POSICIÓN DEL MOVIMIENTO SINDICAL COSTARRICENSE ACERCA DE LA POLITICA SALARIAL PARA EL SECTOR PUBLICO

En el contexto de la discusión sobre la fijación salarial para el Sector Público, la primera en la Administración Arias Sánchez; el Gobierno de la República, por boca de su Ministro de Trabajo y Seguridad Social, informó al país que_ “un aumento salarial superior al 2% sólo sería posible mediante la aprobación del TLC ( incluida la apertura de los servicios público de telecomunicaciones y de seguros hoy en manos del ICE y el INS respectivamente), la aprobación de la reforma fiscal, la disminución de la inflación y una mayor productividad del Estado”_, frase que en términos generales se consignó en varios medios de prensa.

Al respecto, al Movimiento Sindical Costarricense le interesa destacar lo siguiente:

• Primero: El Movimiento Sindical Costarricense rechaza tajantemente las desafortunadas declaraciones del señor Ministro de Trabajo, mismas que al día de hoy no han sido desmentidas por el Gobierno de la República.

• Segundo: Esa concepción política en materia salarial carece radicalmente de contenido, son un sin sentido, porque se ha demostrado hasta la saciedad que ese TLC profundiza el denominado modelo neoliberal de desarrollo que se ha tratado de imponer a la sociedad, en los últimos veinte años con resultados que saltan a la vista: alta inflación, salarios a la baja y con deteriorado poder de compra, concentración de la riqueza, injusta estructura impositiva persistente, evasión tributaria sin control, deterioro de los servicios sociales esenciales, promoción de privatización de las entidades más rentables del patrimonio público; corrupción galopante y crecimiento del deterioro de la legitimidad del sistema institucional; amén de un sistemático desbalance comercial con la serie de tratados firmados en los últimos años: México, Chile, Canadá y otros.

• Tercero: Específicamente en cuanto a lo salarial, este modelo, nos ha llevado a un empobrecimiento salarial en todos estos años, de más del 50% del salario real. Además, la tasa de pobreza pasó de un promedio del 20% al 23% de las familias; la tasa de vulnerabilidad de pobreza llega casi al 60 ; la tasa de desempleo en promedio, aumentó en este periodo de un 5.4 a un 7%; y la inflación ha superado con creces los ajustes salariales de los últimos años.

• Cuarto: La concentración de la riqueza muestra signos alarmantes. Por ejemplo, las exportaciones han crecido por 10 en estos años, pero la estructura tributaria sigue igual o peor que antes. La inversión extrajera se ha cuadriplicado y sólo en lo que va de este año, según informe del propio Banco Central, la economía creció a un ritmo del 7%, sin embargo, no hay encadenamientos productivos internos como para estimar que esa inversión ha sido integralmente beneficiosa para el desarrollo nacional.

• Quinto: En consecuencia no lleva razón el Gobierno de la República al estimar que la aprobación del TLC y un mayor crecimiento económico lleve, automáticamente, a mayores salarios. Tampoco es cierto como lo revelan los números, que una mayor inversión extrajera y, por tanto, mayores exportaciones impliquen un incremento en los salarios. Algo no está funcionando bien cuando las cifras de crecimiento económico no se están reflejando en mejores ingresos salariales, en la disminución del empleo ni en un desarrollo económico integrado plenamente.

Es en función de todo lo anterior es que el Movimiento Sindical Costarricense en su conjunto, rechaza radicalmente el chantaje de condicionar la discusión de una política salarial decente a la aprobación del TLC con EEUU, o en su defecto que el tema del TLC sea manipulado para justificar un paupérrimo aumento salarial al sector público.

Ahora bien, si en realidad le interesa al Gobierno de la República que se hable en profundidad del TLC, lo instamos a abrir debates democráticos de cara a la sociedad civil, pues en el movimiento sindical y social estamos más que listos para una discusión seria y de semejante calibre en cualquier otro escenario de discusión.

Por tanto,

Si de verdad hay interés político del Gobierno de la República en torno a una política salarial para el Sector Público durante el desarrollo de su gestión, será imprescindible disociar el tema del TLC del tema salarial. Este elemento es de fundamental aclaración por parte del Gobierno de la República en aras de proseguir y mantener la negociación salarial, caso contrario el Gobierno asumirá la responsabilidad de no poder concertar con el movimiento social de los trabajadores y trabajadoras de Costa Rica.

San José, 13 julio de 2006

Movimiento Sindical Costarricense

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>