¿QUIÉN NECESITA UN AEROPUERTO INTERNACIONAL EN OSA?

COMUNICADO DE PRENSA

¿QUÉ NECESITA OSA?

Primero que nada, en Osa urgen centros educativos públicos de calidad . Hoy en día, maestros y profesores tienen que hacer milagros para impartir lecciones en escuelas y colegios que no ofrecen las mínimas condiciones. Las sedes de universidades estatales en la región hacen lo mejor que pueden, pero no son suficientes para atender la demanda de jóvenes obligados a emigrar en busca de mejores opciones. Más que un aeropuerto, hace falta en Osa un instituto tecnológico especializado en ciencias naturales, forestales y agrícolas. Hacen falta además asilos de ancianos y centros recreativos y deportivos para niños, jóvenes y adultos.

Se necesitan más y mejores EBAIS y hospitales. Basta viajar de Chacarita a Puerto Jiménez para darse cuenta que hablar de aeropuertos es una burla, donde caminos y puentes constituyen un permanente atentado. Asimismo urgen mejores servicios de transporte para que nuestra gente, trabajadores, estudiantes, amas de casa, dejen de viajar hacinados como si se tratara de ganado. Nada de esto se resolverá con la construcción de un aeropuerto.

LIBERIA TIENE AEROPUERTO

¿Y de qué les ha servido a los liberianos? ¿Han mejorado las escuelas, los colegios, los EBAIS y hospitales, los puentes y caminos? ¿Se ha fomentado el desarrollo de actividades agropecuarias? ¿Se ha fortalecido la identidad y la cultura de los guanacastecos? ¿Se han abierto más caminos públicos para disfrutar de las playas? ¿Se ha controlado la deforestación y la erosión de los suelos? ¿Se ha consolidado la tenencia de la tierra en manos costarricenses?

Al contrario. El aeropuerto de Liberia, pagado con el dinero de las y los costarricenses, ha servido para atender las necesidades de enclaves turísticos en manos de poderosos empresarios nacionales y extranjeros, tales como Papagayo, Los Sueños, Barceló, Meliá. ¿Y los guanacastecos? Simplemente, han pasado de sabaneros a saloneros.

ALGUNOS FRUTOS DEL AEROPUERTO DE OSA

  • Los nuevos dueños de las tierras podrán llegar en avión directamente de su país, sin tener que pasar por el Juan Santamaría.
  • El valor de la tierra subirá a precios exorbitantes y se acelerará la venta a extranjeros.
  • Más y más condominios y hoteles cubrirán cerros, bosques y playas, acelerándose la deforestación, la erosión y la desaparición de ecosistemas terrestres y acuáticos.
  • Se multiplicarán las piscinas y los campos de golf y se reducirá la disponibilidad de agua para los pueblos.
  • Se reducirán las vías de acceso a las playas y ríos, restringiéndose cada vez más las posibilidades de recreación para las y los costarricenses.
  • Se generarán empleos temporales para obreros de construcción, guardas, mucamas, saloneros…
  • Proliferarán la violencia, las drogas, el alcohol y la prostitución.
  • Escuelas, colegios, hospitales, caminos vecinales… seguirán exactamente igual.

¿A QUIÉN LE SIRVE UN AEROPUERTO EN OSA?

Quien haya viajado de Dominical a Palmar no podrá negar que esta autopista es quizá una de las mejores del país, si no la mejor. Los viajeros se preguntan: ¿Por qué nuestros políticos habrán decidido invertir tanto dinero en una carretera tan ancha y espléndida, habiendo tantas necesidades prioritarias en otros lugares más poblados? Probablemente la respuesta se encuentre en los cientos de rótulos dispuestos a la orilla de la famosa autopista: FOR SALE, REAL ESTATE, OCEANVIEW, BEACH FRONT.

A falta de políticas favorables y mejores opciones, los pobladores de la zona se han visto en la necesidad de desprenderse de su principal patrimonio: la tierra. Cada día más y más tierras pasan a manos de extranjeros y los políticos viven encandilados con la ocasión de atraer más dólares en menos tiempo. La “lucha contra la pobreza” y los “mejores servicios” son simples adornos retóricos. En tiempos de globalización y TLC, cuando lo comercial es más importante que lo social, los políticos están transformando a Costa Rica en una mercancía que se vende al mejor postor. El poder ejecutivo ve solo cifras donde hay costarricenses de carne y hueso; los jerarcas municipales se relamen pensando en los jugosos beneficios que vendrán con la plusvalía de los terrenos.

No por casualidad, el tema de campaña del nuevo alcalde de Osa, Alberto Cole, fue el aeropuerto. No por casualidad, el diputado puntarenense Olivier Jiménez, otro de los impulsores del aeropuerto, asegura que la obra será una “fuente primordial de trabajo”. Los dos pertenecen del partido de gobierno y su misión es servir a los intereses que los llevaron al poder.

¿No cree usted?

Para más información: Juan Figuerola – Tel. 283-7193

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>