Oposición rotunda de la ANEP a la destrucción del INS por “negociaciones”del TLC

Profunda indignación y repulsión nos causa la segunda traición del actual Presidente de la República, Dr. Abel Pacheco de la Espriella, aceptando entregar el mercado de los seguros a cargo del Instituto Nacional de Seguros (INS), a la “competencia” generada por las poderosas transnacionales estadounidenses; en el marco de las “negociaciones” para la eventual suscripción, más bien imposición, de un tratado de “libre” comercio, entre los poderosos Estados Unidos y nuestro pequeño país.

Decimos segunda traición, por cuanto tanto en el primer caso (telecomunicaciones del ICE), como en este del INS, la ANEP tiene un documento, firmado de puño y letra del actual Presidente Pacheco, en el cual se comprometió ante innumerables dirigencias de Sectores Sociales, a que durante su Gobierno no habría ningún tipo de privatización, incluida la que consiste en vía “apertura”.

Ese compromiso ético del entonces candidato presidencial Pacheco de la Espriella, se suscribió en marzo del 2002, en el Auditorio del Poder Judicial, cuando el hoy mandatario, junto a su contendor de la segunda ronda electoral, Ing. Rolando Araya Monge, comparecieron para dar a conocer sus respectivas propuestas de políticas públicas.

La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), deja constancia para la historia de nuestra oposición rotunda a la entrega, para su destrucción, del legendario Instituto Nacional de Seguros (INS), símbolo de una clase gobernante, hoy lamentablemente extinguida, que supo, en ese momento histórico, 1924, a través del entonces Presidente de la República, Lic. Ricardo Jiménez Oreamuno, visionar para las generaciones venideras una patria solidaria.

Tenemos entendido que el Presidente Pacheco de la Espriella, tiene en su despacho una foto de ese ilustre exmandatario costarricense, alegando que es para él una permanente fuente de inspiración.

Hoy le decimos a don Abel Pacheco que descuelgue ese retrato de su despacho y que lo arroje al cajón de la basura, tal y como lo hará con la trayectoria y el significado histórico del Instituto Nacional de Seguros (INS), que será devorado por las voraces transnacionales estadounidenses y sus eventuales socios nacionales.

La ANEP renueva su compromiso de lucha en defensa de la institucionalidad costarricense y, específicamente, en el caso del INS, pese a la traición de un grupo de connacionales que, desde posiciones de poder político y económico, pretenden destruir toda la institucionalidad democrática heredada de nuestro Estado Social de Derecho, por unos cuantos dólares más generado por un “libre” comercio que acabará con nuestro perfil de nación.

San José, 5 de diciembre del 2003.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>