¡Rafael Villalta miente miserablemente!

La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), rechaza, tajantemente, las temerarias, mezquinas y difamantes afirmaciones formuladas hoy martes 18 de octubre, al periódico Al Día (página 8), por el Ing. Rafael Villalta Fernández, Presidente Ejecutivo de A y A; afirmaciones miserables que lo único que buscan es dividir a la clase trabajadora de Acueductos y Alcantarillados, pretendiendo destruir la unidad forjada por sus respectivas organizaciones sindicales.

En su declaración periodística, el jerarca Villalta Fernández cuestionó la presencia del compañero Albino Vargas Barrantes, Secretario General de la ANEP, en el movimiento laboral de A y A; alegando, perversamente, que “los intereses del TLC nada tienen que ver con la discusión salarial del A y A. Con esta participación, ellos (ANEP), lo único que quieren es calentar la olla”. Además, dicho funcionario se dejó decir la calumniosa, irresponsable y miserable afirmación siguiente: “Lamento que los trabajadores estén siendo usados como carne de cañón por la ANEP”.

Esas son declaraciones cobardes, de una persona sin estatura ética para criticar la acción sindical, mucho menos la de la ANEP. A Rafael Villalta le duele, le molesta y le incomoda que haya unión sindical en A y A y que su gestión quede “manchada” por un conflicto laboral en el que la abrumadora mayoría de sus subalternos, incluso aquellos con puestos de relevancia jerárquica, estén respaldando una causa totalmente justa, correctamente moral y profundamente ética; lucha que no es por un aumento salarial, sino para que en A y A se respete la ley en cuanto a salarios mínimos.

A Rafael Villalta nunca le gustó para nada la idea de que la ANEP estuviera en A y A, con cerca ya de 300 personas trabajadoras asociadas a nuestra organización. Hoy, está más que comprobada la seriedad de la ANEP en A y A, así como el cariño y respeto que se ganado dentro de toda la población asalariada de A y A, afiliada y no afiliada a la ANEP.

No es casual que Rafael Villalta diga semejante temeridad, a través de las páginas de un periódico como Al Día, caracterizado por un antisindicalismo militante, dada su pertenencia a uno de los grupos de negocios más lucrativos de la oligarquía financiera costarricense, pro TLC. Es más, Rafael Villalta se destapó: está con el TLC. Rafael Villalta tiene que pedir disculpas a la ANEP. Rafael Villalta ha calumniado a nuestra organización, una de las entidades laborales y sociales más prestigiosas de nuestro país. Hoy dejamos constancia por esta vía de nuestro más rotundo repudio a Rafael Villalta. ANEP estudiará eventuales acciones penales contra este funcionario por tales afirmaciones.

ANEP actúa transparentemente, porque esta es una de las bases del prestigio social que orgullosamente exhibe. ANEP está en la lucha de A y A, sin doble juego, sin doble moral, sin intereses subterráneos. ANEP llegó a A y A para denunciar también y quizás eso tenga molesto a Rafael Villalta. Retamos, públicamente, a Rafael Villalta para que hagamos un debate de altura, profundamente serio, con planteamientos. La mentira miserable, la calumnia rastrera y las argumentaciones sucias jamás han sido ni lo serán el estilo de la ANEP.

San José, 18 de octubre de 2005.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>