Rescate denuncia: “Albino y Fabio Chávez toman la Comisión Electoral”

Pronto, aquí, mayor información sobre este tema.

Tendencia Trabajo violenta estatutos de ANEP: ¿Qué sigue? ¿Fraude?

El día lunes 20 de junio de 2011 se realizó la segunda convocatoria a la Asamblea Extraordinaria de afiliados y afiliadas de la ANEP, convocada para elegir 3 integrantes de la Comisión Electoral que sustituirían a los y las que han renunciado.

Para esta segunda convocatoria, según el inciso b) del artículo 16 de nuestros Estatutos, se debe contar con la presencia de la mitad más uno de los afiliados y afiliadas al sindicato, o de lo contrario los y las asistentes, deben convocar a una tercera convocatoria para sesionar válidamente con las personas presentes.

En la segunda convocatoria llevada a cabo el lunes 20 de junio, a la que llegamos 95 personas, la mayoría de asistentes decidió no convocar para otra fecha, sino que acogió la propuesta de* Fabio Chaves*, de efectuar la tercera y última convocatoria para tan sólo 10 minutos después de acabada la sesión en segunda convocatoria.

La convocatoria en estos términos, no solo transgredió el principio de publicidad que debe respetar un sindicato a la hora de convocar a las Asambleas, de manera tal, que todos los y las afiliadas estén enteradas y enterados de cada una de las convocatorias y puedan participar de tan importante actividad sindical, sino que causó que tan sólo 95 personas, de casi 13.000 afiliados y afiliadas participaran de la elección de los y las integrantes de la Comisión Electoral que tendrá la responsabilidad histórica de garantizar la transparencia en las elecciones de Junta Directiva Nacional a realizarse próximamente, en las que después de más de veinte años, habrá competencia entre dos tendencias.

El inicio de esta Asamblea en estos términos, es solo el preludio de lo que ocurriría después: más violaciones al principio democrático y a los Estatutos que constituyen el marco legal de nuestro sindicato.

No se aprobó ningún reglamento de debates. Este reglamento no es solo el que permite modular el debate y regular las votaciones, sino que impone los derechos y deberes de quienes participan en la Asamblea. El hecho de que no hubiese reglamento, dejó en indefensión a los y las asambleístas, pues no había reglas claras para llevar adelante el debate y las votaciones, y permitió que una mayoría mecánica se impusiera de manera aplastante por encima de la minoría, negándole a esta última derechos fundamentales como el derecho a motivar sus votos o a que constara en el acta la forma en que se había votado.

Según el artículo 43 de los Estatutos, la Comisión Electoral debe elegirse “con la votación favorable de la mayoría calificada de las dos terceras partes de los asistentes” a la Asamblea, precisamente esa votación calificada busca revestir de gran legitimidad la elección de las personas que tendrán a su cargo la dirección y organización del proceso electoral.

La Tendencia Trabajo no consiguió los votos necesarios para elegir a sus candidatos, por lo que defendió a ultranza que se eligieran por mayoría simple, en una clara violación a los Estatutos de ANEP. Cuando se hicieron señalamientos con relación a que aprobar esa moción implicaría una modificación ilegal y de hecho a nuestros Estatutos, toda vez que la Asamblea es soberana dentro de los límites de su propia regulación, impidieron a quienes estábamos en contra de este gran atropello, motivar nuestro voto, como corresponde en una organización que se dice democrática.

Finalmente, violentando los Estatutos, la Tendencia Trabajo impuso a sus candidatos a la Comisión Electoral, es decir, a Ronald Barrantes, miembro de la actual Junta Directiva Nacional, militante de la Tendencia Trabajo desde sus inicios; y al amigo personal de Albino Vargas, el señor Fabio Chaves, Secretario General de ASDEICE, quien ha prestado en varias ocasiones el local de ese sindicato para las reuniones de la Tendencia Trabajo (Ver archivos adjuntos) y que además es el esposo de una funcionaria de ANEP matriculada con la tendencia albinista. Para garantizar la elección de sus militantes, esa Tendencia incluso vota en contra de un afiliado independiente, quien hubiera podido garantizar un mínimo de credibilidad. Pero luego de esta elección se compromete la credibilidad en la imparcialidad y objetividad de este órgano tan importante en el desarrollo de un proceso electoral limpio, justo y equilibrado como merece nuestra organización.

Sólo podemos preguntarnos:

Si estas personas aceptaron violentar los Estatutos para obtener su puesto, ¿Qué otro tipo de violación a las reglas de la ANEP estarían dispuestos a llevar a cabo? ¿Qué clase de proceso electoral “transparente” pueden garantizar?

Denunciamos que en esta asamblea fue más que evidente, que los miembros de la Tendencia Trabajo están dispuestos a desconocer cualquier regulación de los Estatutos con tal de ganar. Como ya hemos señalado, se están gestando las condiciones para un posible fraude electoral en ANEP.

Estas jugadas sucias y antidemocráticas, evidencian la desesperación ante un movimiento que sigue creciendo. A pesar de no contar con tanto dinero como nuestros adversarios, de no contar con permisos sindicales, la Tendencia RESCATE sigue ganando militantes y simpatizantes.

Continuaremos en el proceso es nuestro compromiso con las y los afiliados que desean un cambio democrático dentro de la ANEP.
Seguiremos adelante, para rescatar la ANEP con democracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>