Acerca de la huelga en Limón: RECOPE y JAPDEVA deben ser fortalecidas

En el actual conflicto huelguístico que afecta a ambas instituciones, la ANEP se pronuncia en demanda de la más decidida, clara y estratégica acción del actual Gobierno, para atender aquellas demandas de las respectivas organizaciones sindicales, que procuren el fortalecimiento institucional y financiero de estas dos estratégicas empresas públicas, de enorme trascendencia para el país, en general y, particularmente, para la Provincia de Limón.

Aunado a lo anterior, es real el largo Vía Crucis histórico de toda la comunidad limonense para que las distintas administraciones atiendan sus legítimas demandas para una mejor calidad de vida, con eficientes servicios públicos de acceso universal, brindados en condiciones de óptima calidad y oportunidad.

Lamentablemente, esto no ha sido así hasta el día de hoy, para la enorme mayoría de la población de la Provincia de Limón; y, cuando ha habido inversión social, la misma no ha obedecido un verdadero plan de desarrollo integral, de visión futurista, dando paso a la ocurrencia, a la politiquería y al desperdicio de recursos.

Toda esta situación no podrá resolverse, con eficacia, sin los instrumentos jurídicos ágiles para la promoción de una política pública integral, con sentido estratégico, que atienda, globalmente, la enorme cantidad de problemas socioeconómicos acumulados en esa rica pero olvidada región de nuestro país.

Vistas así las cosas, la ANEP considera necesario manifestarse ante la opinión pública en los siguientes términos:

1.

Demandamos del Gobierno de la República acciones claras y contundentes, de compromiso efectivo, pronto y verificable, para poner en práctica las medidas correspondientes para el fortalecimiento de RECOPE y de JAPDEVA, con base en el estratégico rol que desempeñan para el desarrollo nacional.

2.

Demandamos respeto a la libre determinación del uso del derecho constitucional de huelga que le asiste a los trabajadores y a las trabajadoras de ambas instituciones, para reclamar por esta vía los incumplimientos que en tal sentido han sido deshonrados hasta el momento.

3.

Demandamos valorar una especie de declaratoria de emergencia de la situación social y económica de los y de las limonenses, que permita la ejecución de políticas públicas de asistencia y de promoción social con la urgencia que requiere la atención de la acumulación de todas aquellas justas demandas postergadas por tanto tiempo, a lo largo de las últimas administraciones, incluida la actual.

4.

Demandamos una acción de diálogo urgente, de efectividad, transparencia y con garantes de amplio prestigio y reconocimiento ciudadano, para terminar con el grave conflicto huelguístico en desarrollo; considerando que el mismo demanda un gran despliegue policial que afecta la seguridad ciudadana en importantes núcleos de población, altamente afectados por el flagelo de una delincuencia creciente que actúa con enorme violencia contra las personas indefensas. Es necesario construir un nuevo tipo de diálogo porque su forma tradicional de desarrollo y lo que ha sido el respeto a los compromisos adquiridos, justifican la desconfianza creciente en los sectores sociales (incluidos los sindicatos), en este importante instrumento de paz social.

5.

Demandamos condiciones aptas de dignidad laboral para el personal de la Fuerza Pública inmerso en esta situación de emergencia, que está siendo destinado a enfrentar a sus hermanos de clase trabajadora, a raíz del conflicto en desarrollo.

San José, 16 de setiembre del 2003.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>