PROCLAMA A LOS ESTUDIANTES DE COSTA RICA

12 de febrero de 2007

El inicio de mi llamado es triste, porque lamentablemente, me corresponde hablar de la terrible situación que vive Costa Rica en la actualidad. Como ustedes saben, un grupo de miserables han tomado literalmente a la República de Costa Rica. En nombre de nuestra Patria se han cometido los más infames y atroces actos. No considero necesario reseñar los cientos de sucesos, que diariamente nos avergüenzan y nos lastiman. En particular, Oscar Arias Sánchez y sus mafiosos aliados, están confabulando en contra de la Nación de muchas formas, principalmente negociando descaradamente nuestra soberanía y estabilidad social a cambio de unos cuantos dólares. Definitivamente, los oligarcas costarricenses constituyen la depravación más vulgar y emblemática del poder, esclavitud, despotismo, corrupción, injusticia e inmoralidad.

Denuncio públicamente que en Costa Rica están siendo perseguidos los estudiantes y jóvenes que se oponen al TLC. Cobardemente, los políticos de turno tratan de callar el ímpetu patriótico de los jóvenes mediante amenazas, espionaje, chantajes, una campaña difamatoria y principalmente, catalogando de “revolucionarios, vagos, comunistas y revoltosos” a quienes defienden la causa nacional.

La oligarquía costarricense, que es ignorante como ninguna, cree que el pueblo costarricense es tonto, sumiso, pasivo e inerte. Pero, se sorprende de que no puede controlar a los jóvenes costarricenses, a esa marea de sangre y fuerza nueva, que exige un cambio real y total de la corrupción reinante. Por lo tanto, los jóvenes son el grupo a perseguir por el gobierno opresor y tirano. Y es que suena lógico que persiga a quienes tienen mejores capacidades y mayor honradez que cualquier funcionario leal al imperio corrupto…

Con horror y miedo, algunos duermen con la conciencia intranquila, porque sienten que algún día ese poder que tanto cuidan e idolatran, se irá de sus manos… Sospechan que serán relevados del ejercicio del poder. Naturalmente, todo debe de cambiar y de mejorar. Nada es para siempre y eso es el pensamiento más revolucionario que puede haber: “cambiar o morir”. En la naturaleza hay muchos ejemplos: desde los árboles que tiran sus viejas hojas, para dar espacio para que crezcan las nuevas, hasta la Teoría de la Evolución, en donde si un ser no evoluciona y se adapta de mejor forma a su ambiente, pues simplemente muere. Y eso es la historia…

Documento completo en ARCHIVOS ADJUNTOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>