Costarricense anuncia al pueblo trabajador, a la opinión pública nacional, a la clase política de todo signo que:

A. Hemos resuelto constituir una alianza de lucha, vía unidad sindical en la acción, para hacerle frente a todas aquellas iniciativas de ley y de política pública que deterioran el salario, que pongan en peligro la estabilidad laboral y que impulsen nuevos proyectos de impuestos que perjudiquen el golpeado ingreso de la clase trabajadora

B. Demandamos al Gobierno de la República el retiro inmediato de la corriente legislativa del nocivo expediente legislativo No. 20.580 (y cualquier otro de similar contenido); y en aras de la paz social convoque, urgentemente, a una Mesa Nacional de diálogo que incluya al propio Gobierno, al movimiento sindical, a los movimientos políticos y sociales, para diseñar en conjunto las medidas de atención al problema fiscal del país con equidad.

C. Solicitamos la inmediata discusión y aprobación de una reforma a la Ley del Impuesto sobre la Renta que incorpore el tema de Renta Mundial y Renta Global. En el primero se pretende gravar las rentas provenientes del exterior a personas domiciliadas en el país, esto limita la posibilidad de eludir el impuesto de la renta, aduciendo que han sido obtenidas en el exterior, y en el segundo se deberán sumar todos los ingresos dentro de la renta imponible de las personas físicas o jurídicas.

E. Nos manifestamos contra la transformación del actual impuesto sobre las ventas (IV) en impuesto al valor agregado (IVA), el más injusto e inequitativo de todos los tributos; transformación que, aun quedándose en el 13 % aumentara la cobertura de los bienes y todos los servicios (Agua, Salud, Educación). Esto aumentara los precios, impactara el consumo de los hogares (que crece pero relativamente pesa menos en el consumo privado) y resultara en menor producción para el mercado interno (las exportaciones son exoneradas), aumentando finalmente el nivel de desempleo.

F. Proponemos se discuta el proyecto 20716 “Ley de Ejecución Eficaz de la Valoración Aduanera”, en donde se pretende eliminar la no declaración del costo por canon y derecho de licencia, que utilizan los importadores para reducir el valor aduanero de las mercancías y evadir una buena cantidad de impuestos. Mecanismo en el cual se provocan pérdidas por impuestos dejados de percibir de entre 50.000 millones de colones (0.16% del PIB, 5 veces empleo público) y los 160.000 millones de colones (0.50% del PIB, lo mismo que la regla fiscal) para la Hacienda Pública, incluyendo los intereses por lo impuestos adeudados.

D. En el movimiento sindical enfrentamos las perversas tesis de que el déficit fiscal se debe resolver sacrificando empleos, precarizando salarios y derogando derechos laborales y sociales conquistados a lo largo de décadas de lucha social. Lo cual en la práctica ha resultado una falacia, los proyectos de empleo público recaudan menos del 0.05% del PIB, lo que demuestra que no es por la vía de la reforma al empleo público que se soluciona el déficit fiscal. Exigimos se separe la discusión del empleo público de las propuestas para reducir el déficit fiscal, y se inicie un gran dialogo para crear un mecanismo de evaluación del desempeño que se ajuste a las cualidades específicas de cada sector laboral. Tampoco permitiremos que la anualidad se ligue a la evaluación del desempeño, ya que el pago de la anualidad ha sido un derecho conseguido por la clase trabajadora.

RESOLVEMOS

Hacemos un vehemente y urgente llamado a nuestras propias bases laborales, a toda la clase trabajadora, a las organizaciones sociales, populares, cívicas y patrióticas para prepararse en todos los ámbitos que sea necesario, por si este sensato planteamiento no merece ninguna consideración de parte de la clase gobernante saliente y entrante y de quienes desde las esferas del poder económico les están respaldando.

A partir de este momento nos declaramos en sesión permanente para la planificación estratégico-política y operativo-organizativa que se deriva de este manifiesto, ante el malintencionado impulso de rápidas vías parlamentarias carentes de transparencia, por parte de quienes, como reales culpables del déficit fiscal, ahora pretenden eludir sus responsabilidades, endosándoselas a la clase trabajadora que no tiene responsabilidad alguna.

San José, miércoles 21 de marzo de 2018.

Por Patria Justa Por BUSSCO Por Centrales Sindicales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>