POSICION DE LAS MUJERES SINDICALISTAS EN TORNO AL TRATADO DE LIBRE COMERCIO

Nosotras, las mujeres sindicalistas afiliadas a las siguientes organizaciones: Asociación Sindical de Empleados y Empleadas del ICE (ASDEICE), Asociación de Empleados Públicos y Privados (ANEP), Sindicato de Trabajadores del Estado Costarricense (SITECO) y el Sindicato de Trabajadores del Sector Público y Privado (SITEPP), Federación Nacional Campesina (FENAC),

DECLARAMOS:

1. Que la conmemoración del Día Internacional de la Mujeres, este año 2007 se da en un contexto nacional en el que se discute una decisión trascendental para Costa Rica: culminar la instauración del modelo neoliberal con la ratificación del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, o rescatar, fortalecer y profundizar el modelo de desarrollo solidario que ha permitido a los y las costarricenses vivir con cierta paz, decoro, justicia y dignidad.

2. Que el Tratado de Libre Comercio representa una nueva estrategia de condicionamiento y presión a los países en desarrollo, por parte de los Estados Unidos y las empresas transnacionales, que ahondan las desigualdades y desventajas impactando negativamente a toda la población y particularmente a las mujeres trabajadoras.

3. Que el Tratado de Libre Comercio vulnera los derechos humanos, económicos, sociales, laborales y culturales de las mujeres, consignados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en múltiples convenios internacionales.

4. Que Costa Rica se encuentra en una situación de indefensión jurídica debido al estatus desigual del tratado para ambos países. Mientras que para costa Rica el tratado está por encima de la ley y ésta no se le puede oponer, en Estados Unidos la ley federal, estatal y local está por encima de lo estipulado en el tratado.

5. Que la privatización de los servicios públicos traslada los costos sociales de la reproducción a las mujeres. Los servicios de salud, educación, agua y otros, son responsabilidad pública de los gobiernos y por lo tanto no pueden ser convertidos en simples mercancías por los acuerdos comerciales.

6. Que las mujeres del campo, de por sí ya marginadas por la implantación de las políticas neoliberales que han desmantelado el agro, serán de las más afectadas, pues verán desaparecer su fuente de vida. Además, el tratado pone en peligro la seguridad alimentaria de toda la población.

7. Que el tratado crea las condiciones para la desregulación laboral, no protege los derechos laborales, amenaza más empleos de los que supuestamente protege, limita la organización de las personas trabajadoras y peligran los derechos diferenciados de las trabajadoras. que representan la más importante conquista de las mujeres. Las mujeres trabajadoras podemos esperar que aumente el desempleo femenino y la informalidad.

8. Que en lo concerniente a propiedad intelectual, las disposiciones del tratado usurpan los derechos de las comunidades sobre sus recursos naturales y los conocimientos tradicionales de las mujeres indígenas; además favorece la privatización de los recursos genéticos y la biodiversidad, inhiben el desarrollo científico y tecnológico y otorgan supremacía a las ganancias de las grandes transnacionales.

9. Que las mujeres sindicalistas exigimos al Gobierno de República retire de inmediato el Tratado de Libre comercio y los proyectos que conforman la agenda de implementación, y convoque a todos los y las costarricense sin excepción a un diálogo de unidad nacional que se avoque a la construcción de una agenda nacional de desarrollo, que le permita a nuestro país transitar hacia una sociedad inclusiva y solidaria, donde la producción y el comercio estén al servicio del bien común.

San José, 16 de marzo de 2007.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>