Terrorista Posada Carriles debe ser juzgado por sus crímenes

_ “Mientras miles de personas inocentes han muerto en Irak bajo el pretexto del ‘combate al terrorismo’, el gobierno de los Estados Unidos permite que un terrorista, confeso criminal, como Luis Posada Carriles pueda pasearse libremente por las calles de Miami, y eluda la justicia”_, denunció en la Asamblea Legislativa de Costa Rica el diputado José Merino del Río, presidente del Partido Frente Amplio.

Recordó el diputado Merino que las actividades criminales de Posada Carriles, durante 25 años al servicio de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) dejaron también su huella en Costa Rica, ya que estuvo vinculado, a la par de Orlando Bosh, a un intento de golpe de Estado, en contubernio con la Mano Blanca de Guatemala, contra el presidente de Costa Rica, Daniel Oduber Quirós en el año 1976, con el fin de instaurar en el país un régimen de extrema derecha similar al de Pinochet.

En ese mismo año ocurriría el atentado contra un avión de Cubana de Aviación, donde murieron setenta y tres personas, caso por el que fue sometido Posada Carriles a un juicio inconcluso en Venezuela, ya que escapó de la cárcel y de ese país.

Durante esos primeros años de la década del setenta, el grupo terrorista de Posada Carrilles y Orlando Bosh, colocaron varios artefactos explosivos, tanto en una misión diplomática de Costa Rica en Estados Unidos, como en el territorio nacional, dirigidos éstos últimos contra periódicos y organizaciones populares.

Luego de su escape de Venezuela, Posada Carriles perjudicó a Costa Rica, en la medida en que participó en el tráfico de armas y drogas para financiar la contrarrevolución en Nicaragua, durante la década de los ochentas, lo cual puso en peligro la paz y estabilidad de un país que tuvo que hacer valer su neutralidad en los conflictos armados.

En su última intentona terrorista, cuando pretendía asesinar al presidente de Cuba Fidel Castro, y según el expediente del juicio que se le siguió en Panamá a Posada Carriles, los explosivos con los que pretendía cometer el atentado, fueron introducidos a ese país por la frontera con Costa Rica.

La manera en que los Estados Unidos ha actuado en el caso de Posada Carriles, liberándolo y sin tramitar la solicitud de extradición del gobierno de Venezuela, para el diputado Merino enseña la doble moral y la ausencia de ética de la administración norteamericana.

“El Frente Amplio considera que Posada Carriles debe ser juzgado por crímenes que lo hacen aparecer como uno de los terroristas más notorios de Occidente, y que los Estados Unidos deben hacerlo en su territorio o tramitando la solicitud del gobierno venezolano”, manifestó finalmente el diputado Merino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>