7 mil personas trabajadoras empleadas públicas obligadas a “auto-despedirse”

  • ¡ENCUBIERTOS, PERO DESPIDOS A FIN DE CUENTAS!
  • Administración determinará cuál puesto es “prescindible”
  • “Economía” fiscal es inversamente proporcional al desastre social en desarrollo

Las 7 mil plazas de empleo público que el Gobierno pretende suprimir, como parte de su entrega al Fondo Monetario Internacional (FMI), anunciadas como “movilidad laboral”, en realidad serán despidos puros y duros, dado que será la administración de cada entidad la que, de manera unilateral y vertical, determinará su carácter de puesto de trabajo “prescindible”. No es difícil imaginar el grave enfrentamiento intra-institucional que esta dura realidad causará.

La injusta medida, impregnada de una fuerte carga ideológica anti-obrera, castigará, fundamentalmente, a las entidades del Poder Ejecutivo, básicamente los ministerios y los entes adscritos a los mismos. Medida más que injusta pues en este tipo de instituciones se devengan los salarios más bajos y precarizados de la Administración Pública costarricense, considerando que es el sistema de Servicio Civil que rige en las entidades del Poder Ejecutivo.

Estas 7 mil personas trabajadoras que perderían sus trabajos, por otra parte, así como sus familias, resultan víctimas inocentes, por cuanto la carga de la deuda pública y el obsceno e irracional pago de intereses de la misma está, precisamente, colocada en el Poder Ejecutivo-Ministerio de Hacienda.

Son estos exorbitantes y astronómicos montos los que asfixian las finanzas en el Estado central; no, el equivalente anual de esos 7 mil puestos de trabajo. La Auditoría Ciudadana de la Deuda le urge al país del pueblo trabajador.

Efectivamente, según cálculos que hace el Ministerio de Hacienda, 7 mil puestos de trabajo menos en el Poder Ejecutivo, al cabo de 4 años, solamente representará una rebaja presupuestaria de 390 mil millones de colones; es decir, apenas 97.5 mil millones por año.

Por el contrario, solamente en intereses de la deuda pública, estamos ya hablando de 5 puntos porcentuales de PIB, al año, 1 billón 875 mil millones de colones (1.875.000.000.000).

Comparemos: 7 mil despidos, equivaldría a 97 mil 500 millones de colones, al año; vs., intereses de la deuda: 1 billón 875 mil millones de colones, que se traduce en 5 puntos PIB: 1.875.000.000.000.000.

La “economía” fiscal es inversamente proporcional al desastre social de 7 mil familias más agregadas a la brutal tasa de desempleo y de informalidad que azota al pueblo costarricense.

Albino Vargas Barrantes, Secretario General

Wálter Quesada Fernández, Secretario General Adjunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>