Mujeres contra el TLC

Nuestra posición

Las mujeres una vez más nos hacemos presentes en esta resistencia pacífica, digna y creativa del pueblo costarricense, contra la imposición de políticas neoliberales, que desde décadas atrás vienen atropellando la esperanza y los sueños de las gentes.

Hoy, a escasos cien días de la celebración del referéndum, por medio del cual el país tendrá la oportunidad de profundizar su democracia y caminar por un rumbo de justicia e igualdad, de construcción y hermandad, seguimos diciendo NO al TLC!

Como feministas, sostenemos que en este planeta, desde hace ya demasiado tiempo se hace indispensable rescatar el valor del cuido, tradicionalmente considerado femenino, para que todas las personas aprendamos a valorar y a cuidar, por encima de cualquier otro bien, la Vida de las personas, de los bosques, de las aguas, de nuestro Planeta Tierra.

Como mujeres, venimos a decir que en nuestro país y en el mundo entero, urgen políticas nutricias, de cuido y de amor, para que la vida perdure y se reproduzca sobre la Tierra; para que las personas y la naturaleza podamos convivir en felicidad, armonía y paz. Para que se haga realidad nuestro sueño de una vida de igualdad.

Denunciamos que los TLC’s profundizan de manera temeraria la ética del lucro y de la explotación de la vida humana y la de todo aquello que convive en esta Tierra. Que reafirman ese camino erróneo y demencial, vacío, que está arrasando con la Vida sobre el planeta y que lleva certeramente a la auto destrucción, el camino de la reverencia por el gigantismo, por el crecimiento desmedido, por los proyectos mega y por todo lo que rebase la escala humana.

Afirmamos que ciegamente llamado desarrollo, no es sostenible porque atenta contra la vida humana y contra la vida misma del Planeta. Que ese desarrollo que sobrevalora la producción por encima de la reproducción NO es aceptable, ni tampoco es viable. Que la humanidad se encuentra en un punto trascendental en su historia y que si no cambiamos nuestro rumbo, podríamos perecer.

Seguimos presentes, denunciando y diciéndole NO al modelo de codicia que nos quieren imponer, porque NO es digno, NO es igualitario y menos aún, sostenible.

Exigimos un verdadero desarrollo del ser humano, donde las personas, podamos desarrollar y disfrutar todo nuestro potencial. Exigimos el desarrollo del amor, de la solidaridad y del respeto por la Vida de todos los seres vivientes. Un desarrollo de la sensibilidad y de los sentidos, en donde predomine la armonía en toda nuestra rica diversidad.

Reclamamos una sociedad en la cual no le falte ni le sobre comida a nadie. Un mundo en el cual absolutamente todo el arco iris humano tenga espacio para existir en condiciones dignas, sin la esclavitud de la producción y el consumo desmedido de bienes inertes e innecesarios, cuya fabricación consume recursos valiosísimos para el presente y el futuro de la humanidad.

Queremos que se valore la reproducción de la vida, que hombres y mujeres resaltemos en nosotros la energía adormecida y desvalorada del cuido de las personas y de naturaleza sobre y de este Planeta, que nos pertenece a todas y a todos!

Todas y todos convivimos sobre esta tierra y reclamamos nuestro derecho a definir un rumbo justo e inclusivo. Exigimos justicia, igualdad y respeto. Reclamamos poesía, belleza y alegría. Queremos dignidad y paz!


NO al TLC!!

NO a su agenda de implementación!

No a las políticas de la codicia de una minoría!

Nuestra propuesta

De lo personal hacia lo político:

En los feminismos de los años sesenta surgió la noción de que ‘lo personal es político’, para expresar que la dominación de las mujeres en el patriarcado calaba hasta lo más profundo de nuestro ser. Esta opresión iba mucho más allá de estar excluidas de los espacios de decisión social y política, o de tener acceso a las oportunidades que ofrecía el sistema. Esa opresión política nos impedía percibir hasta quienes somos en lo personal: nuestros deseos, nuestros gustos, nuestros sentimientos, nuestros estilos de vida y más. Y lo sigue haciendo. Al decir ‘lo personal es político’, las feministas de esos años planteaban que la transformación personal es un acto revolucionario, necesario para promover un cambio político.

Consideramos que esa norma sigue siendo válida en este patriarcado en su etapa de capitalismo neoliberal desbocado. Y que, además de todo el trabajo político que hacemos contra las políticas neoliberales, sumado al que hacemos en esta Campaña del NO, también será necesario hacer cambios personales para poder unir nuestras diferencias y transformar esta sociedad.

Por eso, proponemos, para unir y reunir a todo el tejido social que lucha contra el TLC en un proyecto concreto y común, coser una manta inmensa que refleje a la gran diversidad de grupos, personas y organizaciones que en estos momentos estamos en la Campaña del NO.Queremos lograr una manta muy grande, hecha de parches, en donde cada parche exprese el sentir, anhelo o sueño de la persona o grupo que lo borda, pinta o cose.

Esta manta simbolizará nuestra utopía común, de unión y respeto en la diferencia, para la construcción del país que soñamos: uno inclusivo, respetuoso de todas las personas y vidas, igualitario, solidario y justo, que se enriquece de la convivencia de la diversidad de personas en armonía e igualdad, como el bosque solamente es rico cuando hay biodiversidad.

Valoramos el trabajo de la manta como medio de hacer detenernos y trabajar con amor en algo colectivo, que nos permitirá reflexionar, sentir, crear y conectarnos con la estética política; que nos hará ver hacia adentro y propiciará cambios personales. Lo consideramos un ejercicio de meditación sobre la relación entre lo personal y lo político, entre lo privado y lo público.

En esa construcción colectiva estaremos haciendo un rescate cultural necesario en épocas en que se nos quiere uniformar con ropa americana como nueva, entre otras basuras que nos quieren poner a reciclarles. Por este medio podremos experimentar el potencial político de lo pequeño, del trabajo de hormiga de que se habla tanto en esta campaña, como nuestra herramienta para el éxito.

Cuadros de 40 X 40, coloridos, bellos, hechos con amor y cuido y siguen instrucciones que después terminaré.

Agrupadas bajo el nombre de Mujeres contra el TLC, nuestras raíces se encuentran siempre aferradas al suelo fértil en el que triunfó otro NO, cuando orgullosas, fuimos Mujeres contra el COMBO.

PATRICIA VARGAS AGUILAR
TEL 206 0279
EMAIL pvargas@ice.go.cr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>